LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


MÁS DEL 90% DE LOS CONTRATOS SUSCRITOS HASTA JULIO FUERON TEMPORALES


Seguir a @PIRENAICADIGITA


MÁS DEL 90% DE LOS CONTRATOS SUSCRITOS HASTA JULIO FUERON TEMPORALES

Isabel Munera - elmundo.es

Hasta 50 contratos por una misma actividad

Los contratos de 7 días o menos repuntan hasta julio y alcanzan los 2,6 millones

La duración media hasta finales de este mes se situó en 54 días

Los contratos de una semana o menos no son una excepción en España sino, desgraciadamente, una realidad. Según los datos proporcionados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), entre enero y julio de 2015 superaron la cifra de 2,6 millones y supusieron casi el 25% de las contrataciones, 7 décimas más que los suscritos un año antes.

En concreto, en este periodo se firmaron 2.633.296 contratos de una semana o menos, lo que supone el 24,9% del total, mientras que un año antes la cifra fue ligeramente inferior 2.302.511 de contrataciones, el 24,2 % del conjunto.

La duración media de los contratos a 31 de julio era de 54 días, 4 más que un año antes, cuando la media estaba en 49,9 días.

Además, del total de contratos firmados desde enero hasta el 31 de julio (10.572.024), más del 90% (91,7%) fueron temporales mientras que los indefinidos tan sólo ascendieron a 883.570, lo que representa el 8,3% del total.

Para el economista Luis Zarapuz, del gabinete económico de CCOO, este repunte de los contratos de corta duración es congruente con una salida de la crisis enmarcada en el empleo precario. A su juicio, durante la crisis se aprovechó para dar una vuelta al mercado de trabajo y se dio más facilidades para que las empresas contrataran barato.

También precisó, en declaraciones a EFE, que no todos los contratos suponen un empleo, dado que una persona puede firmar un contrato todas las semanas y acumular hasta 50 contratos para una misma actividad.

'Parcialidad involuntaria'

Asimismo, insistió en que en todas las salidas de la crisis lo primero que se recupera es la contratación temporal y cuando las cosas van bien, entonces puede que se evolucione a contratos indefinidos.

En opinión de la economista Teresa García, del gabinete económico de UGT, los contratos de esta duración son "una barbaridad", y recordó que en 2008, al comienzo de la crisis, los contratos de una semana o menos representaban un 15%, 10 puntos menos que en la actualidad.

García señaló que si bien se entiende que tras una crisis el empresario tiene miedo a contratar, no es bueno que la parcialidad involuntaria crezca en estos términos.

En su opinión, si realmente se estuviera saliendo de la crisis, deberían estar alargándose las duraciones de los contratos.

Aunque el director del Instituto de la Juventud (Injuve), Rubén Urosa Sánchez, afirmó que no cree que el empleo al que acceden los jóvenes sea precario, lo cierto es que de los 2,6 millones de contratos firmados hasta julio de 2015 con una duración de 7 días o menos, un 37 % fue suscrito por personas con edades comprendidas entre los 16 y 29 años, siendo el colectivo entre 20 y 29 años el que copó más contratos con esta duración.

Los sectores donde más contratos de este tipo se han firmado han sido:

- la hostelería (909.821)

- la industria manufacturera (293.999)

- las actividades administrativas (286.721)

- las actividades recreativas y de entretenimiento (212.122).