LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA EL TS DE 16-06-2015


Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA EL TS DE 16-06-2015 SOBRE IDONEIDAD COMO SENTENCIA DE CONTRASTE DE UNA DICTADA POR UN TSJ

RESUMEN

Las sentencias de conflicto colectivo, aunque se hayan dictado en la instancia, producen efectos de cosa juzgada en los posteriores procesos individuales que se sigan con el mismo objeto, incluso en casación unificadora, sin necesidad de condicionar la admisión del recurso a la existencia de contradicción doctrinal que establece el artículo 219 de la LRJS por imperativo del artículo 160.5 de esta Ley, cual evidencia el hecho de que pueden aportarse después de la interposición del recurso. Sala General.

Recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por la Fundación Canaria de Juventud Ideo contra la sentencia de 21-11-2013 del TSJ de Canarias, en recurso de suplicación interpuesto contra la sentencia de 11-3-2011, del Juzgado de lo Social nº 6 de Santa Cruz de Tenerife, en autos seguidos a instancias de Dª Claudia, D. Benigno y D. Elías contra Fundación Canaria de Juventud Ideo sobre reclamación de cantidad.

ANTECEDENTES DE HECHO

El 11-3-2011 el Juzgado de lo Social nº 6 de Santa Cruz de Tenerife dictó sentencia, en la que se declararon probados los siguientes hechos:

- Los demandantes prestan sus servicios para la Fundación Canaria de Juventud IDEO

- Resulta de aplicación el I CºCº de la Fundación Canaria de Juventud Ideo. En su anexo II se fija la tabla salarial a aplicar, sin concreción de anualidad ninguna.

En dicha sentencia aparece la siguiente parte dispositiva:

"Que desestimando la demanda formulada por Dª Claudia, D. Elías y D. Benigno contra la Fundación Canaria de Juventud Ideo, debo absolver y absuelvo a ésta de las pretensiones efectuadas en su contra.".

La citada sentencia fue recurrida en suplicación por Dª Claudia, D. Benigno y D. Elías ante la Sala de lo Social del TSJ de Canarias, que dictó sentencia el 21-11-2013, en la que consta el siguiente fallo:

"Estimamos el recurso de suplicación interpuesto por Dª  Claudia, D.  Benigno  y D.  Elías  contra la sentencia de fecha 11-3-2011, dictada por el JUZGADO de lo SOCIAL Nº 6 de los de Santa Cruz de Tenerife en los autos de juicio 933/2010 y, con revocación de la misma, estimamos íntegramente la demanda interpuesta por Dª Claudia, D. Benigno y D. Elías contra la "FUNDACIÓN CANARIA de JUVENTUD IDEO" y condenamos a ésta a que abone a los actores las siguientes cantidades:

- a la Sra. Claudia, 1.824,85 €

- al Sr. Benigno, 1.337,956 €, y

- al Sr. Elías, 3.203,01 €.".

Por la Fundación Canaria de Juventud Ideo se formalizó el presente recurso de casación para la unificación de doctrina que tuvo entrada en el TSJ de Canarias, el 30-1-2014. Se aporta como sentencia contradictoria con la recurrida la dictada por el TSJ de Canarias el 16-10-2012.

El Ministerio Fiscal emitió informe en el sentido de considerar el recurso procedente

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-

1. El presente recurso de casación unificadora se interpone contra la sentencia que estima las demandas y condena a la demandada a abonarles a cada demandante las cantidades reclamadas en concepto de diferencias salariales por retroacción de los efectos económicos del 1-1-2008 y por no haberse incrementado las Tablas Salariales de 2008 con el IPC de ese año.

2. Para acreditar la existencia de contradicción doctrinal, conforme al art. 219 de la LRJS, se alega la sentencia dictada por el TSJ de Canarias el 16-10-2012 en proceso de conflicto colectivo seguido contra la hoy recurrente por el sindicato de CC.OO.. El objeto del conflicto era la forma de actualizar las Tablas Salariales del convenio de empresa y, más concretamente, si la primera actualización salarial o revisión de las Tablas debía hacerse a partir de enero de 2008 o si la primera revisión correspondía realizarla el 1-1-2010, solución esta última que adoptó la sentencia de contraste con base en una interpretación literal y en la intención de las partes negociadoras, dado que el convenio se negoció en el año 2009 y cuando ya se conocía el IPC del año anterior se fijaron los salarios en Las Tablas.

