LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DEL TS DE 22-10-2015S


Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DEL TS DE 22-10-2015 SOBRE SUBVENCIÓN PARA COMIDA EN DÍAS LABORABLES A LOS EMPLEADOS EN NOKIA SIEMENS NETWORK, S.L.

RESUMEN

Interpretación del Convenio Colectivo que establece (art. 12) la obligación empresarial de subvencionar la comida de los empleados a razón de 9 euros por cada día laborable.

Se pretende que la empleadora abone los saldos acumulados, por no disfrutados, en las tarjetas denominadas "Buen Menú" porque la empresa que las gestionaba entró en concurso de acreedores.

La Sala IV del TS confirma la sentencia de la AN que desestimó tal pretensión.

Recurso de casación interpuesto por UGT y CC.OO., contra sentencia de 25-10-2013 de la AN, en el procedimiento promovido por los recurrentes contra Nokia Siemens Network, S.L., sobre conflicto colectivo.

ANTECEDENTES DE HECHO

UGT y CC.OO. interpusieron demanda ante la AN, suplicando se dicte sentencia por la que:

"se condene a la empresa a restituir a los trabajadores de las cantidades que han quedado anuladas en las Tarjetas del "Buen Menú" al haber entrado la empresa que gestiona las mismas en concurso."

El 25-10-2013 se dictó sentencia por la AN, en la que consta la siguiente parte dispositiva:

"Desestimamos la demanda de conflicto colectivo, promovida por UGT y CCOO y absolvemos a la empresa Nokia Siemens Network, SL de los pedimentos de la demanda."

En dicha sentencia se declararon probados los siguientes hechos:

- El 6-10-2012 se publicó en el BOE el convenio de la empresa demandada, cuya vigencia concluyó el 31-12-2011, si bien las partes convinieron su prórroga de año en año, salvo que se denunciara por alguna de las partes. No consta acreditada la denuncia por ninguna de las partes.

- La empresa demandada viene subvencionando las comidas a razón de 9 euros por día laborable menos 22 días de vacaciones. Dicha cantidad se refleja en la nómina y se le aplican las deducciones de IRPF.

- En fecha no precisada de 2011 la empresa demandada suscribió un contrato de adhesión a la tarjeta "Buen Menú", gestionada por Grupo De Negocios Copel, SL. Dicha tarjeta se recargaba mensualmente y permitía a los trabajadores, que solicitaban voluntariamente su utilización, realizar sus comidas los días laborables en los restaurantes predesignados. Caso de no utilizar todos los días la tarjeta para la realización de sus comidas, la cantidad diaria se acumulaba en un saldo, que podían utilizar cuando lo consideraban oportuno.

- La empresa demandada abonó puntualmente el importe de las tarjetas de sus empleados a la empresa COPEL. La empresa certifica que en el mes de julio de 2012 habían optado por la tarjeta Buen Menú 265 empleados de NOKIA.

- El 8-06-2012 COPEL dirigió a NOKIA la comunicación siguiente:

"Desde hace dos semanas estamos realizando distintas maniobras de adaptación de nuestros sistemas de comunicaciones que acometemos los fines de semana con el fin de no perjudicar en ningún momento el servicio de nuestras tarjetas Buen Menú en los días de máxima utilización.

Todos los fines de semana del mes de junio desde las 00.00 pm del sábado hasta las 23:59 pm del domingo nos vemos obligados a realizar cortes de servicio que intentaremos minimizar en la medida de lo posible….".

El 11-06-2012 NOKIA envió a sus trabajadores la comunicación siguiente:

"…Os enviamos abajo un comunicado de COPEL Buen Menú con la información de cortes en su servicio en los fines de semana, debido a maniobras de mantenimiento y mejoras de los sistemas…”.

- COPEL ha sido declarada en concurso de acreedores por el Juzgado de lo Mercantil nº 5 de Madrid. El administrador concursal no ha permitido que los trabajadores de NOKIA se personen en el concurso, pero si se ha permitido la participación de la empresa.

- Hay saldos en tarjeta Buen Menú no fueron cubiertos por COPEL que ascienden globalmente a 130.843, 38 euros y otros 16 trabajadores, cuyos saldos ascienden globalmente a 5.128, 10 euros.

- La empresa demandada ha requerido al administrador del concurso el pago de las cantidades antes dichas el 11-04-2013.

Contra dicha sentencia se interpuso recurso de casación por UGT y CC.OO..

El Ministerio Fiscal considera improcedente el recurso.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-

1. En la demanda interpuesta por UGT y CCOO, el objeto de la controversia pretendía que la empleadora demandada abonara a los trabajadores afectados los saldos acumulados en las tarjetas "Buen Menú", al no haber hecho uso de ellas, porque la empresa que las gestionaba, no demandada en las presentes actuaciones, había sido declarada en concurso de acreedores.

