LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


EL GOBIERNO ENDURECE LAS BAJAS LABORALES


Seguir a @PIRENAICADIGITA


EL GOBIERNO ENDURECE LAS BAJAS LABORALES

Laura Fonseca - elcomercio

- El control se intensifica sobre todo a partir del tercer mes, cuando interviene la Inspección.

- Un decreto entró en vigor el pasado 1 de diciembre y cambió los criterios para recortar la duración

El sistema de bajas laborales por enfermedad común experimentó un cambio de calado en España el 1 de diciembre. Ese día, vigor el nuevo decreto del Ministerio de Empleo con el que el Gobierno endurece el sistema que regula los procesos de Incapacidad Temporal (I.T.) en España.

La intención era adaptar la normativa a la sociedad actual y dar las bajas en la función de la enfermedad «porque no es lo mismo una gripe que un cáncer», detallan diversas fuentes consultadas. Hasta ahora todo tenía el mismo tratamiento administrativo, desde lo más leve a lo más complejo. Pero a la vista del decreto finalmente aprobado muchos opinan que subyace la idea de que existe una excesiva flexibilidad y «algo de abuso».

LOS CAMBIOS

Baja de 5 días naturales. El paciente no tendrá que ir a renovarla pues el parte de alta y baja se realizará en el mismo acto médico.

De 5 a 30 días. El primer parte de confirmación se dará a los 7 días y los siguientes cada 14 días.

De 30 a 60 días. El primer parte será también a los 7 días y los sucesivos cada 28.

De más de 60 días. El primero será a los 14 días y los posteriores, cada 35. En este caso, al llegar a los 90 días interviene la Inspección, que deberá hacer un informe de cada caso y situación.

Urgencias y hospitales. Si el paciente acude a un servicio hospitalario es éste el que debe emitir el parte inicial de baja.

Mutuas. Podrán hacer propuestas de alta médica. El médico tendrá 5 días para emitir informe contrario y la Inspección otros 6. Si a los 11 días no existe respuesta, el trabajador dejará de estar de baja.

El decreto cambió los criterios y la calificación de las bajas e intensificará el control, tanto sobre los trabajadores como, y ahí estriba la principal novedad, sobre los médicos que firman los partes de IT. Los facultativos, que se consideran señalados como «los que supuestamente engañamos al sistema», han puesto el grito en el cielo. Lo han hecho desde diferentes plataformas. Una de ellas es el Foro de Atención Primaria que engloba a profesionales de diversos ámbitos y que lleva semanas exigiendo la retirada de la polémica normativa. «Es una locura. Ni los médicos ni el sistema informático de los centros de salud y de los hospitales están preparados para asumir un vuelco de tal calibre, del que, además, no se ha informado», asegura Francisco José Sáez, vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y coordinador del Grupo de IT en el Foro de Médicos de Atención Primaria.

Y el cambio, o más bien, los cambios afectarán a la forma en que se tramitan las conocidas como bajas médicas, así como a su duración y seguimiento. Es la primera vez en 49 años que el sistema de incapacidad temporal se modifica. El mismo fue implantado en 1966, en pleno franquismo, y desde entonces «no fue tocado». Es por eso, explica Sáez, que cuando un trabajador está de baja debe acudir al médico «una vez a la semana por su parte, porque en los años en que fue aprobado el sistema de IT las empresas pagaban semana a semana».

Desde el 1 de diciembre, el facultativo tendrá que determinar desde el primer día cuánto durará la baja. El decreto agrupa a las IT en 4 tipos, en función de la enfermedad y del tiempo que el médico estima que el paciente/trabajador deberá quedarse en casa. El enfermo no tendrá que acudir, como ocurre ahora, por el parte de confirmación a los 3 días. Esa obligación desaparece.

La 'letra pequeña'

La primera de las 4 bajas médicas es la «muy corta», la de menos de 5 días. El enfermo saldrá de la consulta o del hospital con una indicación de baja, pero también con la fecha del día en que deberá reincorporares al trabajo.

La segunda, la «corta», está pensada para procesos de entre 5 y 30 días. En ese caso, el primer parte de confirmación se dará a los 7 días y los siguientes, cada 2 semanas.

Si la baja oscila entre 30 y 60 días, «la mediana», el primer parte será también a la semana, pero los siguientes cada 28 días.

Para las bajas superiores a los 2 meses, «las largas», el parte inicial se dará a los 14 días y los siguientes, cada 35.

En principio, «parece que beneficia al paciente porque tiene que ir menos veces al médico», detalla Sáez. Pero no es así, porque lo que recoge la 'letra pequeña' del decreto es que «nos obliga a hacer un informe cada mes, y repetirlo al día 35 en el caso de bajas de dos meses. A la postre, el paciente irá más veces. Además, endurece los criterios a partir de los tres meses», cuando interviene la Inspección, organismo que ahora solo entraba en juego a partir del año de la baja.

La burocracia, advierten los profesionales de la medicina, «será mucho mayor». Además, hasta ahora la tramitación de los procesos de incapacidad temporal por enfermedad común, es decir, no por accidente o dolencia profesional, se hacían siempre desde Primaria. Pero ahora, alerta Sáez

«Si el paciente acude a Urgencias o está ingresado, el parte lo deberá emitir el facultativo del hospital. Los médicos de Primaria no podremos activar la baja hasta que veamos nosotros al paciente, por lo que podrá perder días de trabajo ya que habrá jornadas de ausencia que no podrá justificar».

============

Orden ESS/1187/2015, de 15-6, por la que se desarrolla el Real Decreto 625/2014, de 18-7, por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos por Incapacidad Temporal (I.T.) en los primeros 365 días de su duración (BOE 20-6) ->

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/ORDENESS_1187_2015.html