LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DEL TS DE 04-04-2017


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->

Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DEL TS DE 04-04-2017 SOBRE CADUCIDAD DE LA ACCIÓN EN CASO DE DESPIDO

RESUMEN

Concurre cuando la misma Sala de suplicación, dentro del mismo litigio, en la sentencia anterior (invocada ahora de contraste) que declaró la nulidad de las actuaciones para que el Juzgado de instancia se pronunciara sobre todas las cuestiones planteadas por las partes, al analizar con carácter previo la excepción de caducidad alegada al amparo del art. 197.1 de la LRJS por la empresa recurrida en su escrito de impugnación, desestimó dicha excepción, mientras que, en la sentencia que es ahora objeto del recurso de casación unificadora la acoge y declara caducada la misma acción de despido.

Recurso de casación para unificación de doctrina, interpuesto por D. José, contra la sentencia de 26-11-2014 del TSJ de Castilla-León, en el recurso de suplicación formulado por el ahora recurrente, frente a la sentencia de 25-8-2014, del Juzgado de lo Social nº 3 de Burgos, en autos seguidos a instancia de D. José contra Tecny-Farma, SLU.; Miembros del Comité de Empresa y Belinmo, SLU. sobre reclamación de despido.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- El 25-8-2014 el Juzgado de lo Social nº 3 de Burgos dictó sentencia cuya parte dispositiva es:

«Desestimo la demanda interpuesta por D. José, declaro ajustado a derecho el acto extintivo de 30-5-2013 y absuelvo a los demandados Tecny-Farma S.L.U., Belinmo S.L.U. y Miembros del Comité de Empresa.»

SEGUNDO.- En dicha sentencia se declararon probados los siguientes hechos:

1º.- D. José ha prestado servicios para el demandado Tecny-Farma S.L.U. desde el 14-9-1983.

2º.- El actor trabajaba como encargado de la sección de revestimiento junto con un Oficial de 2ª.

3º.- Los inmuebles utilizados por la citada empresa son de propiedad de Belinmo S.L.U. a quien el demandado paga la oportuna renta que no consta abonada. La renta pactada era de 8.000 euros al año. Tanto una como otra tienen un solo socio que es el mismo. No consta que Belinmo tenga trabajadores ni otra actividad.

4º.- La empresa demandada viene experimentando una reducción en las ventas y en la facturación. La sociedad tenedora del inmueble ha cerrado el ejercicio del 2012 con pérdidas cuando tuvo ganancias en 2010 y 2011.

5º.- La empresa inicia un ERE en fecha 18-4-2013.

6º.- El 18-5-2013 se llega a un acuerdo con el Comité tras varias reuniones y negociaciones en cuya virtud se aceptaba el ERE que debía afectar a 11 trabajadores y no a 15 con una indemnización de 30 días de salario por año de servicio con un máximo de 15 mensualidades. La indemnización mínima legal se abonaría al comunicar el despido y el resto se pagaría hasta el 31-12-2013. Hay 4 trabajadores que se acogen voluntariamente a la extinción. Son despedidos otros 11 elegidos de acuerdo con la memoria presentada.

7º.- El actor es despedido mediante carta de 30-5-2013 con igual fecha de efectos. Se le abona una indemnización de 12 meses de salario que asciende a 33.157,75 euros en el momento de comunicar el despido. El resto de la indemnización asciende a 8.262,90 euros.

9º.-La Sección de Revestimiento de la que era encargado el actor se ha fusionado con las de Personalizado y Vinilos bajo el mando de un solo encargado.

10º.- Impugna el actor el despido.

TERCERO.- Interpuesto recurso de suplicación contra la referida sentencia, el TSJ de Castilla-León dictó sentencia el 26-11-2014, en la que consta la siguiente parte dispositiva:

«En el Recurso de Suplicación interpuesto por D. José , frente a la sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 de Burgos, en autos seguidos a instancia del recurrente, contra Tecny-Farma S.L.U., Belinmo S.L.U. y Miembros del Comité de Empresa, revocamos la sentencia recurrida, estimando la excepción de caducidad alegada por la impugnante y declarando, en consecuencia, caducada la acción por despido ejercitada en demanda, a todos los efectos legales procedentes, debiendo las partes estar y pasar por tal declaración. Sin costas.».

El 15-1-2015 se dictó auto de aclaración y de nulidad, desestimando el incidente de nulidad planteado por el demandante, así como la aclaración solicitada sobre la sentencia de fecha 26-11-2014.

