LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DEL TS DE 03-05-2016


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->


Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DEL TS DE 03-05-2016 SOBRE DESPIDO OBJETIVO POR CAUSAS PRODUCTIVAS

Despido objetivo por causas productivas anudado a la extinción de la contrata

Empresa que contrata con una principal la prestación de determinados servicios y, en un momento determinado, la empresa comitente decide extinguir la contrata, sin que exista cláusula de subrogación, asumiendo con sus propios trabajadores las funciones encomendadas a la contrata.

Recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por Eulen Integra, S.A., frente a la sentencia de del TSJ de Cataluña, de 17-6-2014 dictada en el recurso de suplicación formulado por la ahora recurrente contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 4 de Barcelona de 27-6-2013 dictada en virtud de demanda formulada por D. Isidoro, D. Nemesio y Teodulfo, contra Eulen Integra, S.A. e Hipercor, S.A. sobre reclamación por Despido.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- El 27-6-2013 el Juzgado de lo Social nº 4 de los de Barcelona dictó sentencia en la que consta la siguiente parte dispositiva:

"Estimo la excepción de falta de legitimación pasiva de Hipercor, S. A. Estimo parcialmente la demanda interpuesta por D. Isidoro, D. Nemesio y D. Teodulfo contra Eulen Integra, S. A., declaro la improcedencia de los despidos de los actores de 30-6-2012.

Esta declaración comporta la condena de la referida mercantil a que o bien readmita a los actores con las mismas condiciones anteriores a su despido y les abone los salarios devengados desde el día de la extinción del contrato hasta el de la readmisión, o bien les abone las cantidades que se refieren a continuación, en concepto de indemnización de despido: a D. Isidoro, 7.973,79 €, a D. Nemesio, 7.447,83 €, a D. Teodulfo, 23.933,40 €.

La opción la tendrá que hacer la demandada en el plazo de 5 días desde la notificación de la sentencia mediante escrito o comparecencia en este Juzgado."

SEGUNDO.- En la citada sentencia se han declarado probados los siguientes hechos:

D. Isidoro, prestaba servicios para Eulen Integra, S. A. desde el 16-6-2006 como reabastecedor. Al contrato de trabajo indefinido del Sr. Isidoro le era de aplicación la Disposición Adicional 1ª de la Ley 12/2001, de 9-6.

D. Nemesio, prestaba servicios para Eulen Integra, S. A. desde el 7-6-2006 como reabastecedor. Al contrato de trabajo indefinido del Sr. Nemesio le era de aplicación la Disposición Adicional 1ª de la Ley 12/2001, de 9-7.

D. Teodulfo, prestaba servicios para Eulen Integra, S. A. desde el día 17-2-2004 como reabastecedor

Hipercor, S. A. y Eulen Integra, S. A. firmaron un contrato de prestación de servicios de logística y manipulación de mercancías

Las demandadas modificaron el contrato de prestación de servicios en sucesivas ocasiones, reduciendo progresivamente los servicios a prestar

Hipercor, S. A. comunicó a Eulen Integra, S. A. la voluntad de no continuar con el contrato de prestación de servicios y logística a partir del 24-11-2012, debido a la voluntad de aquella de dedicar los trabajadores propios a hacer las tareas que había encomendado a Eulen Integra, S.A.

La empresa entregó a los actores sendas comunicaciones escritas, en las que les recordaba la voluntad de la empresa de extinguir sus contratos de trabajo al amparo del artículo 52 c) con efectos del día 30-6-2012, y con amparo en las causas indicadas de carácter productivo-organizativas.

El día de la comunicación de extinción, Eulen Integra, S. A. puso a disposición de los actores sus cheques nominativos. Debido a que los actores se negaron a recibirles, la empresa les ingresó el importe mediante transferencia.

El 18-3-2008, los representantes legales de los trabajadores y de la empresa Eulen Integra, S.A. firmaron un convenio colectivo estatutario para los años 2008, 2009 y 2010, vigente y aplicable a las relaciones de trabajo de los actores

La empresa, junto con la comunicación extintiva, puso a disposición de los trabajadores sendos cheques nominativos con el importe correspondiente a la indemnización por despido objetivo. Los trabajadores se negaron a recibir los cheques, de modo que la empresa les ingresó la indemnización mediante transferencia.

