LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DE LA AN DE 11-11-2014


Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DE LA AN DE 11-11-2014 SOBRE DESPIDO COLECTIVO EN ATENTO TELESERVICIOS, S.A.U.

RESUMEN

Demandantes: STC, USO, CGT y CIG

Demandados: Atento Teleservicios España, S.A.U., UGT, CCOO, FASGA y Ministerio Fiscal

Resolución de la Sentencia: Estimatoria parcial.

- Impugnado un despido colectivo, cuya nulidad se solicita por diversas causas, se desestima la nulidad del despido por falta de documentación relevante, por cuanto no puede exigirse a la empresa que aporte documentos inexistentes o que los elabore para el período de consultas.

- Se reprocha, no obstante, la falta de aportación de un informe pertinente, que obraba en poder de la empresa con anterioridad a la conclusión del período de consultas, pero no lo aportó, pese a que se le había solicitado, por cuanto el período de consultas concluyó con acuerdo, por lo que la falta de aportación no impidió que alcanzase sus fines.

- Se anula el despido, porque los sindicatos firmantes del acuerdo decidieron condicionar su decisión a la ratificación de la mayoría de afectados, por lo que abrieron un nuevo espacio de confrontación sindical con los sindicatos no firmantes, entendiéndose que vulneró su derecho a la libertad sindical realizar la votación sin publicar ni el censo de votantes, ni la composición imparcial de las mesas electorales, ni el sistema de votación, ni el recuento de los votos, por lo que el cumplimiento de la condición no se ejecutó con las debidas garantías democráticas, pretiriéndose injustificadamente la acción sindical de los sindicatos no firmantes.

Procedimientos acumulados seguido por demandas de STC, USO, CGT y CIG contra Atento Teleservicios España, S.A.U. UGT, CCOO), FASGA y el Ministerio Fiscal sobre impugnación de despido colectivo

ANTECEDENTES DE HECHO

CGT ratificó su demanda de impugnación de despido colectivo, mediante la cual pretende declaremos su nulidad y subsidiariamente su injustificación.

Destacó, a estos efectos, que ninguna de las secciones sindicales admitió, durante el período de consultas, la concurrencia de causas, deduciéndose dicha conclusión de los propios actos de la empresa, quien ha indemnizado por la máxima cuantía del despido improcedente.

Fundó su pretensión en la ausencia de criterios selectivos objetivos, denunciados en el período de consulta y mantenidos esencialmente en la decisión final, habiéndose entendido, incluso, por la Inspección de Trabajo que alguno de ellos es discriminatorio.

Denunció, en segundo lugar, que la empresa no aportó documentación pertinente, aunque disponía de ella, como las cuentas provisionales de los primeros meses de 2013 o el informe de experto externo referido al deterioro del fondo de comercio, lo que impidió que el período de consultas alcanzase sus fines.

Negó, como se anticipó más arriba, la concurrencia de causas económicas, organizativas y de producción.

Denunció finalmente, que no hubo propiamente acuerdo, sino una propuesta vinculante, remitida a los trabajadores afectados, cuyo censo no se supo nunca por CGT, quien denunció, en todo momento, la concurrencia de un procedimiento de votación absolutamente oscurantista en el que se impidió la participación de los sindicatos no firmantes, cuya libertad sindical se vulneró por los demandados.

STC ratificó su demanda y denunció, al igual que CGT, que los criterios de selección no eran objetivos. - Denunció, del mismo modo, que los criterios de absentismo, que eran los determinantes para afectar a los trabajadores en el despido, no eran objetivos sino discriminatorios.

Abundó en la no aportación de documentación relevante, como los contratos de clientes y los criterios tenidos en cuenta para concluir que la empresa tendrá pérdidas previsibles.

Mantuvo, por otro lado, que el referéndum fue una farsa, orquestada por empresa y los sindicatos firmantes, quienes delegaron la decisión en los trabajadores, mediante una votación no transparente, en la que ni se contó con un censo de electores, ni hubo mesas imparciales de recuento.

Negó finalmente la concurrencia de causas productivas y económicas y denunció las pérdidas del ejercicio 2013, fundadas en un artificio contable, por el que se contabilizó el deterioro del fondo de comercio durante un período dilatado hacia el futuro.

USO ratificó su demanda de despido colectivo, se adhirió a las de los restantes demandantes y puso en valor que la decisión se tomó por los trabajadores y no por los sujetos legitimados por el art. 51.2 ET.

CIG ratificó su demanda, se adhirió a las de los demás demandantes y denunció la composición de la comisión negociadora, de la que fue excluida indebidamente, puesto que ostenta la condición de sindicato más representativo de comunidad autónoma y acredita 3 de los 17 miembros del comité de empresa del centro de Coruña.

ATENTO se opuso a la demanda, aunque admitió los hechos de las demandas reflejados en el acta del juicio, que se tienen por reproducidos.

Promovió un despido colectivo, fundado en causas económicas, organizativas y de producción, por lo que se dirigió a las secciones sindicales y a los representantes de los trabajadores, que suman 221 en los centros de trabajo afectados, el 26-06- 2014.

