LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DEL TS DE 13-04-2016


Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DEL TS DE 13-04-2016 SOBRE INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS Y PERJUICIOS EN CASO DE ACCIDENTE DE TRABAJO

Análisis de la contradicción desde la perspectiva de la cosa juzgada.

Recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por Dª Felicisima, Dª Pilar, D. Eliseo y D. Íñigo, contra la sentencia de 27-9-2013 del TSJ de Galicia, en el recurso de suplicación que resolvió el formulado contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 2 de Pontevedra, de 30-12-2010, recaída en autos seguidos a instancia de Dª Felicisima, Dª  Pilar, D. Eliseo y D. Íñigo, contra Cantería Hermanos Sobral S.L. y Mapfre Empresas, sobre indemnización por accidente laboral.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- El 30-12-2010 el Juzgado de lo Social nº 2 de Pontevedra dictó sentencia , en la que se declararon probados los siguientes hechos:

1º.- Los demandantes Dª Felicisima, Dª Pilar, D. Eliseo y D. Íñigo, son la mujer e hijos de D. Valentín fallecido el 17-7-2007 cuando prestaba servicios para la empresa Cantería Hermanos Sobral S.L.-

2º.- D. Valentín venía prestando servicios para la empresa demandada desde el 25-9-2000, y en la fecha en la que ocurrió el accidente (17-7-2007) se encontraba trabajando en la construcción de un inmueble.

3º.- El accidente se produjo entre las 16,30 h y las 17,30 h del 17-7-2007. D. Valentín se encontraba subido al andamio a unos 37 cm del hueco del ascensor, y en un determinado momento, por motivos que se desconocen, perdió el equilibrio y se precipitó por el hueco del ascensor hasta el foso de la planta sótano que se encontraba cubierto de agua.

4º.- El trabajador no hacía uso del arnés de seguridad cuando se cayó por el hueco del ascensor desde una altura aproximada de 13 m.

5º.- A consecuencia del accidente se produjo el fallecimiento de D. Valentín, siendo la causa inmediata de la muerte la asfixia por sumersión.

6º.- Se desconoce el motivo por el que el trabajador fallecido estaba realizando un agujero en el forjado del techo del bajo cubierta. El día del accidente la obra se encontraba en la fase de ejecución 3.6 (Cerramientos y distribución), siendo las fases posteriores la 3.7. (Acabados) la 3.8 (Carpintería) y la ya indicada 3.9 (Instalaciones).- Esta última fase (Instalaciones) estaba subcontratada con la empresa Electronima S.L.-

7º.- La Inspección de Trabajo y Seguridad Social levantó acta de infracción frente a la empresa Cantería Hermanos Sobral S.L., en la que se le imputaba a dicha empresa una infracción grave del art. 12.16 f) del Texto Refundido de la LISOS y se proponía una sanción de 20.000 euros.- Con posterioridad, y después de formular alegaciones la empresa afectada, se procedió a declarar la caducidad del expediente sancionador, dejando sin efecto la sanción propuesta y ordenando el archivo de las actuaciones.-

8º.- El INSS inició expediente de responsabilidad por falta de medidas de seguridad y salud laboral, y dictó resolución declarando la existencia de responsabilidad empresarial de la empresa aquí demandada, imponiéndole un recargo del 50% de las prestaciones de Seguridad Social. No consta la firmeza de dicho recargo.-

9º.- Por el accidente ocurrido el 17-7-2007 se incoaron diligencias penales en el Juzgado de Instrucción nº 2 de Mondoñedo, diligencias que concluyeron por auto de 8-1-2009 en el que se acordaba el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa al no quedar acreditada suficientemente la concurrencia de los elementos del tipo penal, al no haberse probado que alguno de los posibles responsables de la obra hubiesen ordenado al fallecido realizar un agujero en el techo del bajo cubierta.- El auto de sobreseimiento fue confirmado por la Audiencia Provincial de Lugo en fecha 1-4-2009.

