LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


3,2 MILLONES DE PARADOS NO PERCIBEN PRESTACIONES POR DESEMPLEO


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->

Seguir a @PIRENAICADIGITA


3,2 MILLONES DE PARADOS NO PERCIBEN PRESTACIONES POR DESEMPLEO

nuevatribuna.es

10 de cada 11 jóvenes en paro, 3 de cada 4 mujeres paradas y 2 de cada 3 hombres parados están sin protección por desempleo

Según los datos publicados por la Encuesta de Población Activa en el tercer trimestre de este año hay 3,2 millones de personas paradas que están desprotegidas, frente al 1,1 que perciben algún tipo de prestación por desempleo. La tasa de protección de parados se sitúa en el 26,7%.

http://www.nuevatribuna.es/media/nuevatribuna/images/2016/11/06//2016110617045334185.png

En el tercer trimestre de 2008 la tasa de protección era del 29,2% y en ese mismo trimestre de 2011 alcanzó el 36,2%. El 26,7% de protección es el umbral mínimo de esta tasa desde que se inició la crisis. No ocurre lo mismo con el número de personas paradas que hay 1,7 millones más que en 2008 de los que 1.326.075 no están protegidos. De haberse mantenido una tasa similar a 2011, habría 403.397 personas protegidas más.

Detrás de la desprotección de los parados está la pobreza.

Aunque la EPA no nos permite valorar el volumen de ingresos de los hogares, sí permite saber que hay 920.000 personas, de las que 229.000 son menores de 16 años, en viviendas en las que se carece de ingresos y entre las que, al menos, una persona está parada sin protección. ¿Cómo es posible que estas personas paradas no estén protegidas? Urge establecer un subsidio que, cuando menos, proteja de forma continua a quienes tienen cargas familiares.

Las personas paradas entre 52 y 54 años han visto cómo la reforma laboral les ha eliminado el acceso al subsidio previo a la jubilación. Las consecuencias son claras: habiendo habido un aumento del número de parados del 19,2%, 45.625 más desde el tercer trimestre de 2011, las personas sin protección han aumentado un 55,9%, 62.108 más y las protegidas disminuyeron en 16.482. La tasa de protección ha pasado del 53,2% al 38,8%.

Para tener una idea clara de lo que supone el recorte, se puede comparar con los que sí pueden percibir el subsidio previo a la jubilación, las personas entre 55 y 64 años. En 2011 la diferencia de la tasa de protección entre estos dos grupos era de 0,6 puntos, el 53,2 de los comprendidos entre 52 y 54 años frente al 52,6% de los de más edad. En este último trimestre se cambian las tornas y la diferencia es de 8,9 puntos a favor de los de más edad, del 38,8% al 47,6%. Urge, por lo tanto, que la regulación del subsidio previo a la jubilación vuelva a la redacción anterior a esta reforma.

El SEPE, en sus estadísticas mensuales, ha desvelado que en los 9 primeros meses de este año el gasto realizado en prestaciones ha sido de 13.998 millones de euros, 8.385 millones menos que el habido en los nueve primeros meses de 2011 e, incluso, 555 millones por debajo de 2008.

El número medio mensual de personas beneficiarias de prestaciones ha disminuido en 836.881 personas, de las que 304.161 eran beneficiarias de subsidios en relación con los primeros nueve meses de 2011. Urge mantener un nivel de gasto en prestaciones, cuando menos, similar al de 2011 y que en los próximos presupuestos para 2017 se vuelva al de 2011, una cifra superior a los 30.000 millones de euros, 11.550 millones más que los presupuestados este año.

LOS DATOS DE EUROSTAT

Aunque el INE no publica ningún resultado del módulo sobre la inscripción de las personas paradas en las oficinas de empleo y si perciben prestaciones o no, Eurostat publica una explotación de estos datos con periodicidad anual. Los resultados son facilitados en porcentajes sobre la duración de la situación de desempleo.

En 2015 la tasa de protección por paro en la Eurozona fue del 31% mientras que la tasa en España era del 28,2%, 3 puntos menos. Solamente con una tasa de protección similar a la de la Unión Europea, habría un 9,8% más de personas protegidas; habría un 12,6% más de mujeres protegidas y un 6,7% más de hombres.

En la Zona Euro, Alemania, Finlandia y Bélgica tienen unas tasas de protección superiores al 60%; Francia el 45% y Portugal el 28,5%; entre los estados que están en la Unión Europea sin pertenecer a la eurozona, tanto Hungría como Dinamarca tienen también tasas superiores en 4 y 3 puntos respectivamente.

Si se proyectan las tasas de protección de Alemania sobre nuestro número de personas en paro, deberíamos tener 2,2 millones de personas con prestaciones más de las que hay en la actualidad; si es la tasa de Finlandia, debería haber 2 millones más y si es la tasa belga, serían 1,6 millones las personas paradas que tendrían una prestación y ahora no la tienen. Si la comparación es con Francia, quienes tendrían protección serían 867.000 más y si fuera con Portugal, habría 19.000 más. Si tomásemos la tasa húngara, habría 192.000 más y con la finlandesa serían 142.000 las personas protegidas que ahora no lo son. Con la tasa media de la Eurozona habría 139.000 perceptores de prestaciones más.

La situación de desprotección de las personas paradas reclama medidas urgentes.- Reclama, cuando menos:

- un subsidio que proteja de forma continua a quienes tienen cargas familiares

- que la regulación del subsidio previo a la jubilación vuelva a la redacción anterior a esta reforma

- que en los próximos presupuestos para 2017 se vuelva, como en 2011, a una cifra superior a los 30.000 millones de euros, 11.550 millones más que los presupuestados este año.