LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DEL TS DE 10-07-2017


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->

Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DEL TS DE 10-07-2017 SOBRE INCAPACIDAD PERMANENTE TOTAL DERIVADA DE ENFERMEDAD PROFESIONAL CUANDO LA RESPONSABILIDAD DE LA MUTUA ES COMPARTIDA

Prestación de IPT derivada de enfermedad profesional declarada por resolución del INSS de 5-3-2015.

El trabajador estuvo sometido a los riesgos que le ocasionaron la enfermedad profesional durante un periodo de tiempo en el que parte del mismo es anterior al 1-1-2008 -fecha en la que el aseguramiento estaba concertado con el INSS- y otra parte posterior a dicha fecha -en la que el aseguramiento estaba concertado con Mutualia, Mutua Colaboradora con la Seguridad Social nº 2.

La responsabilidad en el pago de las prestaciones corresponde a ambas entidades, en proporción al periodo de exposición a los riesgos que generaron la enfermedad profesional del trabajador y subsiguiente declaración de IPT.

Recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por Mutualia, contra la sentencia del TSJ del País Vasco, de 15-3-2016, recaída en el recurso de suplicación que resolvió el formulado contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 de Bilbao, de 26-11-2015, en los autos de juicio, iniciados en virtud de demanda presentada por Mutualia, Mutua Colaboradora con la Seguridad Social nº 2, contra D. Segundo, Fundiciones Funbarri-Durango, INSS y TGSS sobre incapacidad permanente. Ha sido parte recurrida el INSS.

El Juzgado de lo Social nº 3 de Bilbao dictó sentencia el 26-11-2015, desestimando la demanda formulada por Mutualia, contra el INSS, LA TGSS, Segundo y Fundiciones Fumbarri de Durango SA sobre responsabilidad en Enfermedad Profesional, absolviendo a los demandados de las pretensiones contenidas en la demanda en su contra formulada.

Tal y como resulta de dicha sentencia, D. Segundo ha prestado servicios para la empresa Durango Investments SL desde el 7-5-1998 al 31-3-1999, del 1-4-1999 al 31-5-2004 para la empresa Fundiciones Durango SL y desde el 1-6-2004 para la empresa Fundiciones Fumbarri Durango SA, que tiene cubiertas las contingencias profesionales con la Mutua Mutualia. Se trata de la misma empresa con cambio de denominación social.

Ha prestado servicios en el puesto de rebaba y chorro de arena. En la sección de rebaba los porcentajes de exposición al sílice superaban los límites de exposición desde, al menos, el 2005 y hasta el 2012. En la sección de pintura y acabado la exposición era del 10% respecto a lo permitido.

En al año 2012 D. Segundo fue diagnosticado de silicosis crónica simple, sin alteración funcional respiratoria, siendo reubicado en septiembre de 2012 en la sección de pintura y acabado.

Por resolución del INSS de 5-3-2015 se reconoce al trabajador afecto de IPT, con responsabilidad exclusiva de la Mutua Mutualia.

Recurrida en suplicación por Mutualia, el TSJ del País Vasco dictó sentencia el 15-3-2016, desestimando el recurso formulado.

La sentencia razona que el trabajador ha estado sometido, al menos entre los años 2005 y 2012, a porcentajes de exposición al sílice que superaban los límites de exposición, habiendo estado en activo con posterioridad al año 2008, habiendo iniciado la situación de IT en el año 2012, siendo ese mismo año diagnosticado de silicosis y reubicado en otro puesto de trabajo, continuando la evolución de la enfermedad, que dio lugar a que al trabajador se le reconociera en situación de IPT mediante resolución de 5-3-2015, por lo que, en aplicación de lo ya resuelto por la Sala procede desestimar el recurso manteniendo la responsabilidad de Mutua Mutualia.

3. - Contra dicha sentencia se interpuso por Mutualia recurso de casación para la unificación de doctrina, aportando como sentencia contradictoria, la del TSJ del País Vasco de 5-5-2015.