10º.- La empresa Cantería Hermanos Sobral S.L. tenía suscrita una póliza de seguro de responsabilidad civil con la entidad aseguradora Mapfre, póliza que cubre un capital máximo de responsabilidad civil patronal de 150.000 euros por víctima.- Asimismo, en dicha póliza se establece una franquicia con carácter general de 900 euros por siniestro.-

11º.- La Mutua Gallega de Accidentes de Trabajo abonó a los demandantes las siguientes cantidades: - Pensión de viudedad: 555,32 euros mensuales desde el 18-07-2007. - Indemnización Especial a tanto alzado por importe de 6.407,58 euros. - Auxilio por defunción: 30,05 euros.-

En dicha sentencia aparece la siguiente parte dispositiva:

"Desestimando la demanda interpuesta por Dª Felicisima, Dª Pilar, D. Eliseo y D. Íñigo contra Cantería Hermanos Sobral S.L. y Mapfre Empresas absuelvo a los expresados demandados de todas las pretensiones de la demanda".

SEGUNDO.- Interpuesto recurso de suplicación contra la anterior resolución, el TSJ de Galicia dictó sentencia el 27-9-2013, en la que consta la siguiente parte dispositiva:

"Desestimando el recurso de Suplicación interpuesto por Dª Felicisima, Dª Pilar, D. Eliseo y D. Íñigo, contra la sentencia de 30-12-2010 del Juzgado de lo Social nº 2 de Pontevedra, en proceso promovido por los recurrentes frente a la empresa Cantería Hermanos Sobral S.L. y Mapfre Empresas, confirmamos la sentencia recurrida".

TERCERO.- Dª Felicisima, Dª Pilar, D. Eliseo y D. Íñigo formalizan el presente recurso de casación para la unificación de doctrina. Se aporta como sentencia contradictoria la del TSJ del País Vasco de 23-2-2010.

El Ministerio Fiscal emitió informe en el sentido de considerar procedente la desestimación del recurso

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Se recurre en casación para la unificación de doctrina la sentencia del TSJ de Galicia de 27-9-2013, en la que se confirma en suplicación la sentencia de instancia dictada por el Juzgado de lo Social nº 2 de Pontevedra, que desestimó la demanda de responsabilidad civil planteada por la viuda y los 3 hijos del trabajador fallecido en accidente de trabajo.

La sentencia recurrida desestimó los motivos de suplicación encaminados a la modificación de los hechos probados, y con arreglo a ellos se puede afirmar lo siguiente:

a) El accidente de trabajo se produjo el 17-7-2007, cuando el trabajador --después fallecido- prestaba sus servicios en la construcción de un edificio.

b) Entre las 16,30 y las 17,30 horas se encontraban 4 trabajadores de la empresa Cantería Hermanos Sobral S.L. realizando labores de tabicado en la planta 2ª del edificio. En un determinado momento el trabajador accidentado procedió a subir al bajo cubierta y se encaramó a un andamio de borriquetas de una altura aproximada de 80-81 cm., con objeto de taladrar un agujero en el techo del bajo cubierta, a unos 37 cm del hueco del ascensor, probablemente para pasar un cable de antena para el tejado, cableado que correspondería hacer en la fase de instalaciones, figurando esta fase con el epígrafe 3.9 del Plan de Seguridad y Salud de la empresa demandada.

c) Por causas que se desconocen, realizando esa tarea perdió el equilibrio y se precipitó por el hueco del ascensor hasta el foso de la planta sótano que se encontraba cubierto de agua, pereciendo por asfixia por sumersión.

d) El trabajador no hacía uso del arnés de seguridad cuando se cayó desde una altura aproximada de 13 metros por el referido hueco, que a modo de barandilla se encontraba tapado con dos tablones, que alcanzaban una altura aproximada de 1 metro.

