LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


LOS SALARIOS SE ESTANCAN POR EL AUGE DEL TRABAJO A TIEMPO PARCIAL Y EL AUMENTO DEL EMPLEO EN LOS SECTORES MÁS PRECARIOS


Seguir a @PIRENAICADIGITA


LOS SALARIOS SE ESTANCAN POR EL AUGE DEL TRABAJO A TIEMPO PARCIAL Y EL AUMENTO DEL EMPLEO EN LOS SECTORES MÁS PRECARIOS

Begoña P. Ramírez - infolibre.es

Los costes laborales caen un 0,2% en el primer trimestre tras un año de subidas

Turismo y construcción, los sectores que más empleos crean, son también los que peor pagan y más han recortado los sueldos

El salario mínimo ha subido desde 2012 la mitad que los sueldos pactados en convenio

El ministro en funciones de Economía, Luis de Guindos, calculaba en un 1,5% de media el crecimiento que van a experimentar los salarios desde este año hasta 2018. Pero la Encuesta de Coste Laboral del primer trimestre echa por tierra sus pronósticos: tanto el coste laboral como uno de sus componentes, los salarios, han caído un 0,2% hasta marzo después de una racha de alzas que ya duraba un año.

Pese a que la economía crece a un ritmo del 3% y que se han creado medio millón de empleos en los últimos 12 meses, los salarios no se recuperan de la devaluación sufrida durante la crisis y alentada por la reforma laboral. Lo confirman las cifras de recaudación de la Seguridad Social, que aparecen reflejadas igualmente en la Encuesta de Coste Laboral: también han caído dos décimas las cotizaciones pagadas por los trabajadores en este primer trimestre del año, lo que no ocurría desde el cuarto trimestre de 2014.

La culpa es del débil crecimiento español, sin inversión ni industria y con el gasto público como único motor”, resume el economista de la Universidad Carlos III Juan Laborda. Los salarios no despegan porque el empleo creado es precario, con contratos breves, en sectores como el turismo con una fuerte estacionalidad, explica. Desde la reforma laboral, además, la capacidad de presión de los sindicatos se ha visto cercenada, apunta, “al haber deslocalizado la negociación hacia la empresa”.

Hasta mayo, la subida salarial media pactada en los convenios colectivos ascendía al 1,14%, cuatro décimas por encima de la registrada hace un año. Aun así, casi cuatro décimas por debajo del 1,5% establecido como máximo para este año por sindicatos y patronal en el último Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC). El año próximo, los agentes sociales deberán volver a sentarse para actualizarlo. Y tanto el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, como el de UGT, Pepe Álvarez, ya han instado a la patronal a entrar en una “nueva dinámica salarial”, subiendo sueldos.

“La devaluación salarial en España ha ido demasiado lejos, para que la economía crezca de forma vigorosa hay que aumentar las rentas”, ha apremiado Fernández Toxo en la Universidad Menéndez y Pelayo. “En las empresas que están teniendo beneficios importantes, éstos deben trasladarse a los salarios”, ha remachado Álvarez. UGT cifra en 40.000 millones de euros la cantidad que han perdido los asalariados españoles en el reparto de la renta nacional desde 2009 por culpa de la devaluación de sus sueldos.

Desaparecen 1,68 millones de empleos a tiempo completo

El economista del Gabinete Confederal de CCOO Manuel Lago prefiere hablar de “estancamiento del coste salarial”. Y subraya como causa las “moderadas” subidas pactadas en los convenios. A su vez, estos aumentos tan discretos –0,7% en los convenios de empresa, 1,17% en los sectoriales– son compensados por dos fenómenos que se están produciendo en el mercado de trabajo.

El primero, el auge del empleo a tiempo parcial. El coste salarial de un trabajador a tiempo completo –incluye salario base, pluses, horas extraordinarias y atrasos– asciende a 2.171,44 euros brutos al mes, mientras que el de un trabajador a tiempo parcial no supera los 753,41 euros. Pero desde 2009 el número de estos asalariados por horas ha crecido un 17,7% –un tercio de los contratos que se firman cada mes tienen esta jornada–, mientras que el de quienes trabajan a tiempo completo se ha reducido un 10%: del mercado laboral han desaparecido 1,68 millones de trabajadores con jornadas de ocho horas.

