LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


LOS ASALARIADOS DECLARAN A HACIENDA QUE GANAN EL TRIPLE QUE LOS EMPRESARIOS


Seguir a @PIRENAICADIGITA


LOS ASALARIADOS DECLARAN A HACIENDA QUE GANAN EL TRIPLE QUE LOS EMPRESARIOS

Carlos Sánchez - elconfidencial.com

24.557 euros al año frente a 7.845

Los datos proceden de la Agencia Tributaria. Los asalariados declaran unas rentas 3 veces más altas que los empresarios. El IRPF sigue siendo un impuesto de los empleados por cuenta ajena

¿Cuál es la renta media de las actividades empresariales? Pues, según el informe anual sobre recaudación tributaria, 7.845 euros en 2014, lo que supone un 1,9% más que el año anterior.

¿Y la renta de los asalariados? Según esa misma fuente, el salario medio de los trabajadores por cuenta ajena ascendió a 24.557 euros. Pero con una significativa diferencia en función de quién sea el pagador. Mientras que el salario medio en el sector público se situó el año pasado en 33.531 euros, en el sector privado ascendió a 22.392.

Eso quiere decir que la renta media de los empresarios se sitúa en niveles muy parecidos a las que obtienen los parados: 7.797 euros, según lo declarado en el Impuesto sobre la Renta. Y claramente por debajo de los 13.786 euros que, como media, reciben los pensionistas a la luz de la última información tributaria.

¿Y cuánto ganan los profesionales? Pues, según lo declarado a Hacienda, 22.850 euros al año, una cantidad muy parecida a las rentas medias de los asalariados del sector privado.

Los datos anuales de la Agencia Tributaria son la mejor aproximación a la estructura impositiva del país, y ponen de relieve cómo el Impuesto sobre la Renta, pese a las sucesivas reformas desde su implantación (1977), continúa siendo un tributo que descansa fundamentalmente entre los asalariados, mientras que otro tipo de rentas son capaces de aminorar la carga fiscal de forma relevante por diversas razones: deducciones, desgravaciones o, simplemente, ocultación de rentas.

RENTAS Y RETENCIONES DEL TRABAJO

(Millones de euros, salvo indicación)

 

2010

2011

2012

2013

2014

CONTABILIDAD NACIONAL

 

 

 

 

 

Remuneración por asalariado (euros)

34.402

34.699

34.492

35.068

34.994

 

 

 

 

 

 

RENTAS MEDIAS FISCALES (euros)

 

 

 

 

 

Salario medio

25.245

25.312

24.690

24.814

24.557

Público

33.974

34.035

32.160

33.408

33.531

Privado

23.107

23.193

22.867

22.700

22.392

Pensión media

12.573

13.064

13.326

13.604

13.786

Prestación media por desempleo

8.513

8.453

8.442

8.365

7.797

Ventas medias de empresarios agrarios

16.660

17.521

18.772

19.435

20.925

Ingresos medios de profesionales

24.457

23.669

22.876

22.385

22.850

Renta media retenida

20.992

21.244

20.784

20.719

20.753

La principal novedad en 2014 respecto de otros ejercicios es que los ingresos por pagos fraccionados de empresarios y profesionales ascendieron a 1.996 millones en 2014, lo que representa un incremento del 7,1%, muy por encima del resto de rentas.

Este dato, sostiene la Agencia Tributaria, “constituye un cambio de tendencia” ligado a la evolución de las rentas de los empresarios personales, pese a lo cual los pagos recaudados en 2014 se sitúan todavía un 39% por debajo de los recaudados en el máximo histórico, alcanzados siete años antes. La renta media declarada de los empresarios alcanzó en 2010 los 8.454 euros y hoy se sitúa, pese al repunte, en 7.854.

PAGOS FRACCIONADOS DE EMPRESARIOS Y PROFESIONALES

(Millones de euros, salvo indicación)

 

2010

2011

2012

2013

2014

Empresarios y profesionales (miles)

3.250

3.260

3.254

3.276

3.345

Renta empresarial media (euros)

8.454

7.994

7.665

7.701

7.845

Renta de la empresa

27.479

26.062

24.942

25.229

26.238

Rentas medias

El aumento de las rentas empresariales tiene que ver, casi a partes iguales, con la recuperación del número de empresarios y profesionales y con el aumento de las rentas medias que ingresaron en el año. El tipo efectivo observado también aumentó un 3,6%, sin que se hubieran aprobado cambios legales relevantes.

La subida se explica por el mayor dinamismo de los empresarios acogidos al método de estimación directa (12,5%), mientras que los pagos por estimación objetiva (módulos) aún se redujeron un 4,2%.

La importancia de la demografía empresarial desde el punto de fiscal no es, desde luego, irrelevante. Como recuerda Hacienda, si se suman todos los empresarios (por IRPF y por Impuesto de Sociedades, individuales y societarios), el número total se situó en 2013 en 4,79 millones, con un ligero aumento del 0,5%.

Es decir, un número verdaderamente importante que determina la capacidad de recaudación tributaria. Incluso si se eliminan los que declaran por Sociedades, el número de empresarios y profesionales asciende a 3,3 millones, con ligeras subidas en los dos últimos años tras el fuerte retroceso registrado en los años anteriores a consecuencia de la crisis económica.

Esa recuperación en el número de empresarios es lo que explica el aumento de los declarantes de IVA, que no había dejado de caer desde la recesión. En concreto, El número de declarantes de Impuesto sobre el Valor Añadido aumentó un 0,8% en 2013 (últimos datos disponibles), tras un largo período de caídas continuadas desde la declaración correspondiente a 2007, cuando se rozaron los 3,5 millones de declarantes.

Los datos de la Agencia Tributaria revelan que los ingresos totales por IRPF subieron el 3,9% en 2014. Hacienda lo achaca a la creación de empleo y al incremento de los beneficios de los empresarios individuales, aunque también al “sostenido aumento de la masa de pensiones” y el intenso crecimiento de las ganancias patrimoniales, nada menos que un 40,2%. En concreto, por la evolución de los fondos de inversión y otras rentas, hasta los 10.921 millones de euros. Las ganancias patrimoniales han vuelto, de hecho, a niveles de 2010.

Esta recuperación de la actividad económica se pone de manifiesto en la información más relevante que proporciona la Agencia Tributaria. En 2014, la base imponible agregada de los principales impuestos aumentó un 2,7%, tras 6 años consecutivos de caídas, que supusieron una merma acumulada cercana al 17%. ¿La causa? La mayor actividad económica y el cambio de la política fiscal. El año pasado, el Gobierno congeló la subida de impuestos.