LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DEL TS DE 10-11-2015


Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DEL TS DE 10-11-2015 SOBRE MODIFICACIÓN DEL SISTEMA DE RETRIBUCIÓN DE LOS GASTOS Y SUPLIDOS CONTRAÍDOS POR LOS TRABAJADORES DE LA EMPRESA

RESUMEN

Medida consistente en que los gastos se efectúen mediante una tarjeta de crédito –American Express– domiciliada en la cuenta bancaria de cada empleado, debiendo este justificar el gasto en un plazo determinado (50 u 80 días), para que la empresa le haga efectivo el pago, sin sufrir perjuicio alguno como consecuencia de la operación ni ningún otro derivado de la apertura o mantenimiento de la tarjeta.

Recurso de casación interpuesto por CC.OO. y UGT contra la sentencia de la AN, de 21-2-2014, en virtud de demanda formulada por la CC.OO. y por D. Antonio, en su condición de Presidente del Comité de Empresa de Siemens Rail Automation SAU, contra la empresa Siemens Rail Automation S.A.U. y UGT, sobre conflicto colectivo.

ANTECEDENTES DE HECHO

Por CC.OO. y por D. Antonio, en su condición de Presidente del Comité de Empresa de Siemens Rail Automation SAU, se interpuso demanda de conflicto colectivo, de la que conoció la AN, suplicando se dictara sentencia por la que:

"se declare la nulidad de la medida empresarial consistente en la imposición de la obligación a los trabajadores de utilizar una tarjeta de crédito con cargo a una cuenta bancaria de titularidad exclusiva de él y que todos los gastos incurridos por el desempeño del trabajo sean abonados con cargo a esta cuenta bancaria de titularidad exclusiva del trabajador y se condene por tanto a la empresa demandada a reponer al trabajador en la situación existente con anterioridad a la implantación de esta medida o subsidiariamente se declare injustificada la adopción de la medida y en consecuencia se reponga a los trabajadores afectados por el conflicto colectivo en la situación existente con anterioridad a la implantación de esta medida".

El 21-2-2014 la Sala de lo Social de la AN dictó sentencia en la que consta la siguiente parte dispositiva:

"Desestimamos la demanda de conflicto colectivo, promovida por CCOO, a la que se adhirió UGT y absolvemos a la empresa Siemens Rail Automation, SA de los pedimentos de la demanda".

En dicha sentencia se declararon probados los siguientes hechos:

1º.- CCOO y UGT ostentan la condición de sindicatos más representativos a nivel estatal y acreditan implantación en la empresa SIEMENS, quien adquirió la empresa Dimetronic, SA, integrada en el Grupo Invensys Rail en 2013.

2º.- Hasta 2001 los trabajadores de la empresa Dimetronic cubrían los gastos y suplidos de desplazamiento mediante anticipos dinerarios que debían justificarse debidamente por los trabajadores a la empresa.

3º.- El 20-03-2001 la empresa se dirigió a sus trabajadores para comunicarles que toda persona que efectúe viajes, gastos de representación (comidas-hoteles-alquiler de coches, etc.) deberá solicitar una tarjeta corporativa, que llevará el nombre de Invensys y se facilitará por American Express, siendo la modalidad de pago individual, es decir, domiciliada en cuentas bancarias de los titulares.

Dimetronic, SA respondía subsidiariamente con los trabajadores interesados de los eventuales descubiertos.

Los trabajadores debían justificar los gastos realizados entre el 10 y el 15 de cada mes y la empresa les reintegraba en la cuenta correspondiente las cantidades abonadas.

American Express renunció a los honorarios anuales de las tarjetas de empresa, emitidas por el acuerdo corporativo.

La empresa posibilitaba, además, que los trabajadores recibieran anticipos a cuenta, cuyos gastos profesionales se justificaban posteriormente.

4º.- Al menos desde el año 2011 la empresa modificó las reglas de utilización de la tarjeta AMEX, cuyos anticipos se repercutían contra una cuenta corporativa de la empresa, sin que los trabajadores tuvieran que abrir cuentas propias.

Desde esa fecha, que no se ha identificado con precisión, hasta diciembre pasado, la empresa abonaba también ingresos a cuenta.