e) La Inspección de Trabajo y Seguridad Social levantó acta de infracción frente a la empresa, en la que se le imputaba una infracción grave del art. 12.16 f) del Texto Refundido de la LISOS y se proponía una sanción de 20.000 euros.

f) Con posterioridad y a la vista de las alegaciones de la empresa afectada, se procedió a declarar la caducidad del expediente sancionador, dejando sin efecto la sanción propuesta, ordenando el archivo de las actuaciones.

g) Por su parte el INSS inició expediente de responsabilidad por falta de medidas de seguridad y salud laboral, y dictó resolución declarando la existencia de responsabilidad empresarial de la empresa aquí demandada, imponiéndole un recargo del 50% de las prestaciones de Seguridad Social.

h) "No consta la firmeza de dicho recargo".

i) Como consecuencia del accidente se incoaron diligencias penales en el Juzgado de Instrucción n° 2 de Mondoñedo, diligencias que fueron sobreseídas de manera provisional y archivadas por no quedar acreditada suficientemente la concurrencia de los elementos del tipo penal.

j) Como quiera que en el escrito de recurso de casación para la unificación de doctrina se interesaba por la vía del artículo 233.1 LRJS la incorporación de una sentencia anterior de la misma Sala de lo Social, se accedió a ello y consta en las actuaciones la sentencia dictada por aquella el 8-3-2013, en la que se ratificaba la sentencia de instancia que había mantenido el recargo en las prestaciones por accidente de trabajo fijadas en un 50% y referidas al mismo accidente de trabajo.

SEGUNDO.- La sentencia ahora recurrida en casación para la unificación de doctrina rechaza la existencia de responsabilidad civil imputable a la empresa empleadora porque:

"el hecho de haber procedido a subir el trabajador accidentado al bajo cubierta, subiéndose a un andamio, a realizar una serie de labores que no le habían sido encomendadas con herramientas de otra empresa y sin hacer uso del arnés de seguridad sólo puede achacarse a la imprudencia temeraria del actor, advirtiéndose así en el caso de autos una voluntaria y consciente asunción del riesgo por parte del mismo, con un patente y claro desprecio del riesgo y de la prudencia más elemental exigible, corriendo un riesgo innecesario que finalmente provocó el evento dañoso,.sin que por ello mismo pueda constatarse la presencia de medidas concretas exigibles y viables que puedan comportar la atribución a la empresa, a título de culpa, del evento accidental ocurrido".

El recurso de casación para la unificación de doctrina se plantea ahora con la pretensión de que se acepte el efecto de cosa juzgada entre lo declarado y devenido firme en un proceso de recargo en las prestaciones por ausencia de medidas de seguridad y el que se refiere a la determinación de las responsabilidades civiles derivadas del accidente, invocando al efecto como sentencia de contraste la del TSJ del País Vasco de 23-2-2010.

TERCERO.- 1.- De la lectura de la sentencia recurrida en casación para la unificación de doctrina se infiere con claridad que la misma no tuvo presente la decisión anterior de la propia Sala de Galicia, de 8-3-2013 y firme desde el 9-4-2013 (la recurrida es de 27-9-2013) en la que se resolvía sobre el recargo de medidas de seguridad en el mismo accidente y decidió que resultaba ajustado a derecho el del 50% impuesto a la empresa, aquí recurrida, por ausencia de medidas de seguridad en el acaecimiento del accidente del trabajador cuyos herederos hoy reclaman la indemnización de daños y perjuicios.

Esa sentencia anterior en ningún momento cuando se interpuso y tramitó el recurso de suplicación contra la sentencia de instancia, del Juzgado nº 2 de Pontevedra, que ha dado origen a la que ahora se recurre, fue invocada por los hoy recurrentes, que se limitaron a solicitar su incorporación a los autos por medio de otrosí en el escrito de interposición del recurso.