TERCERO.- La citada sentencia fue recurrida en suplicación por Eulen Integra, S.A., dictándose por el TSJ de Cataluña, sentencia el 17-6-2014, en la que consta la siguiente parte dispositiva:

"Desestimando el recurso de suplicación interpuesto por la empresa Eulen Integra S.A. frente a la sentencia de 27-6-2013 del Juzgado de lo Social nº 4 de Barcelona en autos seguidos a instancia de D. Isidoro, D. Nemesio y D. Teodulfo contra la citada mercantil, la codemandada Hipercor S.A. y el FOGASA; y, en su integridad, confirmamos la citada resolución".

Se condena en costas de la empresa recurrente en la señalada cuantía de 300 euros; decretándose la pérdida del depósito y consignación efectuados, firme que sea la presente resolución."

CUARTO.- Eulen Integra, S.A. formuló recurso de casación para la unificación de doctrina, en el que se alega como sentencia contradictoria con la recurrida la del TSJ de Cataluña de 8-3-2013.

QUINTO.- El Ministerio Fiscal presentó escrito en el sentido de considerar la procedencia del recurso.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- La cuestión debatida en el presente recurso de casación unificadora se contrae a determinar si una vez terminada una contrata por decisión unilateral de la empresa principal, que además asume el servicio con personal propio, pueden considerarse extinguidos los contratos que estaban vinculados a la misma, cuando no existe cláusula de subrogación.

La sentencia recurrida declara probado que los 3 actores prestaban servicios para Eulen Integra, S.A., como reabastecedores en virtud de contrato de trabajo indefinido en el centro de trabajo de Hipercor, S.A..

Eulen Integra, S.A. había suscrito con Hipercor, S.A. un contrato de prestación de servicios de logística y manipulación de mercancías, con antelación al inicio de la relación laboral de los actores, que tuvo diversas modificaciones, que afectaban al número de trabajadores necesarios para la prestación de los servicios, hasta que Hipercor, S.A. decidió extinguir aquel contrato, dedicando trabajadores propios al desempeño de las tareas encomendadas a Eulen Integra, S.A.

A resultas de ello, la empresa recurrente comunicó a los actores la extinción de sus contratos de trabajo al amparo del Art. 52 c) del E.T., indicándoles que la empresa no tiene vacantes de su categoría profesional que pudiera asignarles para reubicarlos.

Instada reclamación judicial por los actores contra Eulen Integra, S.A., la sentencia de instancia estimó parcialmente la demanda y declaró la improcedencia del despido de los actores, pronunciamiento confirmado en suplicación, por entender la Sala que la empresa fundamenta su decisión en que se ha extinguido la contrata, sin aportar ningún otro elemento probatorio que permita valorar no solo la inexistencia de puestos de trabajo vacantes en otras contratas, sino también las propias dificultades organizativas que justificarían las medidas.

SEGUNDO.- Contra la indicada sentencia, Eulen Integra, S.A. interpone el presente recurso e invoca como sentencia referencial la dictada por la misma Sala de lo Social el 8-3-2013.

Las sentencias comparadas son esencialmente iguales en sus hechos, pretensiones y fundamentos, lo que permite afirmar la existencia de la contradicción, exigida como presupuesto de admisibilidad del recurrido por el art. 219.1 de la LRJS.

Los trabajadores despedidos reclaman y, mientras la sentencia recurrida estima que se trata de despidos improcedentes, la de contraste considera que la extinción de sus contratos fue válida.

TERCERO.- En cuanto al fondo de la cuestión planteada la parte recurrente denuncia la infracción del Art. 52 c) en relación con el 51.1 del E.T., y el debate suscitado se concreta en considerar o no la pérdida de una contrata con elemento justificativo de la extinción del contrato de trabajo por causas objetivas.

