LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


COMUNICADO DE LA PLATAFORMA DE SINDCALISTAS



Seguir a @PIRENAICADIGITA

COMUNICADO SOBRE EL ACUERDO PARA EL “PROGRAMA EXTRAORDINARIO DE ACTIVACIÓN PARA EL EMPLEO”

Plataforma de Sindicalistas

RECHAZAMOS LA FIRMA DE UN NUEVO ACUERDO QUE BENEFICIA, SOBRE TODO, AL GOBIERNO

El gobierno aporta ahora un gasto de entre 1.000 y 1.200 millones de € en 15 meses cuando sólo en 2014 ha recortado las prestaciones por desempleo en cerca de 6.000 millones de € endureciendo los requisitos

¡Subsidio indefinido para todos los parados, hasta que se les ofrezca un trabajo digno!

Basta de balones de oxígeno a Rajoy. Nuestros sindicatos deben movilizar para echar al Gobierno y su política de reformas laborales, destrucción de lo público y criminalizar las libertades.

Este lunes, los dirigentes de UGT y CC.OO., junto con los de CEOE y CEPYME y el gobierno, han escenificado solemnemente la firma en la Moncloa de un nuevo acuerdo, de- nominado  “Programa  Extraordinario  de  Activación  para  el Empleo”, por el que se establece una ayuda económica de 426 euros mensuales, que podrán percibir durante seis meses los parados de larga duración con cargas familiares que lleven al menos 6 meses sin cobrar prestaciones. Además, dicen, el Programa, tiene por objetivo la inserción laboral de este colectivo, a través de un “tratamiento individualizado desde los Servicios Públicos de Empleo, que se ajuste a su perfil profesional”.

Por supuesto, es positivo cualquier alivio para la situación de los parados de larga duración, no estamos en contra de las ayudas. Sin embargo, nos parece que este acuerdo es completamente insuficiente, es un pequeño parche, tiene una evidente utilización electoral por parte del Gobierno, que además le sirve de aval para continuar el grueso de su política, responsable del aumento del paro, de la precarización del empleo con la reforma laboral y del progresivo desmantelamiento de las prestaciones por desempleo a las que tenemos derecho. Se debería luchar por un plan estatal para crear empleo y por un auténtico subsidio indefinido para los parados hasta que se les ofrezca un trabajo digno.

Como militantes sindicales que compartimos las dificultades de nuestra clase somos solidarios con que miles de personas sin ningún ingreso perciban una ayuda (aunque, si encuentran empleo durante la duración de la misma, la ayuda pasaría a percibirla el empresario que les contrata, descontándola del salario que debería pagar), pero es lícito preguntarse qué “itinerarios personalizados” pueden ofrecer a estos desempleados unos servicios públicos de empleo sobresaturados por más de 4 millones y medio de inscritos y sometidos a enormes recortes de plantilla.

Ahora bien, la cuestión fundamental no es esa. La cuestión es que el Gobierno, con un gasto de entre 1.000 y 1.200 millones de euros a lo largo de los 15 meses de duración previstos, obtiene un gran activo: la desmovilización de las Confederaciones, enredadas en 13 mesas de supuesto “diálogo social”, y una nueva foto con los dirigentes de UGT y CC.OO. que desmoraliza a los trabajadores y a la juventud.

Hay que recordar que ese dinero no es más que una pequeña parte de los 4.500 a 6.000 millones que ha dejado de pagar en 2014 en prestaciones de desempleo, por la reducción de derechos y el endurecimiento de requisitos de los parados para cobrarlas, o un 2% de lo que se gasta al año sólo en intereses de la deuda pública.

Mientras el Gobierno se hace la foto de la firma del acuerdo, los Presupuestos del Estado mantienen la congelación salarial y la reducción de plantillas en las Administraciones Públicas. Es decir, la destrucción de los servicios públicos. También imponen una subida del 0,25% para las pensiones. El Gobierno mantiene el salario mínimo en niveles de miseria. Y la Reforma Laboral sigue en pie provocando bajadas de salarios (según la Unión Europea, de entre el 5 y el 20%), y obligando a miles de trabajadores a hacer horas extras gratis, como acaban de denunciar los inspectores de trabajo.

Mientras se preparaba para la firma, hacía aprobar en el Congreso la Ley-Mordaza que criminaliza las protestas sociales, al mismo tiempo que la fiscalía, ejecutando sus órdenes, persigue a más de 300 sindicalistas por ejercer el derecho de huelga, pidiendo penas de muchos años en los casos en que ya se ha pronunciado. Y la Ley Wert sigue expulsando a miles de estudiantes de las universidades mientras miles de profesores, médicos y enfermeras han sido despedidos de unos servicios públicos grave- mente tocados por los recortes.

Los trabajadores esperan y necesitan otra cosa de las dos grandes confederaciones sindicales: que dejen de firmar acuerdos y mantener conversaciones de las que sólo pueden salir, como mucho, migajas, con el gobierno del corrupto PP y organicen, junto con todos los máximos responsables de las organizaciones que dicen defender los intereses de la mayoría trabajadora, la movilización para recuperar los derechos, salarios y servicios perdidos.

La Plataforma de Sindicalistas, que agrupa a militantes de CC.OO. y UGT y de otras organizaciones, hace campaña para que nuestras organizaciones se pongan de acuerdo para convocar una gran marcha a Madrid para poner fin a este gobierno y a sus políticas de destrucción: las reformas laborales que deterioran la negociación colectiva y destrozan los convenios colectivos, esencia misma del sindicalismo, así como  las graves  reformas de pensiones, los recortes y las privatizaciones en los servicios públicos.

Al mismo tiempo, es fundamental y urgente, que nuestras confederaciones defiendan a los 300 sindicalistas procesados por participar en piquetes informativos. Nuestros sindicatos deben liderar una gran movilización social para defender el conjunto de derechos democráticos y libertades en nuestro país. Efectivamente, la huelga no puede seguir siendo un delito, nuestros sindicatos deben impedir que el gobierno siga utilizando el código penal para pedir que los sindicalistas vayan la cárcel por hacer huelgas; nuestros sindicatos deben exigir que no se criminalice la protesta social con la ley mordaza. Con el diálogo y las fotos con Rajoy no se acaba con el punto 3 del 315 que permite pedir, a los fiscales a las órdenes del Gobierno, 120 años de cárcel por huelga. Al revés, los fiscales, recurren sentencias absolutorias.

Desde la Plataforma de Sindicalistas, combatimos para que nuestras confederaciones organicen unidas, coincidiendo con la nueva vista oral a los 8 de Airbus el 11 de febrero,  la más amplia campaña y movilización para exigir  al Gobierno la retirada de todas las amenazas procesales y la derogación del franquista artículo 315.3, elemento clave para criminalizar al movimiento obrero  e impedir el derecho  de huelga.

Ese acuerdo entre nuestras organizaciones para defender reivindicaciones, derechos y libertades, es la foto que necesitan los trabajadores de este país.

Luis González (CC.OO.), Pablo García-Cano (CC.OO.), Rafael Aguilera (UGT), Juan Miguel Fernández (UGT), Mariano Muñoz (UGT), Jesús Béjar (CC.OO.).

Delegación que se entrevistó el 30 de octubre de 2014 con los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio F. Toxo y Cándido Méndez, para hacerles entrega de las 2.000 firmas de afiliados y responsables sindicales de la carta “Ante el diálogo social: Basta de balones de oxígeno a Rajoy”.

Plataforma de sindicalistas por la independencia y la Democracia sindical

plataformasindicalistas.blogspot.com

plataformasindicalistas@gmail.com