LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


LA CIFRA DE PARO REGISTRADO FRENTE A LOS DATOS DE LA EPA


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->

Seguir a @PIRENAICADIGITA


LA CIFRA DE PARO REGISTRADO FRENTE A LOS DATOS DE LA EPA

economiaabierta.com

Desde el comienzo de la crisis la cifra de paro registrado es sustancialmente inferior a la cifra de paro que proporciona el Instituto Nacional de Estadística (INE), a través de la EPA (Encuesta de Población Activa).

El año 2006 cerró con 2.039.414 inscritos medios en las oficinas públicas de empleo y con 1.840.900 parados en la estadística del INE.

Mientras, el pasado año las cifras fueron de 3.868.897 y 4.481.200 parados, respectivamente.

Es decir de una diferencia que no llegaba a 200.000 parados se ha pasado a una diferencia de 612.303 personas sin empleo.

En primer lugar hay que destacar que la forma de elaborar cada estadística o su metodología es muy distinta. Mientras que el número de parados registrados proviene de la información que tienen las oficinas públicas de empleo, la EPA es una encuesta a 180.000 personas en edad de trabajar y que residen en España. Esta última se ajusta a los criterios establecidos por la OIT (Organización Internacional de Trabajo) y es publicada trimestralmente por el INE. Por contra, el dato de paro registrado es publicado mensualmente por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Por otro lado está la distinta concepción de parado. Dentro del paro registrado se incluyen todos los demandantes de empleo inscritos en dichas oficinas en el último día del mes, salvo a determinados colectivos (personas que demandan un empleo con características específicas, trabajadores agrarios que cobran el subsidio de desempleo, solicitantes que tienen suspendidas su demanda, etc.). Para la EPA, está parado toda aquella persona que tiene al menos 16 años y que cumple al mismo tiempo las siguientes condiciones: no tener un empleo durante la semana a la que se refiere la entrevista, buscar trabajo y estar disponible para emplearse.

Ahora bien, ¿cuáles son las razones que explican esta disparidad en los últimos años? Fundamentalmente dos:

La primera es evidente. No todos los parados se inscriben en los servicios públicos de empleo. Principalmente sólo constan como demandantes aquéllos que están obligados por cobrar una prestación o subsidio de desempleo o participan en un programa de política activa de empleo (programa de garantía juvenil o +30). Hay que tener en cuenta las menores posibilidades de encontrar un trabajo a través de las oficinas públicas de empleo en comparación a las ETT (Empresas de Trabajo Temporal).

En segundo lugar y como se ha mencionado anteriormente hay colectivos que se excluyen como parados registrados, pese a que el INE los puede contabilizar como parados. Un ejemplo son los trabajadores del campo que reciben un subsidio agrario por estar desempleados parte del año, y que pueden constar como parados si en la semana a la que se refiere la entrevista de la EPA declaran no tener un empleo, buscar trabajo activamente y estar disponible para ocuparse. La misma circunstancia puede darse entre los registrados que tengan su demanda suspendida o entre aquéllos que se inscriben sólo para participar en un proceso selectivo, etc.

Hay otro dato que tiene menos inconvenientes al del paro registrado y se publica el mismo día: el número de afiliados a la Seguridad Social. El pasado mes de mayo la afiliación media alcanzó los 18.345.414 ocupados, un 3,87% más que en el mismo mes del año 2016, según datos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. En términos desestacionalizados la subida es de 60.608 afiliados medios, lo que encadena 42 meses de crecimiento.