LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DEL TS DE 21-06-2016


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->

Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DEL TS DE 21-06-2016 SOBRE VALIDEZ DE LA ENTREGA DE UN PAGARÉ COMO MEDIO DE PUESTA A DISPOSICIÓN DE LA INDEMNIZACIÓN EN CASO DE DESPIDO OBJETIVO

Recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por la Fundación Centro Tecnológico Metalmecánico y del Transporte (CETEMET), contra la sentencia del TSJ de Andalucía de 24-9-2014, dictada en el recurso de suplicación formulado por Dª Constanza, contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 2 de Jaén de 30-4-2014 dictada en virtud de demanda formulada por Dª Constanza contra CETEMET y FOGASA, sobre despido.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- El 30-4-2014, el Juzgado de lo Social nº 2 de Jaén dictó sentencia en la que consta la siguiente parte dispositiva:

"Se desestima la demanda interpuesta por Dª Constanza contra la empresa CETEMET; en reclamación por despido, reconociendo la procedencia del despido del que ha sido objeto la actora absolviendo a la empresa de las pretensiones deducidas en su contra".

SEGUNDO.- En la citada sentencia se han declarado probados los siguientes hechos:

- Dª Constanza ha venido prestando sus servicios para la empresa CETEMET. Rige entre las partes el CºCº del metal de la provincia de Jaén.

- El día 20-12-2013 la empresa demandada despidió a la actora por causas objetivas, con efectos de 4-1-2014.

La carta de despido iba acompañada de entrega de pagaré que la actora no aceptó. Asimismo se le hizo entrega de pagaré en retribución de nómina que no iba firmado, y que sí aceptó.

TERCERO.- La citada sentencia fue recurrida en suplicación por Dª Constanza, dictándose por el TSJ de Andalucía sentencia el 24-9-2014 en la que consta la siguiente parte dispositiva:

"Estimando el recurso de suplicación interpuesto por Constanza contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 2 de Jaén el 30-4-2014 en Autos seguidos a instancia de Constanza en reclamación sobre despido improcedente contra CETEMET, revocamos dicha sentencia, declarando que el cese de fecha de efectos del 4-1-2014, es un despido improcedente, y condenamos a CETEMET a asumir las consecuencias legales previstas en el artículo 56 del E.T., fijando como cantidad indemnizatoria, para el caso, de ser en dicho sentido la opción, la cantidad de 11.627'08€".

CUARTO.- CETEMET formuló recurso de casación para la unificación de doctrina, en el que:

- Se alega como sentencia contradictoria con la recurrida para el primer motivo, la del TSJ de Andalucía de 3-3-2010, para el segundo motivo la del TSJ de Andalucía de 30-6-2010 y para el tercer motivo, la sentencia del TSJ de Murcia de 8-4-2013

- Se alega la infracción del art. 51.1.b) del E.T..

QUINTO.- El Ministerio Fiscal considerar la improcedencia del recurso

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Se recurre en Unificación de Doctrina la sentencia del TSJ de Andalucía de 24-9-2014, que estimó el recurso de suplicación interpuesto por la trabajadora, contra la sentencia de instancia del Juzgado de lo Social nº 2 de Jaén, que había desestimado la demanda de la actora declarando procedente su despido objetivo. Revoca dicha sentencia y declara que el cese comunicado a la trabajadora, con efectos de 4-1-2014, constituye un despido improcedente, condenando a CETEMET a optar entre readmitir o indemnizar a la trabajadora.

La demandante, ha venido prestando sus servicios para la empresa CETEMET, con antigüedad de 2-6-2008.

El 20-12-2013 la empresa demandada despidió a la trabajadora por causas objetivas, con efectos 4-1-2014, argumentando que de los resultados de la empresa se desprendía una situación económica negativa como consecuencia de la disminución de los ingresos y los resultados negativos de su actividad. En la comunicación se decía que la causa de la decisión era la necesidad de adecuar la organización de los recursos de la empresa a su actual situación económica.

La carta de despido iba acompañada de la entrega de un pagaré que la actora no aceptó. Asimismo se le hizo entrega de pagaré en retribución de nómina que no iba firmado, y que sí aceptó.

En cuanto al rechazo por la trabajadora de la entrega del medio de pago, la sentencia resume la doctrina jurisprudencial de esta Sala, recogida en la sentencia de 13-10-2005, en la que se dice que:

El mandato legal sólo puede entenderse cumplido si en el mismo acto en el que el trabajador se sabe despedido, y sin solución de continuidad, sin previsión de otro trámite ni cualquier quehacer complementario, aquél dispone efectivamente del importe dinerario a que asciende la indemnización que la ley confiere.