CUARTO.- Contra la sentencia dictada en suplicación, se formalizó, por D. José, el presente recurso de casación para la unificación de doctrina, alegando la contradicción con la sentencia del TSJ de Castilla- León de 18-6-2014, denunciando la infracción del art. 59.3 del ET y art. 207 de la LEC.

SEXTO.- El Ministerio Fiscal dictamina en el sentido de considerar que el recurso debía ser desestimado.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- 1.- El trabajador recurrente en casación unificadora impugna la sentencia de suplicación, revocatoria de la de instancia, que desestimó la demanda y declaró ajustado a derecho el acto extintivo de 30-5-2013, absolviendo a las dos entidades demandadas y al Comité de Empresa: se trataba de un despido colectivo finalizado con acuerdo), en la que, al acogerse la excepción de caducidad alegada por la empresa en su escrito de impugnación de la suplicación del actor, se declaró "caducada la acción de despido ejercitada en la demanda, a todos los efectos legales procedentes"; la Sala de suplicación, sin considerar necesario entrar a analizar los 5 motivos articulados por el trabajador allí recurrente, estima la mencionada excepción, en lo sustancial, con la siguiente argumentación literal:

"Al respecto, tenemos: la fecha de efectos del despido, conforme al ordinal séptimo, es el 30-5-2013. Se presenta papeleta de conciliación con fecha 25-6-2013. Finalmente, se presenta demanda, el 23-7-2013.

Partiendo de dichas fechas, a los efectos del Art. 59.3 ET: desde el 31 de Mayo al 24 de Junio, transcurren 17 días hábiles. Presentada la conciliación el 25-6-2013, transcurridos los 15 días siguientes, que recoge el Art. 65.1 LRJS, debemos contar a partir del día 17 de Julio hasta el 23, que se presenta la demanda, resultando otros 5 días hábiles, que sumados a los anteriores, nos da un total de 22 días hábiles transcurridos. Siendo ello así, la acción por despido ejercitada está caducada, a todos los efectos del Art. 59.3 ET".

2. Frente a la sentencia ahora impugnada en casación unificadora, el propio actor, en escrito presentado el 11-12-2014, solicitó ante la Sala de Burgos, por un lado, su aclaración, a fin de que se excluyera del cómputo de la caducidad, como día inhábil, el 7-6-2013, al parecer fiesta local en la ciudad de Burgos, y, por otro, la nulidad de las actuaciones, invocando a este respecto un posible efecto positivo de cosa juzgada producido por la sentencia de Sala burgalesa de 18-6-2014 que, como luego se verá, es la resolución invocada de contraste en el presente recurso de casación para la unificación de doctrina.

Por auto de 15-1-2015, el TSJ rechazó, tanto la aclaración solicitada (por su irrelevancia, porque, en cualquier caso, según decía, incluso descontando, como inhábil, el referido día festivo local, la demanda se interpuso, al entender de aquella Sala, fuera del plazo de caducidad del art. 59.3 ET), como la pretendida nulidad porque, respecto a ello, en síntesis, la caducidad había sido aducida por la empresa en el acto del juicio oral y reiterada en su escrito de impugnación al recurso de suplicación del actor, sin que éste se opusiera a tal cuestión hasta el precitado escrito del 11-12-2014 y, según concluye de manera literal aquella Sala,

"el solicitante debería haber alegado, en defensa de su derecho, la excepción de cosa juzgada, como efecto positivo conforme al Art. 222.4 LEC, a lo largo del procedimiento anterior lo que así no hizo. Como consecuencia directa de ello y al no poder ser apreciada de oficio la misma, su alegación ahora es extemporánea e improcedente, como tal cuestión nueva, no pudiendo analizarse sin causar indefensión a la parte contraria".

Como argumento de refuerzo, la Sala de Burgos cita, destaca el carácter excepcional del incidente de nulidad de actuaciones, en el que, en ningún caso, se puede proceder a un nuevo examen valorativo e interpretativo de las cuestiones resueltas en la sentencia cuya nulidad se postula y, en fin, rechaza tanto la aclaración como la nulidad de las actuaciones, "pudiendo la promotora acudir al recurso correspondiente a usar su derecho, si discrepa, como parece, de la resolución de fondo dictada por esta Sala".

