LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DE LA AN DE 17-07-2017 SOBRE DERECHO A CESTA DE NAVIDAD


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->

Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DE LA AN DE 17-07-2017 SOBRE DERECHO A CESTA DE NAVIDAD

Breve Resumen de la Sentencia

La AN estima la demanda y reconoce el derecho de los trabajadores afectados por el conflicto a recibir la cesta de Navidad.

La Sala considera que si bien se habían firmado acuerdos colectivos en los que se establecía como mejora social el derecho a recibir una cesta de Navidad siempre y cuando las condiciones económicas lo permitan, sin concretar ni fijar dichas condiciones, la concesión de la cesta no puede ser analizada con independencia de los avatares relativos a la atribución de la misma.

De la conducta observada a lo largo del tiempo por parte de la empresa no puede deducirse la voluntad de entregar la cesta de Navidad en los años en que la empresa tuviera beneficios, puesto que queda acreditado que a pesar de tener pérdidas algunas de las empresas en los ejercicios 2010 y 2011, la cesta de Navidad se entregó durante estos dos años.

Su entrega no estaba condicionada más que a "cuando las condiciones económicas lo permitan" condiciones que nunca se concretaron ni fijaron, ello, permite interpretar que estamos ante un pacto de mejoras sociales sujeto a la exclusiva voluntad de uno de los contratantes, contrariando lo prohibido por el art. 1256 del Código Civil , y que, ante su falta de claridad ,no puede sino interpretarse en el sentido más adecuado para que el mismo pueda causar efecto , y por lo tanto de un pacto exigible sin condicionamiento alguno.

Procedimiento de Conflicto Colectivo seguido por demanda de UGT y CC.OO. contra Atos IT Solutions And Services Iberia SL, Atos Spain, Atos Worldgrid, CGT, USO y Coordinadora Obrera Sindical (no comparece), sobre Conflicto Colectivo.

Se presentó demanda por CC.OO., y UGT, solicitando que se declare el derecho de los trabajadores afectados por el conflicto a percibir la cesta de Navidad y, se condene a la empresa a entregar a los trabajadores la correspondiente al ejercicio 2016. CGT y USO, se adhieren a la demanda.

Los trabajadores afectados por el presente conflicto colectivo son los trabajadores de Atos Spain, los de Atos Worldgrid, y los de Atos IT que procedían de las empresas Atos Spain, Atos Worldgrid, Infoservicios y Mundivia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Las empresas demandadas, se oponen a la demanda, por entender que no nos hallamos ante una condición más beneficiosa porque no hay acuerdo tácito sino una regulación específica, no hay liberalidad empresarial de conceder la cesta de Navidad de manera inveterada en el tiempo sino que hubo un acuerdo que somete su concesión a unas condiciones, además desde el año 2011 no se entrega la cesta de Navidad, siempre ha estado sometida la entrega de la cesta de la decisión empresarial y en cuanto a su contenido variaba todos los años.

El acuerdo no es para todos los colectivos debiéndose diferenciar cada colectivo a la vista de los acuerdos suscritos por la RLT con Atos Origin (ahora Atos Spain) y con Infoservicios.

En el año 2012 se deja de entregar la cesta de Navidad debido al proceso de MSCT por causas económicas llevado a cabo en la empresa para el periodo 2012-2015 y en los años posteriores o bien ha habido pérdidas que han incrementado las pérdidas de años anteriores y en el caso de que haya habido beneficios se han destinado a compensar las pérdidas de años anteriores y en concreto en 2016 los beneficios se destinan a compensar los resultados negativos de años anteriores.

Los trabajadores de Mundivia S.A. no tienen derecho a la cesta de Navidad porque no hay acuerdo con la empresa y tampoco nos hallamos ante una condición más beneficiosa ya que desde el año 2011 no se entrega y por tanto no es una condición mantenida en el tiempo que además no se ha reclamado durante cinco años.

Los trabajadores fueron trasladados a Atos IT en enero de 2016, en esa fecha no se había entregado la cesta y en virtud de la subrogación no tienen derecho a la misma, puesto que desde 2011 no la habían recibido.

En cuanto a los trabajadores de Atos IT y de Infoservicios, la empresa tuvo pérdidas en 2011, 2012, 2013 y en 2014 se lleva a cabo un despido colectivo y los beneficios de 2015 y 2016 de Atos IT se han aplicado a distribuirlos en forma de dividendos.

