LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA

UNA SENTENCIA RECONOCE LA JUBILACIÓN A LOS 61 AÑOS DE LA MAYORÍA DE TRABAJADORES MAYORES DESPEDIDOS


Seguir a @PIRENAICADIGITA


UNA SENTENCIA RECONOCE LA JUBILACIÓN A LOS 61 AÑOS DE LA MAYORÍA DE TRABAJADORES MAYORES DESPEDIDOS

El Norte - Valladolid

La Seguridad Social acoge la sentencia cambiando la interpretación restrictiva para los despidos improcedentes

Los Servicios Jurídicos de CC.OO. Castilla y León han logrado una sentencia que ha cambiado el criterio de la Seguridad Social a la hora de conceder la jubilación anticipada a los 61 años a los trabajadores y trabajadoras que logran demostrar que su despido es improcedente.

La Ley General de la Seguridad establece:

Art. 207 del Texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social

En caso de despido colectivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, conforme al artículo 51 o 52 c) del E.T., para poder acceder a la jubilación anticipada derivada de cese en el trabajo por causa no imputable al trabajador, será necesario que éste acredite haber percibido la indemnización correspondiente derivada de la extinción del contrato de trabajo o haber interpuesto demanda judicial en reclamación de dicha indemnización o de impugnación de la decisión extintiva.

El percibo de la indemnización se acreditará mediante documento de la transferencia bancaria recibida o documentación acreditativa equivalente.”

La sentencia del Juzgado de lo social nº 3 de Burgos, ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, ha quebrado la restrictiva interpretación de la norma que hace la Administración para intentar, por todos los medios, hurtar derechos a los trabajadores y trabajadoras, mientras regala bonificaciones y tarifas planas a los empresarios.

La sentencia reconoce el derecho a la jubilación anticipada a los 61 años a las personas despedidas que logran sentencias de despido improcedente y, por tanto, mejores indemnizaciones.

La Seguridad Social, haciendo una interpretación que se ha demostrado errónea mediante esta sentencia, condenaba a estos desempleados y desempleadas a esperar hasta los 63 años para jubilarse anticipadamente.

La sentencia establece que el derecho a la jubilación anticipada se genera con el despido y no con la posible sentencia posterior.

Teniendo en cuenta que una buena parte de los despidos nacen como objetivos, son muchos los trabajadores y trabajadoras que podrán acogerse a la jubilación anticipada a los 61 años aunque pleiteen por sus indemnizaciones.

Tan solo los despidos improcedentes que sean reconocidos sin mediar una sentencia judicial se verán afectados por el Real Decreto-Ley 5/2013, de 15-3, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, que establece su exclusión de la jubilación anticipada a los 61 años y obliga a esperar hasta los 63 años.

Para CC.OO. esta sentencia repara una injusticia muy grave hacia las personas que, teniendo una edad para poder jubilarse anticipadamente, se ven privadas de este derecho tan solo por haber reclamado en los tribunales su despido.

CC.OO. espera que sentencias como ésta sirvan para que las instrucciones de los responsables de la Seguridad Social no vuelvan a recoger interpretaciones tan restrictivas para los derechos de los trabajadores y las trabajadoras mientras el Gobierno regala a manos llenas las cotizaciones a las empresas.

Ver sentencia -> http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIATSJCYL03122015.html