LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


22 CARGOS ORGÁNICOS DE UGT Y CCOO COBRARON DE TRAGSA SIMULANDO UNA RELACIÓN LABORAL INEXISTENTE


Seguir a @PIRENAICADIGITA


22 CARGOS ORGÁNICOS DE UGT Y CCOO COBRARON DE TRAGSA DURANTE AÑOS SIMULANDO UNA RELACIÓN LABORAL INEXISTENTE

Begoña P. Ramírez – infolibre.es

Fueron despedidos por la empresa pública en 2012 y 2014; 12 de ellos, de UGT, la demandaron ante el juez por vulneración de la libertad sindical

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid declaró que no existió relación laboral y que ésta, “ciertamente peculiar”, carece de cobertura legal desde 2012

Un pacto con UGT y CSI-F permitió desde 1988 que administraciones y empresas públicas pagaran a dirigentes sindicales que no trabajaban para ellas

Tragsa pagó las nóminas durante dos décadas al menos a 22 cargos orgánicos de UGT y CC OO que nunca trabajaron para la empresa pública. Todos ellos firmaron contratos que fueron renovándose cada seis meses. Algunos llegaron a suscribir hasta 25 contratos de este tipo a lo largo de los años. Pero no era más que una contratación meramente formal, por la que recibían un salario, idéntico en todos los casos.

Tragsa hizo lo mismo que otras empresas y administraciones públicas, que aplicaron un pacto firmado en 1988 con los sindicatos UGT y CSI-F. En todos sus contratos figuraba Madrid como lugar de trabajo, pese a que ninguno de ellos residía en la capital, y percibían el mismo sueldo estándar de 2.272 euros al mes. Todos ellos menos uno, que se ha jubilado, se mantienen en sus respectivos cargos en sus sindicatos.

El Gobierno eliminó esta práctica en 2102, y Tragsa despidió ese año a 10 de los 22. El resto fueron definitivamente despedidos en abril de 2014. UGT recurrió los despidos de sus cargos ante los tribunales. La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que está recurrida ante el Supremo, declara probado que:

“ninguno de los despedidos ha prestado servicios en ningún momento para la empresa demandada, ni han sido seleccionados por ésta, ni han sido representantes de los trabajadores ni han sido elegidos por éstos para ningún cargo sindical”.

Para UGT, “todo es perfectamente legal, como en el resto de las empresas públicas y privadas: se acumulan horas sindicales para liberar a algunos trabajadores”, y denuncia que los despidos fueron una represalia de Tragsa por la negativa de UGT a firmar el acuerdo del ERE.

CC OO traslada a la anterior ejecutiva la responsabilidad de estos “peculiares”contratos. “Somos una nueva generación y ésas son prácticas del pasado”. Este sindicato no recurrió los despidos de sus cuatro liberados en Tragsa, y añaden que están “a favor de que haya liberados sólo según las reglas establecidas en los convenios colectivos”.

Entre los despedidos figuran el secretario de Política Sindical de MCA-UGT (la federación de construcción) de Cantabria; los secretarios generales de MCA-UGT de Extremadura, Alicante, La Rioja, Sevilla, Segovia, Ourense y Huelva; el responsable de Política Sectorial de MCA-UGT en Aragón; el secretario de Negociación Colectiva de Andalucía y el de Organización de MCA-UGT en Galicia.