CONCLUSIÓN

Procede la estimación en parte del recurso de casación para la unificación de doctrina y la declaración de responsabilidad compartida entre el INSS y Mutualia, en virtud de los siguientes motivos:

Primero: La enfermedad profesional, a diferencia de lo que sucede con el accidente de trabajo, si bien se exterioriza en un momento determinado, se ha venido desarrollando a lo largo del tiempo, de forma silente e insidiosa, por la exposición del trabajador a determinadas sustancias, elementos o condiciones de trabajo, lo que impide que pueda establecerse que la entidad responsable es la aseguradora del momento en el que se manifiesta la enfermedad.

Segundo: La enfermedad se contrae a lo largo del tiempo, por la exposición a los agentes, elementos o condiciones de trabajo causantes de la misma, lo que significa que a lo largo del, generalmente, dilatado periodo de tiempo en el que se ha contraído y desarrollado la enfermedad, se han podido suceder diferentes aseguradoras de dicha contingencia, en concreto, a partir del 1-1-2008 el INSS no detenta la exclusividad en el aseguramiento, sino que este puede ser asumido por las Mutuas.

Tercero: La jurisprudencia de esta Sala que se ha pronunciado acerca de la responsabilidad de las Mutuas en el abono de las prestaciones derivadas de enfermedad profesional, ya apuntaba, aunque este no era objeto del debate, la posibilidad de que se plantease el problema de establecer los criterios de imputación de la responsabilidad en una situación de concurrencia de gestoras en el tiempo.

Cuarto: La jurisprudencia de esta Sala, en supuestos de sucesión de Mutuas en el aseguramiento, o en el supuesto de revisión del grado de una incapacidad reconocida por enfermedad común -asegurada en el INSS a una IP derivada de accidente de trabajo -asegurada en una Mutua- ha establecido la responsabilidad compartida de la entidad en la que estaban aseguradas las contingencias comunes y aquella otra en la que se encontraban aseguradas las contingencias profesionales.

Quinto: Responsabilidad en el abono de la prestación de incapacidad permanente total derivada de enfermedad profesional. Imputación de responsabilidad en una situación de concurrencia de gestoras en el tiempo.

La regla general es que la responsabilidad corresponde a aquella entidad en la que está asegurada la contingencia en el momento en el que se produce el hecho causante.

Sin embargo, al tratarse de enfermedad profesional, el hecho causante no se produce en un momento concreto y determinado, sino que va gestándose a lo largo del tiempo hasta que se exteriorizan las dolencias.

Como durante el periodo anterior al 1-1-2008 el trabajador estuvo sometido a los elementos susceptibles de generar la enfermedad profesional –silicosis crónica complicada– y durante ese periodo el riesgo estaba asegurado en el INSS, y con posterioridad a esa fecha siguió sometido a la exposición a dichos riesgos –periodo en el que la contingencia estaba asegurada en una mutua–, la responsabilidad derivada de las prestaciones que por contingencia de enfermedad profesional le han sido reconocidas al trabajador ha de ser imputada a ambas entidades, en proporción al tiempo de exposición del trabajador a los citados riesgos.

No se imputa la responsabilidad compartida entre ambas entidades en proporción al tiempo de aseguramiento ya que, tal como resulta del relato de hechos probados de la sentencia de instancia, los porcentajes de exposición al sílice superaba los límites de exposición al menos desde el 2005, habiendo comenzado el trabajador a prestar servicios el 7-3-1998.

FALLO

Esta sala ha decidido:

Estimamos en parte el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por Mutualia frente a la sentencia de 15-3-2016 del TSJ del País Vasco, en el recurso de suplicación interpuesto por la citada recurrente frente a la sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 de Bilbao de 26-11-2015, en los autos seguidos a instancia de Mutualia contra el INSS, la TGSS, Segundo y Fundiciones Fumbarri de Durango SA sobre Responsabilidad en Enfermedad Profesional.

Casamos y anulamos la sentencia recurrida y, resolviendo el debate planteado en suplicación, estimamos en parte el pedimento subsidiario del recurso de tal clase interpuesto por Mutualia, estimando en parte el pedimento subsidiario de la demanda formulada, declarando la responsabilidad compartida del INSS y de Mutualia, en el abono de la prestación que por incapacidad permanente total le ha sido reconocida al trabajador D. Segundo, en proporción al tiempo de exposición del trabajador al riesgo de contraer la enfermedad.

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/contenidos.action?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=8106605

VER OTRAS SENTENCIAS SOBRE SEGURIDAD SOCIAL

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASSS.html