Por lo que se refiere a Atos Worldgrid, se respeta el acuerdo, los beneficios se han repartido como dividendos al socio único 3.156.000 € y destinados a compensar los resultados lastrados de años anteriores, lo que ha sido expuesto a la RLT.

En conclusión, no se ha entregado la cesta de Navidad en 2016 porque las condiciones económicas de la empresa no lo permitían.

Se solicita que se dicte sentencia por la que, se declare el derecho de los trabajadores afectados por el conflicto a percibir la cesta de Navidad y, en consecuencia, se condene a la empresa a entregar a los trabajadores la correspondiente al ejercicio 2016, por entender que la empresa ha venido manteniendo de manera estable y pacífica la entrega de la cesta de Navidad a lo largo del tiempo y además existe acuerdo en la mayor parte de las empresas que es inconcreto porque incluso en los años en que la empresa ha dado pérdidas ha entregado la cesta de Navidad.

Hasta el año 2011 la empresa ha venido entregando la cesta de Navidad cuya entrega se suspendió a partir de la entrada en vigor del acuerdo de MSCT por el que se redujo el salario de los trabajadores durante el período 2012-2015 y en suma que concurren los requisitos que conforme a la jurisprudencia determina la existencia de condición más beneficiosa.

En cualquier caso al haberse suscrito los acuerdos de 14-1-2005 y 8-5-2006 que establecen, siempre y cuando las condiciones económicas lo permitan, los empleados en activo a 1 de diciembre del año en curso recibirán una cesta de Navidad, dado la existencia de beneficios durante los últimos ejercicios la empresa debe dar cumplimiento a los mismos sin que la validez y el cumplimiento de los contratos pueda dejarse al arbitrio de uno de los contratantes.

Los empresarios pueden otorgar a sus trabajadores unas condiciones laborales mejores que aquéllas a las que estrictamente están obligados. Se trataría, así, de un beneficio cuyo origen está en su unilateral voluntad y no en lo dispuesto en normas jurídicas estatales, autonómicas o pactadas (convenios colectivos estatutarios), pactos colectivos o individuales, usos y costumbres o en los principios generales del derecho (fuentes de obligaciones y derechos, según resulta de lo dispuesto en el art. 3.1 ET).

Esa voluntad unilateral puede, entonces, sujetar el beneficio a las condiciones y duración que estime oportunas (a salvo, claro es, que sean ilegales). Sin embargo, una vez que el trabajador lo acepta, bien expresamente, bien tácitamente al recibirlo, se produce el concurso de voluntades (art. 1262 CC), generador de fuerza de obligar (art. 3.1.c ET y art. 1091 CC), al no precisarse forma alguna para que se produzca el pacto (arts. 1254 y 1278 CC ), sin que pueda ya cambiarse por la sola voluntad empresarial más allá de las condiciones y términos en que hayan podido quedar pactados (art. 1256 CC), siendo preciso el consentimiento de ambos para modificarlo o, todo lo más y según las circunstancias, acudir al procedimiento especial previsto en la legislación para modificar condiciones de trabajo, sin perjuicio de que sus efectos puedan irse atemperando, en determinados casos de mejoras de índole retributiva, por el juego de los mecanismos de absorción y compensación de salarios.

En ocasiones, la mejora en cuestión se viene disfrutando de antiguo, sin que conste que tenga su causa en alguno de las fuentes a que nos hemos referido. En tal caso, dicha conducta puede ser reveladora de la existencia de una voluntad común entre las partes en orden a disfrutarlo con carácter indefinido (arts. 1282 CC y 386 de la LEC); o, dicho de otra forma, de un pacto tácito con ese alcance, cuyo régimen jurídico no es diferente del que tiene si proviniera de un acuerdo expreso realizado entre empresario y trabajador. Por tanto, de imposible supresión unilateral por el empresario, salvo que concurrieran las causas que legalmente le autorizan a modificar condiciones sustanciales del contrato de trabajo y siguiera el procedimiento previsto al efecto.

En tal sentido, las circunstancias del caso concreto serán determinantes para que pueda operar una conclusión de esa naturaleza, teniendo en cuenta si su disfrute se viene haciendo en forma periódica y regular, o si viene acompañado de actos expresivos de que obedecen a concesiones reiteradas tantas veces como la mejora se recibe.

En suma, tratando de averiguar si ésta es fruto de una voluntad unilateral de concederla con carácter indefinido o únicamente de darla para cada ocasión. Supuesto, este último, en el que cada entrega es fruto de una voluntad nueva, generadora de un deber autónomo, nacido y extinguido en ese mismo instante.

