LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


¿QUÉ HAY DETRÁS DEL NUEVO LÍMITE PARA APLAZAR LAS DEUDAS CON HACIENDA?


Seguir a @PIRENAICADIGITA


¿QUÉ HAY DETRÁS DEL NUEVO LÍMITE PARA APLAZAR LAS DEUDAS CON HACIENDA?

Carlos Cruzado - Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) - nuevatribuna.es

Según la propia Agencia Tributaria, el año pasado hubo 25.000 peticiones de aplazamiento de deudas desde los 18.000 euros hasta los 30.000 euros por un importe global de más de 2.500 millones de euros.

En la recta final de la legislatura, el Gobierno está acelerando la aprobación de medidas fiscales o anticipando su entrada en vigor. Es el caso del próximo aumento del límite para aplazar deudas con Hacienda sin tener que aportar garantías, avales o hipotecas.

Hace unos días la Agencia Tributaria anunció que los contribuyentes -tanto empresas como particulares- podrán aplazar sus deudas hasta un máximo de 30.000 euros, un salto considerable, ya que hasta ahora esa cantidad se limitaba a los 18.000 euros. También se bajarán los intereses de demora a partir del próximo año, desde el 4,37% hasta el 3,75%, lo que aumenta las facilidades para los deudores que aplacen pagos.

ALGUNAS EXCEPCIONES

Ahora bien, no todos los particulares o empresas con deudas de hasta 30.000 euros podrán librarse de presentar garantías, pues la Agencia Tributaria mantiene que las deudas generadas por no ingresar las retenciones del IRPF continúan siendo inaplazables. Tampoco podrán acogerse a esta medida las deudas para las que el Código Aduanero Comunitario establece una regulación independiente.

Según la propia Agencia Tributaria, el año pasado hubo 25.000 peticiones de aplazamiento de deudas desde los 18.000 euros hasta los 30.000 euros por un importe global de más de 2.500 millones de euros. Así justifican que se haya tomado ahora esta decisión.

Cuando se inició la crisis y las entidades bancarias cerraron las facilidades crediticias de golpe, desde Gestha pedimos que se flexibilizaran las exigencias de garantías para los morosos con la Agencia Tributaria hasta que en abril de 2009 se aumentó la dispensa de garantías hasta los 18.000 euros y se bajó el tipo de interés de demora.

El objetivo no era otro que favorecer el pago de las deudas a través de una serie de políticas excepcionales para evitar asfixiar a los contribuyentes e impulsar la recaudación a la vez que se reducen los niveles de morosidad.

Otra cosa es ampliar esas facilidades de forma tan amplia como se ha anunciado y cuando se está en el límite de la legislatura para que el Gobierno que aprueba esa norma, sea el mismo que soporte las consecuencias de su aplicación.