2.- Esta Sala, tras cumplir el trámite previsto en el art. 233 LRJS, decidió por auto de 6-11-2015 admitir el documento solicitado, consistente en esa sentencia firme anterior, de manera que con ella incorporada a los autos ha de entenderse completada la relación de acontecimientos de hecho que han de ser relevantes para analizar la posible contradicción entre la sentencia recurrida y la de contraste tal y como exige el artículo 219 LRJS.

Si no estuviese aportada esa sentencia firme anterior, podría sostenerse, que entre la sentencia recurrida y la de contraste no habría en principio contradicción que pudiera encuadrarse en aquél precepto, por cuanto que en el supuesto que la sentencia recurrida resuelve no había en el trámite de suplicación alegación alguna de parte sobre ello y por tanto la decisión judicial -que debió conocer su propio precedente- no se pronunció -al contrario que la sentencia de contraste- sobre el efecto positivo de la cosa juzgada que una sentencia anterior sobre ausencia de medidas de seguridad pudiera producir en la de reclamación de responsabilidad civil.

3.- Sin embargo, la admisión de la sentencia precedente como documento relevante y al amparo del art. 233.1 LRJS ha de tener necesariamente relevancia en el ámbito de la contradicción, por cuanto su contenido ha quedado procesalmente incorporado al debate, debiendo ahora determinarse el alcance de esos efectos jurídicos.

El punto de partida de dichos efectos ha de ser necesariamente la doctrina del TC, en la que el principio de tutela judicial efectiva establecido en el art 24.1 CE es el punto de partida, o lo que es lo mismo, la necesidad de que las resoluciones judiciales que abordan unos mismos hechos en distintas resoluciones judiciales, tengan en cuenta los factores concurrentes y decidan de manera razonada desde esa perspectiva de tutela lo que resulte ajustado a derecho.

CUARTO.- La sentencia ahora recurrida debemos integrarla o completarla con la de fecha anterior y firme que se ha unido a las actuaciones, con lo que la situación de hecho que en conjunto se contempla es sustancialmente igual que en el caso que se resuelve en la sentencia recurrida.

Tanto en una como en otra se trata de un accidente de trabajo en el que existe una sentencia precedente en la que se decide el alcance de la conducta de trabajador en relación con la producción del propio accidente y la de la empresa en lo que a la ausencia de medidas de seguridad se refiere y su incidencia en la producción del accidente, no habiendo originado el efecto de cosa juzgada esa sentencia anterior en el caso de la resolución recurrida, por las razones ampliamente explicadas en los anteriores fundamentos, y produciéndolo, por el contrario, en el de la sentencia de contraste.

Existe por tanto contradicción en el ámbito procesal ceñido al efecto positivo de la cosa juzgada a que se refiere el artículo 222.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, de manera que, por lo razonado, deberá estimarse el recurso de casación para la unificación de doctrina en este punto, y esa estimación comporta la necesidad de casar y anular la sentencia recurrida para que por la Sala de suplicación se pronuncie nueva sentencia teniendo presente la anterior de la misma Sala de Galicia dictada el 8-3-2013 . Sin costas.

FALLO

Estimamos el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por Dª Felicisima, Dª Pilar, D. Eliseo y D. Íñigo, contra la sentencia de 27-9-2013 del TSJ de Galicia, en el recurso de suplicación que resolvió el formulado contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 2 de Pontevedra, de 30-12-2010, recaída en autos seguidos a instancia de los aquí recurrentes contra Cantería Hermanos Sobral S.L. y Mapfre Empresas, sobre indemnización por accidente laboral. Casamos y anulamos la sentencia recurrida para que por la Sala de suplicación se pronuncie nueva sentencia teniendo presente la anterior de la misma Sala de Galicia de 8-3-2013. Sin costas.

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=7657057&links=%223043%2F2013%22&optimize=20160503&publicinterface=true

VER OTRAS SENTENCIAS DE TEMAS LABORALES

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASLAB.html