LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA

LA FLEXIBILIDAD LABORAL CIERRA EL PASO AL PACTO DE MADRID EN LA CAV


Seguir a @PIRENAICADIGITA


LA FLEXIBILIDAD LABORAL CIERRA EL PASO AL PACTO DE MADRID EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA VASCA

Adrián Legasa - deia.com

ELA y LAB no aceptan las cláusulas

La patronal lamenta que ELA y LAB no acepten las cláusulas enfocadas a ganar competitividad

El acuerdo sobre salarios y negociación colectiva firmado en Madrid va a tener poco recorrido en Euskadi. Así lo reconocían empresarios y sindicatos vascos apenas unas horas después de que CEOE, CC.OO. y UGT cerrasen las grandes líneas de un pacto que incluye subidas de hasta el 1% este año y el 1,5% en 2016.

Ni ELA ni LAB ven con buenos ojos el acuerdo, porque no hace alusión al poder adquisitivo perdido en la crisis y sobre todo porque temen que va a suponer un impulso a la flexibilidad y al arbitraje en los convenios. La patronal vizcaina mostraba ayer su disposición a subir los sueldos por encima de la referencia de Madrid pero solo si los sindicatos aceptan hablar de “mejorar la competitividad” de las empresas.

Patronal y sindicatos españoles ratificaron el preacuerdo alcanzado para renovar el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva suscrito para el periodo 2012-2014 y marcado por la moderación salarial. Las cifras plasmadas en esta nueva versión no son mucho más altas pero sí suponen un alivio para el bolsillo de los trabajadores sobre todo teniendo en cuenta la baja inflación.

Los agentes sociales estatales se volvieron a reunir para cerrar los últimos flecos, principalmente la demanda sindical de garantizar que las nóminas ganarán poder adquisitivo sea cual sea el alza de los precios, y acordaron asegurar que la suma del alza salarial de 2015 y 2016 será mayor a la inflación acumulada. La subida de 2017 se aplaza hasta conocer el aumento del PIB en 2016.

Además, se incluyen medidas sobre empleo juvenil, formación, salud laboral, así como instrumentos de flexibilidad y mantenimiento de convenios. No trascendieron detalles sobre esta letra pequeña que acompaña a las recomendaciones salariales, que pese a contar con una relevancia mediática menor puede ser el candado que cierre la puerta al pacto en Euskadi.

El presidente de la patronal vizcaina, Iñaki Garcinuño, reconocía sentir “envidia sana” ante el acuerdo suscrito por los agentes sociales españoles y recordaba que incluye, además de la referencia salarial, elementos de flexibilidad.

El líder de Cebek mostró su disposición a mejorar las subidas salariales del pacto estatal en los convenios vizcainos pero siempre que también se hable en las mesas de esas partes del acuerdo que hacen referencia a la flexibilidad. “Hay un salto cualitativo porque se habla de competitividad”, dijo Garcinuño sobre el pacto de Madrid, y reconoció que hay pocas opciones de que ELA y LAB se muestren dispuestos a avanzar por esa vía. “En el País Vasco no hemos sido capaces de llegar a este punto”, lamentó.

Joseba Villarreal, de ELA, explicó que el acuerdo “tiene más peligros que soluciones” y criticó que, en la última versión del mismo, se pactó “una flexibilidad del 10% -de la jornada-, algo muy parecido a lo que después de introdujo en la reforma laboral”.

Villarreal centró las críticas, más que en las cifras salariales, en las partes del texto que aun no se han detallado y que tienen que ver con la flexibilidad y el arbitraje para desbloquear negociaciones de convenios. Sobre las críticas de Garcinuño, insistió en que “hay que hablar de recuperar el poder adquisitivo perdido y de cómo poner límite a la reforma”.

LAB también subrayó que el acuerdo “no será una referencia” para la CAV. El rechazo de las centrales abertzales deja vía libre al pacto solo en los convenios vascos con mayoría de UGT y CC.OO., de los que prácticamente todos están renovados y en vigor.