LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


LOS PARADOS DE LARGA DURACIÓN NECESITAN QUE NUESTROS GOBIERNOS LES AYUDEN


Seguir a @PIRENAICADIGITA


LOS PARADOS DE LARGA DURACIÓN NECESITAN QUE NUESTROS GOBIERNOS LES AYUDEN

Andrés de Toro Torregrosa - Presidente Asociación Observatorio Trabajo Senior +45.

- Es necesario desplegar nuevas iniciativas y reforzar las mejores de las actuales, para relanzar esa velocidad rápida de bajada del paro de las personas de este colectivo

- Como la población envejece, el número de personas activas de +40 años no para de aumentar, mientras que los activos de menos de 30 no paran de disminuir

- Las políticas activas de empleo de los dos últimos Gobiernos, al dirigirse al colectivo de menores de 30, ayudan mucho más al que lo necesitaba mucho menos

El análisis de los resultados de la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre de 2016 revela que al ritmo actual del crecimiento del número de ocupados, se tardará 5 años en tener la misma cifra de ocupados que en 2007. Solo sería posible hacerlo más rápido si hubiese cambios sustanciales en la política laboral que incluyan impulsos fuertes a la contratación de los adultos mayores de 40 años mediante medidas potentes de activación del empleo.

El número de ocupados mayores de 40 años, después de estar estabilizado durante el período 2007-2013, crece desde 2014. La velocidad de subida de los ocupados mayores de 40 es superior a la de los jóvenes, lo que demuestra que en general, no es cierto que no se esté contratando a personas mayores de 40. La EPA demuestra que se están consiguiendo récords en recortar el paro, tanto el global como el de los mayores de 40 años. La reforma laboral tiene éxito en la reducción del número de parados y en la creación de empleo. Quedando pendiente de mejorar la calidad del empleo creado.

El número de parados de más de 45 años de edad es ya el mayor de todos los segmentos de población: más de una de cada tres personas paradas en España tiene más de 45 años; y cerca de una de cada dos personas paradas tiene más de 40 años. Los niveles de aumento del paro de personas de más de 40 años se triplican sobre 2007, creciendo mucho más rápido que cualquiera de los demás segmentos de población.

La velocidad de caída del paro en el colectivo de más de 45 años y el de más de 40 no descienden tan rápidamente como el de -30 años ni como el paro total, significando que muestra factores más resistentes a las políticas aplicadas hasta el momento; como resultado, es necesario desplegar nuevas iniciativas y reforzar las mejores de las actuales, para relanzar esa velocidad rápida de bajada del paro de las personas de este colectivo, como todos deseamos.

Como la población envejece y desde 1990 hay menos nacimientos, el número de personas activas de +40 años no para de aumentar, mientras que los activos de menos de 30 no paran de disminuir de un año a otro. Este efecto de bola de nieve va en aumento para los mayores de 40, influye poderosamente en las cifras y, cuando llega a las edades de 40, 45, 50 o 55, explota arrojando más y más parados fuera del mercado laboral. Este es el problema a que nos enfrentamos.

Estas personas que hoy tienen más de 40 años van a llegar dentro de 20 a su edad de jubilación, y les van a faltar años de cotización para poder cobrar su pensión máxima. Por eso, resulta injusto que a las personas desempleadas de +40 años no se les haya aplicado políticas específicas hasta hace ahora un año, para que puedan ser contratadas; mientras que a los jóvenes, se vienen dedicando programas específicos desde hace más de siete años, dotados con importes superiores a los 50 millones anuales de euros.

Cuanto mayor es la edad, más difícil es salir del paro. Por tanto, las políticas activas de empleo de los dos últimos Gobiernos españoles, al dirigirse desde mucho más tiempo atrás al colectivo de jóvenes menores de 30, vienen ayudando mucho más al que lo necesitaba mucho menos, en un intento de conseguir garantizar el pago de las pensiones actuales que trae consigo sacrificar las posibilidades de empleo de los mayores de 40.

Las políticas aplicadas para reducir el paro de larga duración están siendo eficaces, pero de los 2,6 millones de personas que buscan empleo desde hace más de un año 1,5 millones tienen más de 40 años de edad: un 58%. Esta realidad es imposible de mantener, ¿qué pueden hacer estas personas para sobrevivir?

Los jóvenes en paro de larga duración comenzaron a descender en 2013 y lo hacen al 9,3% anual, mientras que los adultos mayores de 45 descienden lentamente, solo al 4,5% anual.

Las conclusiones son rotundas: en el paro de +45, lo que no se impulsa, no se mueve. Son los gobiernos los que tienen que crear las condiciones favorables y las condiciones actuales no lo son; más de un millón de personas mayores de 40 años están abandonadas a su suerte….. Desde la Asociación Observatorio del Trabajo Senior +45 estamos en condiciones de contribuir a mejorar esta situación colaborando en proponer un plan integral con las medidas oportunas.