El segundo “elemento de composición” que tira hacia debajo de los salarios, continúa Lago, es el hecho de que la mayor parte de los empleos que se están creando pertenecen a los sectores que no sólo pagan los salarios más bajos sino que también más los han recortado durante los últimos años: además de la construcción, la hostelería y el comercio. El turismo ha creado uno de cada cinco nuevos puestos de trabajo en el primer trimestre, asegura la patronal Exceltur. Los trabajadores del sector han aumentado un 6,5% en el último año, según las cifras de afiliación a la Seguridad Social. Los del comercio, un 2,4%. La construcción, un 1,8%. Entre los tres, suman 172.463 nuevos cotizantes en los últimos 12 meses.

Pero, al mismo tiempo, resulta que los salarios más pobres se cobran en la hostelería –1.400,86 euros brutos al mes–, el comercio –1.570,30 euros– y la construcción –1.719,93 euros–. También son los que más se han recortado en el último año: han bajado un 1,3% en la hostelería, un 1,4% en el comercio y un 2,2% en la construcción, según la Encuesta Trimestral de Costes Laborales. Muy lejos, por tanto, del 9,5% que han crecido los costes salariales en la industria extractiva y del 7,6% de las actividades inmobiliarias. Por establecer una comparación ilustrativa, los mayores salarios son los pagados en el sector financiero, 4.132,07 euros brutos al mes, y en las compañías eléctricas, 4.596,6 euros, tres veces la cantidad media que cobran los asalariados en la hostelería.

La productividad no aumenta

La misma fotografía de caída salarial por sectores la proporciona el Índice de Coste Laboral Armonizado publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE): hostelería (-1,4%), comercio (-1,2%) y construcción (-1%) lideran los mayores descensos en el último año.

Al tiempo que el INE publicaba este jueves los costes laborales españoles, la OCDE revelaba que España es el país de la zona euro donde más ha caído el Coste Laboral Unitario, un 0,6%. Mientras, ha crecido un 0,1% de media en la eurozona durante el primer trimestre. El Coste Laboral Unitario es el cociente entre la remuneración de los trabajadores y la productividad. O el coste laboral por unidad producida. Que se reduzca implica un aumento de la competitividad de la economía.

Pero, matiza Manuel Lago, depende de cómo se llegue a ese resultado. Si baja el Coste Laboral Unitario porque aumenta la productividad, es un buen dato. Pero si lo hace porque es la remuneración de los trabajadores la que se recorta, el indicador no es tan positivo. En el caso español, la productividad se ha estancado en el último año, dice la OCDE, mientras que las retribuciones salariales han caído seis décimas. Durante todo el año 2015 la productividad nacional sólo creció un anémico 0,1%.

Subvenciones, caída de cotizaciones

Como queda dicho, entre los componentes del coste laboral sólo crecen, y de forma significativa, las subvenciones y bonificaciones, un 8%. Pero, a juicio de Manuel Lago, las tarifas planas –de 100 euros y de 500 euros para los contratos indefinidos– aplicadas por el Gobierno de Mariano Rajoy se han traducido en esa caída de dos décimas que han sufrido las cotizaciones sociales dentro del coste laboral total, antes que en ese 8% de aumento de las subvenciones.

Desde 2012, la cuantía de estas reducciones de cuota se ha quintuplicado. Hace cuatro años ascendían a 441,7 millones de euros; para este año la Seguridad Social ha presupuestado 2.100,7 millones, que son cuotas que va a dejar de ingresar el sistema. Para Juan Laborda, en cambio, el aumento de este componente del coste laboral revela las disfunciones del modelo de creación de empleo español. “Debería crearlo el aumento de la demanda, no las subvenciones a los contratos”, replica.