5º.- El 18-11-2013 la empresa envió un correo a todos los trabajadores, que obra en autos y se tiene por reproducido, en el que les notificaba que las tarjetas AMEX (Invensys) tenían que ser sustituidas por las de Siemens, advirtiéndoles que el sistema de justificación de gastos finalizaba el 31-12-2013.

En el citado informe se advertía que debían solicitarse las tarjetas, mediante formulario ad hoc, que se tiene por reproducido, que comportaba la apertura de cuentas individuales de cada trabajador, si bien la tarjeta AMEX hace frente a los gastos profesionales, que derivaran de su utilización, sin que los trabajadores tuvieran que pagar los intereses, por cuanto la empresa Siemens se hace cargo de los intereses con un plazo entre 50 y 80 días desde que se realiza el cargo, período este en el que los trabajadores deben justificar sus gastos.

Las gestiones, para la obtención de la tarjeta, se realizaron directamente por la empresa, limitándose los trabajadores a suscribir la solicitud.

Los trabajadores no están obligados a abonar honorarios a American Express, ni se les pase cargo alguno en los supuestos de extravío y robo, aunque están obligados a cumplir el protocolo correspondiente, que se regula en las condiciones de contratación.

La empresa sigue anticipando cantidades a cuenta, pero no lo hace en metálico, sino que lo ingresa en la cuenta propia que señale cada trabajador.

6º.- La liquidación de los gastos aparece en nómina en el concepto liquidación de gastos y no se incluye nunca en el certificado de empresa para la declaración de IRPF.

7º.- El comité de empresa ha emitido varios comunicados, reprochando la actuación empresarial.

8º.- El 11-12-2013 la Dirección de RRHH de SIEMENS publicó un comunicado, en el que aclaraba que:

- no había riesgo fiscal

- si se producía algún gasto de mantenimiento y comisiones por cambio de moneda, se cubrirían por la empresa

- cuando el gasto se justifique por el portal y se reintegre por nómina irá a la misma cuenta que el resto de la nómina, si lo querían los trabajadores o a la de su elección.

Aseguraba que no había riesgo, caso de robo o uso fraudulento de la tarjeta y precisaba que había 80 días para justificar los gastos, cuyos intereses cubría la empresa y ofertaba, cuando no se llegara a tiempo, la posibilidad de solicitar un anticipo adicional de viaje y señalaba finalmente que esta era la política de gastos que la compañía hacía en todo el mundo.

Contra dicha resolución se interpuso recurso de casación por CC.OO. y UGT, que se formaliza al amparo del art. 207 apartado e) de la LRJS que fue impugnado por las partes personadas.

El Ministerio Fiscal emitió informe en el sentido de considerar la desestimación del recurso

CONCLUSIONES

No existe modificación sustancial de condiciones de trabajo, habida cuenta de que no se produce una transformación de ningún aspecto fundamental de la relación laboral, ya que aquella medida no solo es de escasa trascendencia sino que no afecta a ninguna de las condiciones básicas del contrato ni a su propio objeto.

La nueva regulación no supone, tampoco, un perjuicio para el trabajador, puesto que objetivamente no puede calificarse de oneroso un sistema que descansa sobre el anticipo de los gastos por parte de un tercero (la titular de la tarjeta de crédito) y que ningún daño produce al trabajador cuando este justifica en plazo los gastos efectuados con la tarjeta.

Hay que tener en cuenta, además, que es la empresa la que corre con todos los gastos (honorarios, intereses, etc.) que la emisión y el uso y mantenimiento de la tarjeta puedan conllevar, respondiendo de manera solidaria en aquellos casos en que pudiera existir reclamación de un tercero sobre el trabajador.

Por tanto, la modificación operada en el sistema de retribución de gastos y suplidos no puede ser calificada como sustancial.

FALLO

Desestimamos el recurso de casación interpuesto por CC.OO. y UGT, contra la sentencia de la AN, de 21-2-2014, dictada en virtud de demanda formulada por la CC.OO. y por D. Antonio, en su condición de Presidente del Comité de Empresa de Siemens Rail Automation SAU, contra la empresa Siemens Rail Automation S.A.U. y UGT, sobre conflicto colectivo. Confirmamos la sentencia recurrida. Sin costas.

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=7570914&links=%22261%2F2014%22&optimize=20160111&publicinterface=true

VER OTRAS SENTENCIAS DE TEMAS LABORALES

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASLAB.html