LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


LAS EMPRESAS SE SALTAN LOS CONVENIOS PARA NO SUBIR SALARIOS


Seguir a @PIRENAICADIGITA


LAS EMPRESAS SE SALTAN LOS CONVENIOS PARA NO SUBIR SALARIOS

Mercedes Jansa - elperiodico.com

El 90% de los descuelgues de los pactos entre empresa y trabajadores se deben a las retribuciones y el 71,5% afectan al sector servicios

Una de las principales consecuencias de la reforma laboral ha sido la devaluación salarial. El recorte de las retribuciones de los trabajadores en los últimos años ha llegado por varias vías, una de las más importantes (otra es la precariedad de los nuevos contratos y la doble escala salarial que están introduciendo) es la congelación salarial o la inaplicación de subidas ya pactadas en convenios que han quedado en suspenso hasta que las empresas mejoren su situación económica.

A pesar de que la economía sigue creciendo, las empresas siguen saltándose los convenios para no subir sueldos. En los 7 primeros meses de este año el 89,9% de las inaplicaciones de los convenios se ha debido al descuelgue por la cuantía salarial pactada en el convenio o al conjunto del sistema de retribuciones de la empresas o del sector. La mayoría de las empresas afectadas (71,5%) se concentran en el sector servicios y son pymes, de entre 1 y 49 trabajadores.

No aplicación de los convenios y Trabajadores afectados y No aplicación de los convenios por condiciones de trabajo no aplicadas ->

http://especiales.elperiodico.com/comunes/graficosEEPI/infographics/2016/agosto/convenios3.jpg

Entre enero y julio del 2016 se han presentado ante las autoridades laborales un total de 903 inaplicaciones de convenios que afectan a 21.460 trabajadores, según la estadística del Ministerio de Empleo. La gran mayoría de ellas (91,5%) han sido por acuerdo entre la empresa y la representación de los trabajadores, lo que ha reducido el nivel de conflictividad laboral, y se ha concentrado (97,7%) en convenios de ámbito superior a la empresas, sea territorial o sectorial.

SUBIDA INFERIOR AL PACTO

En este periodo de tiempo se tiene constancia de 2.331 convenios con efectos económicos que implican a 683.347 empresas y 5.756.926 trabajadores.

La subida salarial media es del 1,11%, un porcentaje 4 décimas por debajo del 1,5% acordado como recomendación en el acuerdo de negociación colectiva (AENC) firmado hace poco más de un año entre las patronales CEOE y CEPYME y los sindicatos CCOO y UGT.

La acción de los sindicatos pasa por recuperar el poder adquisitivo perdido mediante la vuelta a subidas salariales más consistentes. En este sentido, CCOO reconoce que con un nivel de inflación en negativo (0,6% en julio) la subida salarial supone una "cierta recuperación" del poder adquisitivo de los trabajadores, aunque está por debajo de los compromisos alcanzados con la patronal porque aún hay muchos asalariados con sus sueldos congelados no solo en este  año y el pasado sino en años anteriores, desde el estallidos de la crisis.

De los convenios registrados en los 7 primeros meses del año, 166.577 trabajadores tienen congelación salarial y unos 2 millones han tenido una subida inferior al 1,11%. Asimismo 3,6 millones de empleados han tenido un aumento superior a la media, según los datos extraídos por CCOO de la estadística de convenios del Ministerio de Empleo.

El sindicato valora en todo caso que en lo que llevamos del 2016 hayan disminuido las inaplicaciones respecto de años atrás. (MENOS DA UNA PIEDRA)

El que fuera ministro de Trabajo con José Luis Rodríguez Zapatero, coincidiendo con el inicio de la crisis, Valeriano Gómez, considera que el ajuste salarial derivado de la reforma tiene tintes históricos. En un análisis publicado en el informe económico y financiero de Esade correspondiente al primer semestre del año, Gómez calcula que en el 2012, primer año de la reforma laboral del PP, los salarios medianos disminuyeron el 6%, la mayor caída anual en términos reales en los últimos 40 años.

Por el contrario, Álvaro Nadal, director de la oficina económica del presidente del Gobierno, considera que la reforma laboral "ha equilibrado" las condiciones de negociación entre los que llevan más tiempo en las empresas y los que acaban de llegar y reconoce que "al no poder depreciar la moneda" la devaluación salarial se presenta como la única vía, a su juicio, para ganar competitividad (OJO).

MENOS TRABAJADORES

En todo caso esta mejora de la negociación colectiva tiene un lado oscuro y es el descenso en el número de empleados protegidos por un convenio. En el 2014 los acuerdos con efectos económicos firmados entre empresarios y sindicatos superaron en casi 600 a los del 2013 y afectaron a casi 40.000 empleados más.

Las cifras aún provisionales del 2015 son muy parecidas a las del año anterior pero la diferencia es que hay 1.358.000 trabajadores menos protegidos que en los convenios del 2014.

Este año también se registra un menor número de empleados porque el año pasado se firmaron los convenios con mayor número de trabajadores. Por ello el número de personas afectadas por los 598 convenios registrados entre enero y julio del 2016 son bastante menos que las incluidas en los 555 convenios en el mismo periodo del 2015.

LA JORNADA LABORAL HA SUBIDO EN CUATRO AÑOS

En los convenios registrados hasta julio la jornada laboral media pactada es de 1.756,9 horas al año por trabajador. Son 13 horas más que las pactadas en la negociación colectiva del 2012, primer año de la reforma laboral.

Cuando la negociación colectiva se refiere al ámbito sectorial y superior a la empresa, la jornada para este año se incrementa en 45,3 horas anuales por encima de la media, mientras que en el 2012 el incremento fue menor, de 37 horas.

Con la reforma laboral se ha consolidado la jornada parcial, aunque los sindicatos denuncian el abuso de los contratos de este tipo, pensados en todo caso como elemento de flexibilidad ante épocas de crisis.

Estudios recientes indican que solo el 6% de las personas que buscan empleo prefiere que sea a tiempo parcial, y más del 60% de los que tienen este tipo de jornada la acepta porque no hay otra posibilidad de empleo.

Tampoco son una garantía de estabilidad en el empleo porque solo el 5% de los contratos a tiempo parcial tienen carácter indefinido.