LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


EL RIESGO DE POBREZA AUMENTA ENTRE LOS ABUELOS


Seguir a @PIRENAICADIGITA


EL RIESGO DE POBREZA AUMENTA ENTRE LOS ABUELOS

Mercedes Jansa - elperiodico.com

- El 12,3% de los mayores de 65 años se encuentra en situación de riesgo de pobreza, según el INE

- El 28,6% de los ciudadanos tiene carencias materiales y de empleo severas y está al borde de la exclusión social

El riesgo de pobreza entre la población española aún se mantiene en cotas altas, pese a mejorar ligeramente respecto a los años de la crisis, pero ha empeorado para los mayores de 65 años, que fueron el sostén de las familias en los peores años de la recesión.

Con los datos del 2014, el colectivo de abuelos ha empeorado en casi un punto (0,9) el riesgo de pobreza hasta situarse en el 12,3%, mientras que ha bajado 1,3 puntos entre los menores de 16 años, hasta llegar al 28,8%.

La encuesta de condiciones de vida que anualmente realiza el Instituto Nacional de Estadística (INE) mide sobre todo la desigualdad, no tanto la pobreza absoluta. Teniendo en cuenta los ingresos del 2014, uno de cada cinco ciudadanos se encuentra en esta situación, es decir, que vive con menos de 8.011 euros al año.

Este es el umbral por debajo del cual se considera de alto riesgo ser pobre y el INE se refiere a los hogares con una sola persona. Para los hogares con dos adultos y dos menores de 14 años el umbral es de 16.823 euros al año.

Los ingresos medios de los hogares también se redujeron en el 2014 un 0,2% respecto del año anterior y quedaron en 26.092 euros.

INGRESOS Y PARO

El porcentaje de población con mayores dificultades económicas bajó apenas una décima, del 22,2% al 22,1% entre 2014 y 2015. Sin embargo, este porcentaje sube hasta el 28,6%  si se cruzan otros parámetros (metodología AROPE) a la hora de hacer la encuesta: los ingresos anuales, el desempleo o la  bajada intensidad de empleo que tengan las personas y la carencia material severa.

A su vez esta carencia severa se mide según nueve elementos como son la imposibilidad de irse de vacaciones al menos una semana al año, no poder comer carne, pollo o pescado dos veces a la semana, no poder afrontar gastos imprevistos, no poder pagar los gastos relacionados con la vivienda, y no poder tener televisión, teléfono, automóvil o lavadora.

La encuesta muestra la foto fija de hace un año, ya que se realizó en la primavera del 2015. Teniendo en cuenta los ingresos del año anterior, el 13,7% de los hogares españoles dijo llegar a fin de mes con "mucha dificultad". Este porcentaje era 2,4 puntos menor que el registrado el año anterior. Por su parte, el 39,4% de los hogares no tenía capacidad para afrontar gastos imprevistos, frente al 42,4% del año 2014.

El 40,6% de los hogares no se podía permitir ir de vacaciones, 4,4 puntos inferior al registrado en 2014. Casi el 40% no pudo afrontar gastos imprevistos y el 9,4 % se retrasó en gastos como hipoteca, alquiler, gas, electricidad, comunidad, etc.

El nivel de estudios o la situación sociolaboral son claves para determinar el nivel de pobreza al que pueden llegar o del que pueden salir. Así hay más riesgo de pobreza en las personas que pertenecer a familias con niños dependientes (37,5%) frente a los hogares con dos adultos y niños sin dependencia (15,2%).

También el 44,8 % de los parados está en riesgo de pobreza, al igual que el 10,3 % de los jubilados.

TERRITORIOS Y NACIONALIDAD

Por comunidades autónomas las tasas de riesgo de pobreza más elevadas se dan en:

- Andalucía (35,7%)

- Murcia (31,8%)

- Extremadura (29%)

y las más bajas en:

- Navarra (9,6%)

- País Vasco (10,9%)

- Catalunya (13,9%).

Según la nacionalidad, el 18,8% de los españoles estaba por debajo del umbral de riesgo de pobreza, el 33,3% si eran miembros de otro país de la Unión Europea (UE) y llegaba al 55,3% para las personas cuya nacionalidad no era europea.