LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


EL MIEDO A PERDER EL EMPLEO HACE CAER LA NOTIFICACIÓN DE ENFERMEDADES PROFESIONALES


Seguir a @PIRENAICADIGITA


EL MIEDO A PERDER EL EMPLEO HACE CAER LA NOTIFICACIÓN DE ENFERMEDADES PROFESIONALES

M. C. - lne.es

La directora del Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales, Myrian Hernández, advirtió del descenso estadístico, pero irreal, de las enfermedades profesionales a consecuencia de la reforma laboral y de la tendencia de las mutuas a no reconocerlas como tales y derivar a trabajadores a la Seguridad Social.

Poco antes de intervenir en el VII Foro de prevención, organizado por el sindicato USO en el paraninfo de la Universidad Laboral, Myrian Hernández señaló:

"Desde 2012, las enfermedades profesionales cada vez se notifican menos. Tendrá que ver la reforma laboral, en la que si te das de baja pierdes derechos laborales"

Además, la directora del Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales señaló que:

"No será porque no las haya, será porque los trabajadores cada vez tienen más miedo a notificar un problema por las consecuencias que se pudieran derivar; pérdida de trabajo, pérdida de beneficios o descontarle el salario de esos días que están enfermos".

Esto es, se notifica menos por:

"todo lo que conlleva desequilibrar la balanza entre los derechos y obligaciones de un trabajador".

Preguntada por el papel de las mutuas en ese descenso artificial, señaló que:

"la mutua no deja de ser un gestor que apoya a la Seguridad Social, pero no podemos dejar de pensar que tienen una cuenta de resultados, por lo tanto, lo que se puede esperar es que ellas tiendan a incrementar sus ganancias y una manera es no asumir enfermedades como profesionales, con lo que las tiene que asumir la sanidad pública y eso repercute en todos los contribuyentes".

La directora dijo que el "fracaso en el cómputo de enfermedades profesionales" se da en Asturias, España y Europa. Recordó que:

"las enfermedades profesionales son exclusivamente las que se corresponden a una tabla concreta determinada legalmente, por lo tanto, aunque las enfermedades sean relacionadas con el trabajo, no se pueden considerar enfermedades profesionales si no están incluidas en esa tabla".

Respecto a los accidentes laborales, en 2015 descendieron en un 1%, un porcentaje pequeño debido a que aunque cayeron los accidentes mortales y graves, aumentaron los accidentes leves, algo que suele acontecer con el aumento de la actividad económica.