El recurso de la empresa contratista debe prosperar. En efecto:

La cuestión ya ha sido unificada por esta Sala en numerosas sentencias, cuya doctrina podemos resumir, siguiendo, nuestras sentencias de 16-9-2009 y 26-4-2013:

"La reducción de actividad de servicios a la finalización de la contrata inicial ha generado dificultades que impiden el buen funcionamiento de la empresa; como tal hay que considerar el exceso de personal resultante de tal reducción. A estas dificultades se puede hacer frente mediante amortizaciones de los puestos de trabajo sobrantes, de forma que se restablezca la correspondencia entre la carga de trabajo y la plantilla que la atiende. Y el ámbito de apreciación de la causa productiva sobrevenida puede ser el espacio o sector concreto de la actividad empresarial afectado por el exceso de personal, que es en el caso la contrata finalizada y renovada con menor encargo de servicios y consiguientemente de ocupación".

Por consiguiente, la pérdida o disminución de encargos de actividad ha de ser considerada por su origen una causa productiva, en cuanto que significa una reducción del volumen de producción contratada, y por el ámbito en que se manifiesta una causa organizativa, en cuanto que afecta a los métodos de trabajo y a la distribución de la carga de trabajo entre los trabajadores.

Se ha añadido que el art. 52 c) ET no impone al empresario la obligación de agotar todas las posibilidades de acomodo del trabajador en la empresa:

Es cierto que la mera pérdida de la contrata puede no resultar suficiente para concluir que siempre y en todo caso concurre causa justificativa para la extinción del contrato de trabajo.

Recordemos que el texto del art. 51.1 ET -al que se remite el art. 52 c) ET - vigente en la fecha del despido establecía, tras definir que se entendía por causas técnicas, organizativas y de producción e imponer a la empresa la carga de acreditar la concurrencia de la causa, que la empresa debería " justificar que de las mismas se deduce la razonabilidad de la decisión extintiva para contribuir a prevenir la evolución negativa de la empresa o a mejorar la situación de la misma a través de una más adecuada organización de los recursos, que favorezca su posición competitividad en el mercado o una mejor respuesta a las exigencias de la demanda ".

De ahí que, en relación con las causas organizativas o de producción, hayamos negado el efecto extintivo en el supuesto enjuiciado en la Sentencia del TS de 29-11-2010, dictada por el Pleno de esta Sala, porque se daba la circunstancia de que la necesidad de amortizar puesto de trabajo que se presume insita en la decisión extintiva se veía desvirtuada por el dato de que la empresa cubría a la vez otros puestos vacantes o de nueva creación, lo que excluía la razonabilidad de la medida.

No concurriendo circunstancias de esa o análoga índole, ni constando siquiera que hubiera vacantes adecuadas, habrá que partir de la afirmación de que la pérdida de uno de los clientes supone un descenso del volumen de actividad.

Como recalca nuestra sentencia de 16-5-2011:

"nos hallamos ante el supuesto de pérdida de la contrata en la que concretamente prestaba servicios el trabajador y no consta que hubiese en la empresa puesto vacante alguno en el que el trabajador pudiera ser empleado, con lo queda configurada una situación de razonable necesidad de extinguir el contrato por causas productivas, que incluso se ha apreciado en los supuestos de finalización de una contrata y su sustitución por otra con menos encargo de servicios, alcanzando a la amortización de los puestos de trabajo sobrantes.

Y frente a lo pretendido por el recurso, la empresa no tenía la obligación de buscarle necesario acomodo en otro centro de trabajo, sino que la prueba de existencia de vacante adecuada a la categoría profesional del trabajador era carga procesal del mismo y su constancia únicamente actuaría como elemento para excluir la razonabilidad de la medida extintiva".

CUARTO.- Procede, por tanto, estimar el recurso y resolver el debate de suplicación de acuerdo con las anteriores consideraciones.

FALLO

Estimamos el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por Eulen Integra, S.A., frente a la sentencia del TSJ de Cataluña, de 17-6-2014 dictada en el recurso de suplicación nº 2086/2014.

Casamos y anulamos dicha sentencia y, resolviendo el debate de suplicación, debemos desestimar el recurso de esta clase interpuesto por Eulen Integra, S.A. contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 4 de Barcelona de 27-6-2013 revocando su decisión estimatoria en parte de la demanda y absolviendo a la empresa demandada.

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=7726381&links=%223040%2F2014%22&optimize=20160704&publicinterface=true

VER OTRAS SENTENCIAS DE TEMAS LABORALES

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASLAB.html