En cuanto a la entrega de un pagaré como medio de puesta a disposición de la indemnización a la trabajadora, la Sala analiza el supuesto a la vista del requisito de la simultaneidad en la puesta a disposición de la indemnización por despido a la entrega de la comunicación escrita, y concluye que el referido pagaré, no conlleva la simultánea puesta a disposición de la indemnización, sino que es un título que contiene una promesa de hacer efectiva una cantidad de dinero, en la fecha del vencimiento del mismo, previa presentación en la entidad bancaria correspondiente, y que será atendido de existir numerario contra la cuenta bancaria que se emitió, y que ello implica que no se pone a disposición del trabajador dicha indemnización, por lo que estima el motivo y revoca la sentencia de instancia, declarando el despido improcedente.

Sobre el cálculo de la indemnización, manifiesta la sentencia recurrida que siendo el contrato suscrito entre los litigantes de fecha anterior al 12-2-2012, en que entró en vigor el Real Decreto-ley 3/2012, de 10-2 (LA MALDITA REFORMA LABORAL), y de conformidad con la Disposición Transitoria 5ª, punto segundo:

La indemnización por despido improcedente se ha de calcular a razón de 45 días de salario por año de servicio, por el tiempo de prestación de servicios anterior al día 12-02-2012, y a razón de 33 días de salario por año de servicio, por el tiempo de servicios posterior; no pudiendo ser superior, dicho importe indemnizatorio, a 720 días de salario, salvo que del cálculo de la indemnización por el periodo anterior a la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 3/2012, resultase un número de días superior, en cuyo caso se aplicaría éste como importe indemnizatorio máximo, sin que pueda ser superior a 42 mensualidades.

SEGUNDO.- Recurre el Casación para la Unificación de Doctrina la demandada CETEMET, articulando 3 motivos de recurso, y citando de contraste 3 sentencias.

Para el primer motivo de recurso, que viene referido al rechazo de la entrega del medio de pago simultánea a la notificación del despido, se cita de contradicción la sentencia del TSJ de Andalucía de 3-3-2010. La contradicción no puede apreciarse.

TERCERO.- Para el segundo motivo de recurso, que se centra en la validez de la entrega de un pagaré como medio de pago simultáneo a la notificación del despido, se cita de contradicción la sentencia del TSJ de Andalucía de 30-6-2010.

Existe contradicción, pues la sentencia de contraste considera que se trata de un instrumento válido que produce la entrega simultánea porque el recurrente tuvo en su poder el pagaré el mismo día de la comunicación, por lo que muy bien pudo ya ingresarlo en su cuenta, y sin embargo la sentencia recurrida concluye que el pagaré esgrimido, no conlleva la simultánea puesta a disposición de la indemnización, sino que es un título que contiene una promesa de hacer efectiva una cantidad de dinero, en la fecha del vencimiento del mismo, previa presentación en la entidad bancaria correspondiente, y que será atendido de existir numerario contra la cuenta bancaria que se emitió, y que ello implica que no se pone a disposición del trabajador dicha indemnización.

CUARTO.- El tercer motivo de recurso viene referido al cálculo de la indemnización y la necesaria aplicación de la Disposición Adicional 1ª de la Ley 12/2001 de 9-7.

La contradicción n0 puede apreciarse para este tercer motivo porque la cuestión que se plantea en al referencial no es abordada en absoluto por la sentencia recurrida.

QUINTO.- La cuestión de fondo a resolver es la planteada en el segundo motivo del recurso, esto es, si un pagaré es o no documento hábil para cumplir con el requisito establecido en el art. 53.1,b) del E.T., alegado como infringido, que impone al empresario la puesta a disposición del trabajador despedido de la indemnización, de forma simultánea a la comunicación del despido.

La jurisprudencia de esta Sala ha ido evolucionando en el sentido de flexibilizar el requisito en orden a la clase de instrumentos susceptibles de producir una puesta a disposición simultánea a la comunicación del despido, pasando de una interpretación rígida del precepto, según la cual sólo puede entenderse cumplido si en el mismo acto en el que el trabajador se sabe despedido, y sin solución de continuidad, sin previsión de otro trámite ni cualquier quehacer complementario, aquél dispone efectivamente del importe dinerario a que asciende la indemnización que la ley confiere, a otra más amplia, que admitió como instrumento hábil la transferencia bancaria, o el cheque bancario, cuando no consta dilación en la entrega ni discordancia en las cantidades, que resuelve dando validez al cheque entregado al trabajador simultáneamente a la entrega de la carta de despido, sin que importe que se trata de un despido disciplinario sujeto a lo dispuesto en el art. 56.2 del ET o un despido objetivo sujeto al art. 53.1.b) del mismo texto.

La sentencia de 10-5-2010, transcribe las palabras de la de 22-4-2010:

"Como quiera que lo discutido es si la entrega de cheque bancario cumple el requisito de simultaneidad del despido con la puesta a disposición y visto que la entrega de la carta de despido y del cheque se produjeron al mismo tiempo, lo único que resta por decidir es si el cheque constituye un medio lícito de pago, a lo que se ha contestado afirmativamente en las resoluciones recaídas a propósito del despido reconocido improcedente y al efecto de exonerar del pago de salarios de trámite con la particularidad de que en el artículo 56.2 del E.T. se prevé que la puesta a disposición se realice mediante la consignación en el Juzgado, requisito que, como se advierte en las sentencias citadas ha sido flexibilizado en los supuestos de entrega directa al trabajador.

