LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


LAS JUBILACIONES ANTICIPADAS DESBORDAN LAS PEORES PREVISIONES


Seguir a @PIRENAICADIGITA


LAS JUBILACIONES ANTICIPADAS DESBORDAN LAS PEORES PREVISIONES Y YA SUPONEN EL 44%

Carlos Sánchez – elconfidencial.com

LA EDAD MEDIA DE JUBILACIÓN SIGUE BAJANDO

La edad media de jubilación, lejos de aumentar, como pretendía el Gobierno, sigue descendiendo. Esto se debe a que las jubilaciones anticipadas continúan creciendo, sobre todo en las grandes empresas

Uno de los objetivos confesados de las últimas reformas de las pensiones era frenar la sangría de las jubilaciones anticipadas. El resultado, sin embargo, está siendo muy distinto al esperado por el Gobierno actual y el anterior.

Cuatro de cada diez jubilados durante el primer semestre de este año lo hacen de forma anticipada. Y lo que es mucho más significativo, la proporción, lejos de decrecer, ha aumentado.

En 2013, el 38% de los jubilados lo hacía antes de los 65 años; un año más tarde, ese porcentaje había aumentado hasta el 41,3%, y en 2015, hasta el pasado 30 de junio, ya se ha alcanzado el 43,9%, y con una tendencia creciente.

El resultado, como no puede ser de otra manera, es que la edad media de jubilación, lejos de aumentar, como se pretendía, ha vuelto a descender. Se sitúa en estos momentos, en concreto, en 64 años, por debajo de los 64,1 años de un año antes o los 64,3 que se registraban al aprobarse los cambios en el sistema de pensiones. Justo lo contrario sucedió en los años anteriores, en los que la edad media de jubilación fue creciendo en coherencia con el endurecimiento de las jubilaciones anticipadas y de las prejubilaciones.

Número de altas de jubilación (excepto SOVI) ->

http://www.ecestaticos.com/image/clipping/939/3db4986fde93bc4512bbfadc2ff80056/imagen-sin-titulo.jpg

La última reforma laboral (2012), que ha facilitado en gran medida los procesos de reconversión en grandes empresas, puede explicar este fenómeno, que va en dirección opuesta a la exposición de motivos de la reforma de 2011, en la que se recordaba que los Consejos Europeos de Lisboa, Estocolmo, Gotemburgo, Barcelona, Bruselas promovieron como prioridades “la prolongación de la vida activa y la desincentivación de la jubilación anticipada”. El propio Pacto de Toledo –firmado por todos los partidos– censuraba que las jubilaciones anticipadas se habían convertido, básicamente, en una fórmula más de regulación de empleo.

Las cifras aparecen en el Informe Económico Financiero de la Seguridad Social, y en cifras absolutas reflejan que, de las 152.919 jubilaciones que se produjeron entre enero y junio de este año, 67.139 fueron anticipadas, lo que representa un aumento del 7,4% en términos anuales. Para hacerse una idea de lo que significa esta tasa hay que tener en cuenta que el número de pensiones 'no anticipadas' está cayendo a un ritmo del 8%.

El número de nuevos pensionistas, por lo tanto, está creciendo exclusivamente por quienes se jubilan antes de la edad legal de jubilación, que hoy es variable, como regla general, en función del número de años cotizados con el horizonte de los 67 años. Hoy se sitúa en 65 años y 3 meses.

Reconversiones que acaban en la Seguridad Social

Las causas de esta evolución de las jubilaciones anticipadas son múltiples.

En primer lugar, por la persistencia de algunos de procesos de reestructuración empresarial, como sucede en el sector financiero, y más recientemente en grandes empresas como Indra. Ni siquiera la penalización impuesta en su día por el Ministerio de Empleo ha servido.

A las grandes empresas les sale más rentable pagar la multa que mantener sus actuales plantillas. Pero también porque muchos trabajadores parecen haber asumido que cualquier futura reforma de las pensiones empeorará la situación actual y prefieren hacerlo antes.

Edad media de las altas de jubilación por género ->

http://www.ecestaticos.com/image/clipping/939/7b720ce2ea8fe03cb758385d93531230/imagen-sin-titulo.jpg

De hecho, lo que expresan las cifras oficiales es que, de cada 10 trabajadores jubilados, algo más de 3 lo hacen de forma anticipada, aunque ello suponga la aplicación de los distintos coeficientes reductores que prevé la legislación actual. Es decir, aunque ello suponga empeorar la cuantía de su pensión inicialmente prevista. De hecho, la mitad de los nuevos jubilados lo hace anticipadamente de forma voluntaria. Tanto las pensiones sin coeficientes reductor como las especiales a los 64 años son cada vez más irrelevantes en términos numéricos.

Detrás de este fenómeno se encuentra, igualmente, la estrategia de muchas empresas (fundamentalmente las grandes) de sustituir salarios más elevados (en los que cuenta tanto la antigüedad como el coste en diferido del despido) por empleo normalmente más precario y de menor retribución.

El fuerte incremento de las jubilaciones anticipadas contrasta con lo que está sucediendo en el caso de aquellos trabajadores que deciden prolongar su actividad más allá de la edad legal de jubilación, otro de los objetivos de la reforma de las pensiones. Pues bien, según los datos oficiales, apenas 22.354 jubilados se han acogido a la posibilidad de jubilación activa, que permite compatibilizar el trabajo con el 50% de la pensión. Lo relevante es que de esa cantidad nada menos que un 84% son trabajadores autónomos, cuando su peso en el conjunto de la ocupación apenas representa el 20%.

Eso quiere decir que únicamente 3.577 trabajadores por cuenta ajena, asalariados, se han acogido a la posibilidad de mejorar su jubilación prolongando la edad de retiro.

La última reforma de las pensiones establece una mejora adicional en función de los años cotizados acreditados:

- con 25 años cotizados, la bonificación es del 2%

- entre 25 y 37 años, del 2,75%

- a partir de los 37 años del 4%.

Este incentivo ha continuado sin funcionar durante el primer semestre de este año. Y el resultado es que los españoles con trabajo cada vez se jubilan antes.