LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


PEDIR PERDÓN NO ES SUFICIENTE



¿PUEDEN LIMPIAR ESPAÑA LOS QUE NO LA HAN CUIDADO?

Pepa Bueno

El editorial de Pepa Bueno en Hoy por Hoy del martes 28 de octubre

PEDIR PERDÓN NO ES SUFICIENTE

PODEMOS preguntarnos varias horas sobre si España se parece o no a la Italia de los años 90 y su tangentópolis, reflexionar sobre los peligros de las salidas de esta situación que allí, en Italia, acabó con Berlusconi en el poder.

PODEMOS dedicar horas a matizar si alcanza a todos los partidos por igual o a unos más que a otros...

En definitiva, PODEMOS debatir sin descanso cómo salir del lodazal en el que algunos, muchos, han convertido a las instituciones democráticas españolas.

Pero PODEMOS también contestarnos con algunas respuestas fáciles. La primera y más evidente es que pedir perdón, como hizo ayer Esperanza Aguirre, no es suficiente.

Primero. Los corruptos tienen que devolver lo robado.

Segundo. Deben dimitir quienes confiaron en ellos y quienes no vigilaron durante años que sus elegidos utilizaran nuestro dinero para financiarse o llevárselo a su cuenta personal en España o en Suiza.

Tercero. Hay que llamar a las cosas por su nombre. La corrupción no afecta a todos los españoles, no efectivamente señor Rajoy, la mayoría de los españoles batalla cada día por llegar a final de mes como puede y en cuanto incumple la ley, tiene a la policía o a los inspectores de Hacienda encima. Y ya tiene mérito ser cumplidores con el ejemplo que nos dan muchos padres de la patria... La corrupción, señor Rajoy, afecta a empresarios y políticos, particularmente a su partido en este momento de la historia. Y nos cuesta unos 40 mil millones al año según el único estudio, de la universidad de Las Palmas, que ha cuantificado esta actividad tan escurridiza. 40 mil millones, como el rescate a la banca, sólo en un año.

Cuarto. Llegados a este punto es absolutamente legítimo preguntarnos si PODEMOS confiar en que limpien la casa los mismos que, como poco, eligieron a los corruptos, no los vigilaron y tienen la mano abrasada de ponerla en el fuego.

Quinto. El Estado de Derecho funciona, sólo faltaba, pero no PODEMOS esperar a que la lenta y mal dotada Justicia española haga respirable el clima de este país.

Sexto. Los españoles están dando pruebas de una paciencia, capacidad de sacrificio y sentido de la democracia muy por encima de muchos de los que hoy les representan.

Y séptimo. ¿Todavía no se explican por qué las encuestas les castigan? ¿Todavía no se explican por qué, en esas mismas encuestas, crecen como la espuma aquellos que presentan como mérito principal tener las manos limpias?