SEGUNDO.- 1. Sobre la existencia de contradicción doctrinal.

La existencia de contradicción que viabiliza el recurso de casación unificadora, conforme al artículo 219 de la LRJS, merece un examen especial por cuanto en el presente caso la sentencia alegada de contraste es una sentencia dictada por un TSJ como Tribunal de instancia plantea problemas no resueltos aún por esta Sala, dado el tenor literal de los artículos 218 y 219 de la citada Ley que parece limitar el presente recurso a las sentencias dictadas en suplicación por las Salas de los TSJ que fuesen contradictorias.

Esta Sala ya aceptó la idoneidad de las sentencias dictadas en suplicación en proceso de conflicto colectivo para acreditar la existencia de contradicción doctrinal que viabiliza el recurso, aunque exigiendo que existiera identidad sustancial en los hechos contemplados por las resoluciones contrastadas.

Pero la posibilidad de considerar idóneas a estos efectos las sentencias dictadas por los TSJ resolviendo en instancia procedimientos de conflicto colectivo fue rechazada por sentencia del Pleno de la Sala de 1-6-2011. No obstante con posterioridad, la nueva LRJS en su artículo 160-5 ha introducido cambios que obligan a reconsiderar nuestra doctrina, junto con otras consideraciones.

2. El artículo 160-5 establece:

"La sentencia firme producirá efectos de cosa juzgada sobre los procesos individuales pendientes de resolución o que puedan plantearse, que versen sobre idéntico objeto o en relación de directa conexidad con aquél, tanto en el orden social como en el contencioso- administrativo, que quedarán en suspenso durante la tramitación del conflicto colectivo. La suspensión se acordará aunque hubiere recaído sentencia de instancia y estuviere pendiente el recurso de suplicación y de casación, vinculando al tribunal correspondiente la sentencia firme recaída en el proceso de conflicto colectivo, incluso aunque en el recurso de casación unificadora no se hubiere invocado aquélla como sentencia contradictoria".

La parte final de ese precepto, al establecer que vincula al Tribunal correspondiente la sentencia firme recaída en el proceso de conflicto colectivo, "incluso aunque en el recurso de casación unificadora no se hubiere invocado aquella como contradictoria", impone un cambio de criterio.

Si la tramitación de los procesos individuales debe suspenderse durante la sustanciación del conflicto colectivo, cualquiera que sea el trámite en el que se encuentren, para que la sentencia que recaiga en este produzca efectos de cosa juzgada en el proceso individual y si el Tribunal que vaya a resolver los recursos pendientes en los procesos individuales, incluso el de casación, está vinculado por la sentencia firme recaída en el proceso colectivo, es claro que para cumplir el fin perseguido por la norma, la referida sentencia firme debe tenerse presente para resolver el recurso de casación unificadora, por cuanto en otro caso podrían recaer resoluciones contradictorias, lo que sería contrario a los principios de tutela judicial efectiva y de seguridad jurídica cuya efectividad persigue la norma por imperativo art. 24 de la Constitución.

Y es que, si los procesos individuales se suspenden mientras se tramita el proceso colectivo, a modo de litispendencia establecida por la Ley en favor de la preferente tramitación del proceso colectivo aunque se inicie después, para que produzca en ellos efectos de cosa juzgada la sentencia firme que recaiga en el proceso colectivo, resulta claro que por imperativo legal esa sentencia vincula en los procesos individuales, aunque se encuentren en trámite de casación unificadora cuando se produzca la firmeza, pues no se debe olvidar que en los casos de litispendencia y otros esta Sala en sus sentencias viene señalando que la excepción de cosa juzgada es apreciable de oficio por los intereses públicos que tutela, intereses que justifican que el legislador imponga en estos casos que la sentencia firme del proceso colectivo vincule al resolver el recurso de casación unificadora.