SEGUNDO.- 1. El recurso de casación unificadora denuncia la infracción de los arts. 59.3 ET, 207 LEC y 9.3 y 24.2 CE, sosteniendo, en síntesis, que por la sentencia objeto de impugnación, y por el mismo Tribunal, se aplica de distinta manera el instituto de la caducidad, con vulneración de la cosa juzgada y de los principios de seguridad jurídica y de tutela judicial efectiva.

2. Como sentencia de contraste, se propone la de 18-6-2014 del TSJ de Castilla y León/Burgos

3. La contradicción nos parece palmaria. Se cumplen los requisitos que hacen viable el recurso.

Pero es que, aunque así no fuera, estando en juego el efecto de la cosa juzgada formal prevista en el art. 207 LEC, ello no sería probablemente óbice para que esta Sala, de oficio, y de acuerdo con el criterio sentado desde antiguo, pudiera emitir su pronunciamiento, incluso si la cuestión no hubiera sido planteada en suplicación, pues,

"ante tal realidad, una rígida interpretación del concepto de cuestión nueva conduciría...al mantenimiento de dos resoluciones judiciales contrapuestas, que resultarían incomprensibles para los destinatarios de la Justicia e incompatibles con los más elementales principios de la lógica, con claro quebranto de los principios de seguridad jurídica y de interdicción de la arbitrariedad que consagra el art. 9.3 de la Constitución".

Además, como ya dijo esta Sala en su sentencia de 17-11-1997

"dada la finalidad del proceso, que tiende a conseguir la seguridad jurídica, resulta claro que cuando vaya a desembocarse en dos resoluciones que puedan ser opuestas y contradictorias entre si, puede acudirse al principio general de derecho non bis in idem, pues para que surta efecto jurídico lo juzgado en demandas que lo presupongan, no tiene que ser articulada la específica y formal excepción, ya que las decisiones de los tribunales sientan una presunción de verdad que vincula al juzgador, aunque no concurran las condiciones de la exceptio rei iudicata.

Por su parte:

"el TC ha declarado que los órganos judiciales deben conocer sus propios pronunciamientos, y esto es así aunque se trate de órganos colegiados divididos en secciones distintas, y quedan vinculados por sus resoluciones anterior"

4. En definitiva, en aplicación de la autoridad de cosa juzgada formal previsto de manera expresa en el art. 207 y el efecto negativo o excluyente previsto en el 222.1 LEC, como declaró la precitada sentencia de esta Sala de 27-1-1998 y las que en ella se citan, en supuestos análogos de contradicción entre sentencias dictadas por la misma Sala de suplicación, aunque allí fueran en materia sobre competencia de jurisdicción,

"no es admisible que en un segundo proceso se pueda desconocer o disminuir de cualquier manera el bien reconocido en la sentencia anterior y...concurre la cosa juzgada si resulta una contradicción manifiesta entre lo que resolvió y lo que de nuevo se pretende si se accede a conocer de nuevo"

Por más que en la resolución ahora recurrida, vulnerando aquellos preceptos, se aparente desconocer una circunstancia que, acertada o no, constituyó la principal razón para desestimar la caducidad en la primera sentencia firme: que la fecha a computar a los efectos previstos en el art. 65.1 LRJS no era la de la de la presentación de la papeleta de conciliación en Miranda de Ebro el 25-6-2013 sino cuando aquélla tuvo entrada en el SMAC de Burgos el día 28 de ese mismo mes y año.

5. En virtud de todo lo expuesto, procede estimar el recurso y casar y anular la sentencia recurrida. Ahora bien, dado que no existe pronunciamiento sobre el resto de los motivos articulados en el recurso de suplicación, debemos reponer las actuaciones al momento de dictarse esa sentencia, a fin de que la Sala de Burgos se pronuncie sobre los mismos.

FALLO: Esta sala ha decidido

Estimar el recurso de casación para unificación de doctrina interpuesto por D. José contra la sentencia del TSJ de Castilla y León de 26-11-2014, mantenida en sus propios términos mediante auto de la misma Sala de 15-1-2015, revocatoria de la sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 de Burgos, en proceso de despido seguido a instancia del ahora recurrente contra las empresas "Tecny-Farma, S. L. U." y "Belinmo, S. L. U." y "Comité de Empresa".

Casar y anular la sentencia recurrida, y reponer las actuaciones al momento de dictarse esa sentencia, a fin de que aquella Sala se pronuncie y resuelva el resto de los motivos articulados en el recurso de suplicación.

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/contenidos.action?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=8007003

VER OTRAS SENTENCIAS DE TEMAS LABORALES

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASLAB.html