Por tanto lo único a resolver no es la naturaleza del trámite sino la naturaleza del documento utilizado como medio de pago y considerado el cheque plenamente válido por su equivalencia en dinero en metálico en la puesta a disposición del artículo 56.2 del E.T. no existe razón para alterar su naturaleza por tratarse de un trámite que corresponde a diferente modalidad de despido, debiendo reconocerse al cheque entregado, cuya disponibilidad de fondos no se ha discutido, idéntico valor liberatorio".

El problema en este caso es que, en lugar de un pago efectivo, a través de transferencia bancaria o mediante un cheque, se produjo mediante la entrega de un pagaré que fue rechazado por la actora, y el pagaré no constituye, como el cheque, una orden o mandato de pago "a la vista", sino una promesa de pago, entre cuyos requisitos formales se exige "la indicación del vencimiento", señalando el art. 95 de la Ley 19/1985, Cambiaria y del Cheque que "el pagaré" cuyo vencimiento no esté indicado se considerará "pagadero a la vista".

Esta exigencia de que el pagaré esté sujeto al señalamiento de una fecha de vencimiento, so pena de entenderse pagadero a la vista, en caso de omisión, es lo que llevó a nuestra sentencia de 4-2-2016, a resolver un supuesto semejante de entrega simultánea de un pagaré, pero con vencimiento en la fecha de efectividad del despido -2 días después-, a sugerir la validez en sí del pagaré, como documento hábil para producir un pago simultáneo, cuando se entrega con la carta de despido y no consta fecha de vencimiento, señalando al respecto:

«Y como quiera, por tanto, que está fuera de discusión ese desfase entre la entrega de la carta de despido y la efectiva puesta a disposición de las pertinentes compensaciones indemnizatorias, a diferencia de lo que probablemente hubiera sucedido si el pagaré en cuestión no hubiera contenido indicación alguna sobre su vencimiento, pues en ese caso, conforme al art. 95 de la Ley 19/1985, Cambiaria y del Cheque , podría vencer "a la vista", esto es, igual que la letra de cambio debería ser "pagada a su presentación" (art. 39, por remisión del art, 96) y realizable a partir del mismo momento de su expedición (art. 95).»

Pues bien, en el caso ahora examinado el pagaré se entregó simultáneamente con la comunicación del despido, y dicho pagaré, del que se da cumplida cuenta en la argumentación de la sentencia recurrida, tiene como fecha de vencimiento el 20-12-2013, el mismo día de su entrega y de la comunicación del despido.

Siendo esto así, es claro que el pagaré permitía, al igual que un cheque, un pago "a la vista", y que la actora, si en lugar de rechazarlo -pues no había dilación en la entrega, ni constan discordancias en la cantidad ni falta de provisión de fondos- lo hubiera recogido, podría haberlo hecho efectivo el mismo día, obteniendo así una puesta a disposición simultánea a la comunicación del despido, sin perjuicio de que, si por alguna circunstancia ajena a la trabajadora despedida -por ejemplo no abono por el banco por falta de fondos disponibles, como ocurriría también con un cheque- no se efectuase la realización del pagaré, siempre tendría expedita la vía para reclamar la improcedencia del despido por no haber existido, de forma simultánea a la entrega de la comunicación del despido, una verdadera puesta a disposición de la indemnización.

SEXTO.- Las anteriores consideraciones conducen a la estimación del recurso de la empresa, a casar y anular la sentencia recurrida, y a resolver el debate de suplicación en términos adecuados a tales consideraciones y confirmando la sentencia dictada en la instancia por el Juzgado de lo Social, que desestimó la demanda de la actora y declaró la procedencia del despido objetivo del que fue objeto. Sin costas.

FALLO

Estimamos el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por la empresa Fundación Centro Tecnológico Metalmecánico y del Transporte (CETEMET), contra la sentencia del TSJ de Andalucía de 24-9-2014, dictada en el recurso de suplicación nº 1551/2014.

Casamos y anulamos dicha sentencia y, resolviendo el debate de suplicación, desestimamos el recurso de esta naturaleza interpuesto por la actora contra la sentencia dictada en la instancia del Juzgado de lo Social nº 2 de Jaén de 30-4-2014, que declaró la procedencia del despido, confirmando esta resolución desestimatoria de la demanda de la actora, resolución que queda firme. Sin hacer especial imposición de costas.

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=7744339&links=%223966%2F2014%22&optimize=20160727&publicinterface=true

VER OTRAS SENTENCIAS DE TEMAS LABORALES

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASLAB.html