LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SOLO EL 57% DE LAS MUJERES TIENE UN CONTRATO A JORNADA COMPLETA


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->

Seguir a @PIRENAICADIGITA


SOLO EL 57% DE LAS MUJERES TIENE UN CONTRATO A JORNADA COMPLETA

Carlos C. Ungría - bez.es

- Mientras el 77% de los hombres en España trabaja con un contrato a jornada completa en el caso de las mujeres este porcentaje se desploma 20 puntos porcentuales y se queda en un 57%

- Al cierre de 2016, 5,2 millones de hombres trabajaban a jornada completa frente a los 3,6 millones de mujeres con este tipo de contrato

- Un porcentaje importante de mujeres se ven obligadas a aceptar un `minijob´ ante la imposibilidad de conseguir un trabajo de más horas`

- El crecimiento del empleo a tiempo parcial, más que a una demanda de los trabajadores, responde a una estrategia empresarial´

AFILIACION A LA SEGURIDAD SOCIAL POR TIPO DE CONTRATO ->

http://www.bez.es/images/carpeta_relacionados/32089_TrabajoJornadaCompleta_002.jpg

La desigualdad entre hombres y mujeres dentro del ámbito laboral va más allá de las diferencias de sueldo y de responsabilidad en la estructura interna de una empresa. También se aprecia en indicadores como el tipo de contrato. Y es que mientras el 77% de los hombres en España trabaja con un contrato a jornada completa -son datos de afiliados a la Seguridad Social dentro del Régimen General-, en el caso de las mujeres este porcentaje se desploma 20 puntos porcentuales y se queda en un 57%.

Un informe elaborado por el Servicio Público de Empleo Estatal muestra cómo España cerró 2016 con 13,24 millones de cotizantes, dentro del Régimen General. Este dato, que no incluye las cifras de los autónomos y otros regímenes, se desglosa en 6,8 millones de hombres y 6,38 millones de mujeres.

Una comparación de los tipos de contrato en función del género del trabajador ilustra importantes diferencias. Al cierre de 2016, 5,2 millones de hombres trabajaban con un empleo a jornada completa (el mencionado 77%), mientras que en el caso de ellas esta cifra caía a 3,6 millones de mujeres (un 57%).

La situación cambia al hablar de los contratos de jornada parcial, también conocidos como empleos por horas o minijobs españoles. El 31,3% de las mujeres trabaja con un contrato de este tipo (2 millones), mientras que en el caso de los hombres el porcentaje cae al 15,5% (1,06 millones). Además, se da la circunstancia de que un % importante de mujeres acepta un empleo así ante la imposibilidad de conseguir un trabajo de más horas.

Un estudio elaborado por los profesores de la Universidad Autónoma de Barcelona Núria Sánchez, Albert Trinidad, Carolina Recio y Teresa Torns señala que “la fuerte sobrerrepresentación femenina en el empleo a tiempo parcial constituye la expresión laboral de un contrato social basado en el modelo male breadwinner”, término inglés que hace referencia a que es el varón el que sostiene económicamente a la familia con su sueldo, mientras que la mujer queda relegada a otras tareas como las labores domésticas.

En su artículo La Brecha salarial y las desigualdades de género en el mercado de trabajo español, los investigadores agregan que:

“la mayor contratación femenina a tiempo parcial, el mayor número de mujeres con permisos y reducciones de jornada por motivos familiares, el mayor porcentaje de mujeres con paro de larga duración o acumulación de más períodos en situación de desempleo... repercute en el menor nivel salarial para las mujeres”.

En este sentido, recalcan que este: “es un factor que incide en el impacto futuro sobre las pensiones del colectivo femenino”.

El auge de la jornada parcial tras la reforma laboral

Un análisis de los evolución de los empleos a jornada parcial -cogiendo como referencia los datos de afiliación a la Seguridad Social del régimen general- revela cómo, en cifras absolutas, España ha incrementado en medio millón la cifra de trabajadores con un contrato de este tipo en el periodo 2011/2016, coincidiendo así con la última reforma laboral aprobada por el Gobierno central en febrero de 2012. Es decir, se ha pasado de 2,5 millones de empleados a 3,06. Un aumento del 20,3%.

El crecimiento del empleo a tiempo parcial, más que a una demanda de los trabajadores por razones de diversa índole, responde a una estrategia empresarial que flexibiliza el mercado a partir del ajuste del tiempo de trabajo”, sostiene ‎la profesora titular de Universidad en Universidad de Murcia, Pilar Ortiz García, quien ha elaborado un estudio analizando los casos de España e Italia junto a Laura Cosimi, del área de igualdad del Ministerio de Trabajo y Política Social de Italia.

El informe, titulado Evolución del trabajo a tiempo parcial de las mujeres en España e Italia: crisis y debilitamiento de la norma de empleo estable, destaca “la coincidencia en el crecimiento de esta forma de contratación” en ambos países, así como las reformas laborales que han acometido ambos en esta dirección.

Y es que este tipo de puestos de trabajo por horas han ido creciendo “en los últimos años coincidiendo con un momento de crisis económica y de debilidad del mercado de trabajo, especialmente de colectivos como el de las mujeres”.