Para cumplir con ese objetivo de seguridad jurídica, en estos casos no resultan aplicables las disposiciones del artículo 219 de la LRJS sobre el análisis de la existencia de contradicción doctrinal, por cuanto en estos supuestos no se trata de unificar doctrinas contrapuestas, sino de imponer la llamada "santidad de la cosa juzgada", cuyos efectos positivos el artículo 160-5 de la LRJS atribuye a las sentencias dictadas en procesos de conflicto colectivo con respecto a los procesos individuales que se sigan con el mismo objeto.

La prevalencia de la sentencia dictada en proceso colectivo sobre la recaída en proceso individual la impone la norma estableciendo la necesidad de suspender los procesos individuales, aunque estuviesen pendientes del recurso de casación, hasta que recaiga sentencia firme en el proceso colectivo, así como estableciendo que la sentencia recaída en el proceso colectivo producirá efectos de cosa juzgado en los procesos individuales y vinculará al Tribunal que los resuelva, incluso si recae tras interponer el recurso de casación unificadora.

Consiguientemente, por imperativo de esta norma especial resultan inaplicables las disposiciones del artículo 219 de la LRJS, cuando se trata de la aportación en cualquier momento procesal, de sentencias firmes recaídas en procesos colectivos que vinculan al Tribunal que debe resolver un proceso individual con el mismo objeto.

El único requisito que la norma establece para que la sentencia colectiva sea admitida en los recursos de casación unificadora que se interpongan en procesos individuales, es que el objeto de ambos procesos sea idéntico o tenga relación de directa conexidad con él, esto es el mismo que el artículo 222 de la L.E.C. establece para apreciar la existencia de cosa juzgada. Esa identidad de objeto entre el proceso colectivo y el individual se da en el presente caso, por cuanto ambos procesos tenían por objeto la interpretación y aplicación del art. 5 del CºCº de la demandada.

TERCERO.- Sobre la base de lo anteriormente dicho y en aplicación del art 160.5, el recurso debe prosperar, porque denunciándose en él la infracción de dicho precepto, ha de convenirse que así sucede, en tanto en cuanto no se ha respetado por la sentencia recurrida el efecto positivo de cosa juzgada que tiene la sentencia firme de conflicto colectivo, sentencia que debe proyectar los efectos de cosa juzgada material del art 222 de la LEC en relación con el tan repetido de la LRJS sobre los procesos individuales pendientes de resolver y los que ulteriormente puedan plantearse sobre la materia, y esto último por un elemental sometimiento a los principios de igualdad en la aplicación de la ley y de seguridad jurídica.

Consecuentemente, procede, casar y anular la sentencia recurrida por realizar una interpretación del artículo 5 del Convenio de aplicación diferente a la realizada por la sentencia colectiva que produce efectos de cosa juzgada en este proceso individual.

El debate planteado en suplicación debe resolverse en el sentido de confirmar la sentencia de instancia, máxime cuando en la misma se afirma que durante 2008 y 2009 los tres demandantes percibieron unas retribuciones superiores a las establecidas en el CºCº, afirmación válida teniendo en cuenta la interpretación que luego hizo la sentencia firme recaída en el proceso colectivo, incluso computando el complemento personal que alegan.

FALLO

Estimamos el recurso de casación para unificación de doctrina interpuesto por la Fundación Canaria de Juventud Ideo contra la sentencia de 21-11-2013 del TSJ de Canarias, en recurso de suplicación interpuesto contra la sentencia de 11-3-2011, del Juzgado de lo Social nº 6 de Santa Cruz de Tenerife, en autos seguidos a instancias de Dª Claudia, D. Benigno y D. Elías contra la Fundación Canaria de Juventud Ideo. Consecuentemente casamos y anulamos la sentencia recurrida y confirmamos la de instancia. Sin costas.

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=7444004&links=%22608/2014%22&optimize=20150728&publicinterface=true

VER OTRAS SENTENCIAS DE TEMAS LABORALES

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASLAB.html