LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


LA FISCALÍA PIDE PENAS DE CÁRCEL PARA 8 PERSONAS POR PIQUETES DURANTE LA HUELGA DEL 14N


Seguir a @PIRENAICADIGITA


LA FISCALÍA PIDE PENAS DE CÁRCEL PARA OTRAS OCHO PERSONAS POR PIQUETES DURANTE LA HUELGA DEL 14N

Ana Requena Aguilar – El Diario.es

El ministerio público pide tres años y seis meses de prisión para dos cargos sindicales de CCOO en Málaga que lideraban un piquete y que ni siquiera fueron identificados por la policía

En Gijón, seis personas podrían ser condenadas a entre un año y medio y dos años y dos meses de cárcel por altercados durante la huelga

Los juicios contra trabajadores y sindicalistas que han participado en piquetes durante las últimas huelgas generales continúan. Ocho personas imputadas en dos casos diferentes se enfrentan a penas de cárcel por incidentes durante el último paro general que tuvo lugar en España, el 14 de noviembre de 2012.

Por un lado, la Fiscalía pide para dos cargos sindicales de CCOO en Málaga tres años y seis meses de prisión. Por otro, seis personas -cuatro de ellas ligadas a Corriente Sindical D'Izquierda- se enfrentan a hasta dos años y dos meses de cárcel por altercados durante un piquete en Gijón.

En el caso de Málaga, los imputados son la secretaria general provincial de CCOO de Servicios, Lola Villalba, y el secretario de Política Institucional de la Federación Estatal de Servicios, Gonzalo Fuentes. La Fiscalía les aplica el polémico artículo 315 del Código Penal y les acusa de impedir el derecho al trabajo.

Tanto Villalba como Fuentes encabezaban un piquete que recorrió el centro de la ciudad nada más empezar la huelga del 14N. "Como otras veces íbamos a los locales abiertos con pasquinas explicando por qué se convocaba la huelga general y en qué consistía la reforma laboral", explica Lola Villalba. Sobre las dos de la mañana llegaron a un pub: el portero les dijo les dijo que cerrarían el local tras acabar la actuación en directo que estaba teniendo lugar.

Cuando dejaban la calle, sin embargo, les llegó el aviso de que se estaba produciendo un altercado en la puerta del local así que volvieron. "Una persona que iba en el piquete pero que ni conocíamos estaba teniendo un enfrentamiento y al llegar nosotros la policía ya lo había detenido", prosigue Villalba. El piquete continuó su curso.

Meses después, ya en 2013, Lola Villalba y Gonzalo Fuentes recibieron una citación de juzgado. "Ni nos imaginamos que era por eso, cuando nos dijeron los motivos no lo podíamos creer. El día de la huelga ni siquiera nos había identificado la policía, es más, cooperamos con ellos para despejar la puerta del local de gente. Nos denunció el hombre del local, que dijo que nos conocía de la tele", relata con sorpresa la dirigente sindical.

Ese incidente les valió la petición de tres años y seis meses de cárcel por parte de la Fiscalía. El juicio, que tenía que celebrarse hace unos días, se aplazó a petición de la defensa debido a la ausencia del policía que redactó el atestado. La nueva fecha es el próximo 26 de mayo. "Lo grave es que ni participamos en aquel incidente, ni hubo amenazas ni ningún tipo de daño. Simplemente se nos acusa porque éramos los líderes de un piquete", denuncia Lola Villalba.

Piquete en Gijón

Otro caso es el de las seis personas imputadas en Gijón por incidentes durante el 14N: tres de ellos se enfrentan a penas de dos años y dos meses de cárcel y el resto, a un año y seis meses de cárcel. Se les acusa de un delito y falta de lesiones y de un delito de atentado.

Uno de los imputados es Javier Cubero. Como sus otros cinco compañeros de acusación, formó parte de un piquete que discurrió por varias calles céntricas durante la mañana del 14N. Cerca del mediodía el grupo se había hecho más numeroso y se encontraban ya de retirada.

Antes de llegar a la casa sindical, a donde se dirigían, Cubero se encontró con un incidente con la Policía. A partir de ahí, los hechos se precipitan: hubo una identificación y una detención, cargas policiales, carreras.

"Llegué a una plaza y vi a una persona medio inconsciente en el suelo a la que varios agentes le estaban pegando porretazos y varias personas intentaban socorrerle. Llegaron más policías municipales y la gente empezó a correr", explica Javier Cubero. Él fue uno de los que corrió y que la policía identificó y detuvo minutos después.

Le acusan de atentado a la autoridad y una falta de lesiones. "Dicen que participé en una agresión a policías municipales, yo no hice absolutamente nada", asegura. El juicio de Javier y sus cinco compañeros de imputación es inminente, se celebrará el 28 de este mes de septiembre.