En el otro, en cambio, constituiría un simple acto de ejecución de la obligación previamente asumida por el empresario, manteniendo éste el deber de satisfacerla en tanto aquélla no se extinga por alguna de las causas legalmente establecidas al efecto en nuestro ordenamiento jurídico.

Habrá casos, en fin, en los que las circunstancias concurrentes pongan de manifiesto que el disfrute del beneficio no obedece a una voluntad de obligarse, sino a una errónea creencia sobre la existencia de un deber de hacerlo.

Por contra, puede suceder que el beneficio se haya disfrutado escasamente en el tiempo y sin embargo, responda a un acto de concesión unilateral por el empresario realizado con ánimo de obligarse de futuro. En tal caso, el deber subsiste, en tanto que no se haya extinguido por cualquiera de las causas legales.

En suma, pues, ni es suficiente con que el beneficio se disfrute reiteradamente en el tiempo, ni es precisa esa nota de duración o permanencia para que exista la obligación; lo esencial radica en determinar si ha habido un acto de voluntad empresarial de obligarse para el futuro.

Pues bien, si a la luz de lo expuesto analizamos el caso de autos, la demanda debe merecer favorable acogida, ya que los términos de los Acuerdos de 14-1-2005 y 8-5-2006 son bien reveladores de que los trabajadores de la empresa demandada tenían incorporado a su patrimonio de condiciones laborales la entrega de una cesta de Navidad, en dichos acuerdos se establece: "siempre y cuando las condiciones económicas lo permitan, los empleados en activo a 1 de diciembre del año en curso recibirán una cesta de Navidad", significando que la concesión de la cesta no puede ser analizada con independencia de los avatares relativos a la atribución de la misma, pues, de otro modo, se estaría postulando el reconocimiento de un derecho abstracto, cuyo contenido y configuración se deja al arbitrio absoluto de la parte que debe satisfacerlo, lo cual lo vacía de efectividad (art. 1256 del Código Civil.).

La entrega de la cesta no estaba condicionada más que a "cuando las condiciones económicas lo permitan" condiciones que nunca se concretaron ni fijaron, ello, permite interpretar que estamos ante un pacto de mejoras sociales sujeto a la exclusiva voluntad de uno de los contratantes y que, ante su falta de claridad, no puede sino interpretarse en el sentido más adecuado para que el mismo pueda causar efecto, y por lo tanto es un pacto de entrega de la cesta de Navidad realmente no condicionado y por ello exigible sin condicionamiento alguno

La demanda debe prosperar porque ha quedado acreditado que en el año 2016 la empresa tuvo beneficios, debiéndose hacer extensivo el pronunciamiento en favor de los trabajadores de Mundivia, empresa del grupo, ya que, a pesar de que no estaba recogido en ningún acuerdo la entrega de la cesta de Navidad, la empresa la ha venido entregándola a todos sus trabajadores del centro de trabajo de Madrid y Barcelona en el año 2005 y hasta 2011.

Es patente la voluntad inequívoca de la empresa de la que provienen estos trabajadores, de conceder este beneficio a los mismos para equipararles con el personal de Atos Origin (ahora Atos Spain) y de Infoservicios, hasta el punto de que todos los años el departamento de personal emitía un comunicado a todos los empleados adscritos a centros de trabajo de Atos Spain, infoservicios, Atos Worldgrid, Mundivia y Sis poniendo en su conocimiento las fechas del mes de diciembre y el lugar en que podía pasar a recoger las cestas de navidad.. El citado beneficio venía siendo disfrutado desde tiempo inmemorial, de forma persistente -se concedía todos los años y en las mismas condiciones hasta que quedó en suspenso en el año 2012 para todos los trabajadores de todas las empresas.

FALLO

Estimamos la demanda formulada por CC.OO. Y UGT, a la que se han adherido CGT y USO, contra la empresa Atos Spain S.A. como entidad cabecera del Grupo Atos Spain, Atos Worldgrid, S.L. y Atos IT Solutions And Services Iberia SL, y, por ser parte interesada, COS, sobre Conflicto Colectivo, declaramos el derecho de los trabajadores afectados por el conflicto a percibir la cesta de Navidad y condenamos a las empresas demandadas a entregar a los trabajadores la correspondiente al ejercicio 2016

Contra esta sentencia cabe Recurso de Casación ante el que podrá prepararse en el plazo de 5 días hábiles desde la notificación

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/contenidos.action?action=contentpdf&databasematch=AN&reference=8119429

VER OTRAS SENTENCIAS DE TEMAS LABORALES

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASLAB.html