HECHOS PROBADOS

El 26-06-2014 atento se dirigió a las secciones sindicales de UGT, CCOO, STC, USO, FASGA, CIG y ELA-STV para notificarles su intención de promover un despido colectivo por causas económicas, organizativas y productivas que afectaría a 826 trabajadores de sus centros de trabajo ubicados en las Comunidades Autónomas de Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia, Madrid, País Vasco y Comunidad Valenciana. - En la misma fecha se dirigió a los 221 representantes unitarios de los centros de trabajo afectados por el despido, a quienes remitió la misma comunicación.

El 3-07-2014 se constituyó la comisión negociadora, compuesta por 4 delegados de UGT, 3, CCOO; 2, CGT; 2, STC; 1, USO y 1 FASGA.

- CIG y ELA-STV intentaron participar en la comisión, sin que se les permitiera por los demás componentes de la mesa. - CIG promovió mediación ante el SIMA, que concluyó sin acuerdo el 25-07-2014.

El 4-07-2014 la empresa demandada notificó el inicio del período de consultas a la DGESS.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Los demandantes pretenden, en primer lugar, que declaremos la nulidad del despido, por cuanto la empresa no aportó al período de consultas documentación pertinente, lo cual impidió que el período de consultas alcanzase sus fines y en concreto las cuentas provisionales de los cinco primeros meses de 2013, así como un informe elaborado por experto externo sobre el test de deterioro del Fondo de Comercio.

Denunciaron, del mismo modo, que los criterios de selección, esgrimidos por la empresa y aceptados finalmente por UGT, CCOO y FASGA, eran subjetivos y discriminatorios, al menos la inclusión en los criterios de absentismo de las bajas de larga duración.

Sostuvieron finalmente que no hubo propiamente acuerdo entre ATENTO, UGT, CCOO y FASGA, sino una oferta vinculante de la empresa, que se remitió fraudulentamente a los trabajadores afectados, quienes no estaban legitimados para tomar dicha decisión, que estuvo trufada, además, de irregularidades, como la falta de identificación del censo de votantes, la inexistencia de mesas de votación y de garantías en la limpieza del proceso, culminadas con la exclusión de los sindicatos no firmantes de cualquier control del proceso, lo que vulneraba, a juicio de los demandantes, su derecho a la libertad sindical, admitiéndose por el ministerio fiscal que la ejecución de la consulta a los trabajadores afectados podría haber vulnerado el derecho de libertad sindical de los demandantes.

No puede exigirse a la empresa que aporte documentos inexistentes o que los elabore para el periodo de consultas.

 Se reprocha, no obstante, la falta de aportación de un informe pertinente, que obraba en poder de la empresa con anterioridad a la conclusión del periodo de consultas, pero no lo aportó, pese a que se le había solicitado, por cuanto el período de consultas concluyó con acuerdo, por lo que la falta de aportación no impidió que alcanzase sus fines.

Se anula el despido, porque los sindicatos firmantes del acuerdo decidieron condicionar su decisión a la ratificación de la mayoría de afectados, por lo que abrieron un nuevo espacio de confrontación sindical con los sindicatos no firmantes, entendiéndose que se vulneró su derecho a la libertad sindical al realizarse la votación sin publicar el censo de votantes, la composición imparcial de las mesas electorales, el sistema de votación y el recuento de los votos, por lo que el cumplimiento de la condición no se ejecutó con las debidas garantías democráticas, pretiriéndose injustificadamente la acción sindical de los sindicatos no firmantes.

Acreditada la vulneración de la libertad sindical de los sindicatos demandantes en la organización del referéndum, se hace evidente que el despido colectivo, ejecutado por ATENTO, vulneró el derecho a la libertad sindical en su vertiente funcional del derecho a la negociación colectiva.

Se declara la nulidad del despido, de conformidad con lo dispuesto en el art. 124.11 LRJS, puesto que la vulneración del derecho a la libertad sindical de los demandantes se ha producido en el período de consultas del despido colectivo, al haberse condicionado el acuerdo a una decisión de los trabajadores afectados, en cuya gestación se les ha preterido, lo que ha supuesto objetivamente que el resultado de la votación quede absolutamente cuestionado, al no haberse asegurado las mínimas garantías democráticas, tal y como defendió el Ministerio Fiscal.

La declaración de la nulidad del despido, impide entrar a conocer sobre las razones de su justificación o injustificación.

FALLO

Se estima la excepción de falta de legitimación activa de dicho sindicato, alegada por UGT, por lo que no entramos a conocer del fondo del asunto de la misma.

Se estiman parcialmente las demandas acumuladas de impugnación de despido colectivo, promovidas por STC, CGT y USO, declarando la nulidad del despido y condenamos solidariamente a Atento Teleservicios España, SLU, UGT, CCOO y FASGA a estar y pasar por dicha declaración.

Se condena a Atento Teleservicios España, SLU a readmitir a los despedidos en sus propios términos, así como abonarles los salarios de tramitación desde la fecha del despido hasta que la readmisión tenga lugar.

Contra esta sentencia cabe Recurso de Casación ante la Sala Cuarta del TS, que podrá prepararse ante esta Sala de lo Social de la AN en el plazo de 5 días hábiles desde la notificación.

VER SENTENCIA

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIAAN11112014.pdf

VER OTRAS SENTENCIAS DE TEMAS LABORALES

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASLAB.html