2. La sentencia de instancia, de 24-7-2013 de la AN ha desestimado íntegramente la demanda, fundando su decisión, en síntesis, en que la obligación convencionalmente contraída por la empleadora con los trabajadores se limitaba a subvencionarles la comida durante los días laborables, a razón de 9 euros diarios, tal como dispone el art. 12 del CºCº de aplicación, y esa exigencia se cumplió escrupulosamente, tanto respecto a quienes percibían en metálico la subvención por nómina, como respecto a los que, por haber optado libremente por utilizar la tarjeta "Buen Menú", pudieron comer diariamente en los restaurantes que la admitían

Sin embargo, en relación a aquellos trabajadores que decidieron no utilizar la tarjeta diariamente, optando por el mecanismo de la "acumulación de saldos" que la propia tarjeta permitía, para emplearla luego, por ejemplo, en días no laborables, la Sala concluye que esa limitación, consecuencia de la situación concursal de la empresa gestora de la tarjeta, no era imputable a la empleadora, cuyo compromiso convencional se limitaba a asegurarles una comida subvencionada los días laborables.

Por tanto, al entender de la Sala de instancia, la empresa demandada pagó "religiosamente" las facturas a la gestora y no pactó nunca con los trabajadores que cubriría esos saldos acumulados, que eran un beneficio de la propia tarjeta, no una condición más beneficiosa acordada por la empleadora, quien nunca impuso a sus trabajadores la utilización de la tarjeta, ni se comprometió a abonarles los saldos por los días que éstos decidieran unilateralmente no hacer uso de ella.

La Sala, además, descarta la aplicación del art. 1170 del Código Civil porque considera que la tarjeta no era un pagaré, ni una letra de cambio, ni un documento mercantil, sino un simple medio de pago de la subvención por comida para los días laborables, sin que la conclusión desestimatoria de la pretensión

"pueda enervarse, porque el administrador del concurso no admita a los trabajadores de NOKIA como acreedores de COPEL [la gestora], puesto que podrán, si lo estiman oportuno, dirigirse al Juzgado Mercantil nº 5 de Madrid para que se les incluya en la masa de acreedores. La empresa, que sí ha sido reconocida como acreedora de COPEL en el procedimiento concursal, se ha comprometido, a que, si recupera toda la deuda [130.843,38 € + 5.128,10 €], la entregará a sus trabajadores y si no la recupera [en su integridad] lo hará de modo proporcional".

3. Recurren en casación ordinaria, por separado, los dos sindicatos actores al amparo del art. 207.e) de la LRJS, denunciando la vulneración del art. 12 del CºCº y del art. 1157 del Código Civil (UGT), así como la infracción del art. 82.3 del ET, en relación con el art. 3.1.c) del mismo texto legal , y los arts. 1091, 1157 y 1170 del Código Civil (CCOO). Los dos recursos ha sido impugnados por la empresa y el preceptivo dictamen del Ministerio Fiscal propugna también la desestimación de ambos.

SEGUNDO.-

1. Los recursos, que, por plantear materialmente la misma y única cuestión, como enseguida se verá, merecen una respuesta conjunta, deben ser desestimados en su integridad.

2. El art. 12 del incuestionado CºCº de aplicación, al regular el beneficio en cuestión, dispone que

"para el año 2010 y 2011 y para todo el personal, se abonará la subvención de comida bajo la siguiente fórmula: días laborables menos 22 días de vacaciones y por 9 €, según calendario establecido tomando como base el de Tres Cantos. El cobro de esta prestación es incompatible con otras percepciones en el mismo día tales como dietas, liquidación de gastos en restaurantes o similares".

Parece claro, pues, que el compromiso empresarial plasmado en la norma convencional se limitaba a la subvención de la comida de los trabajadores en los días laborables pero en absoluto contemplaba la posibilidad de que éstos, a conveniencia propia, pudieran disponer de esa subvención para emplearla, por ejemplo, en días distintos a los acordados (sólo los laborables) o en situaciones diferentes a la pactada (sólo la comida).

Es cierto, que uno de los modos de percepción de la subvención, al menos desde fecha no precisada de 2011, consistía en la recarga mensual de la tarjeta "Buen Menú", gestionada por entidad distinta a la empresa demandada, lo que permitía a los trabajadores que la habían solicitado voluntariamente emplearla cada día laborable, como preveía el CºCº; y además de esa utilización diaria, el mecanismo al que los trabajadores se adherían individual y voluntariamente (la tarjeta), les posibilitaba (lógicamente cuando no la utilizaban algún día laborable) acumular el importe pactado (9 € por comida) para emplearlo "cuando lo consideraban oportuno", es decir, por hipótesis (cabrían otras), fuera de las comidas de los días laborables.

Es evidente que este mecanismo de acumulación, imposible de emplear por quienes percibían el beneficio por nómina, y con las oportunas "deducciones de IRPF", no constituye una obligación empresarial porque no está previsto en absoluto en la disposición convencional y, por ello,

"no hay vulneración...ni del artículo 12 del Convenio, ni de los artículos 1157 y 1170 del Código Civil, dado que la empresa cumplió su compromiso...y lo hizo mediante el pago a la empresa gestora de la totalidad de las cantidades destinadas a tal fin".

Procede la desestimación de los recursos y la consecuente confirmación, por sus propios argumentos, de la sentencia impugnada.

3. Pero es que, además, a la vista de la indudable conclusión anterior, coincidente en lo esencial con la que expresa con todo acierto la sentencia impugnada, conviene volver a traer a colación los criterios que, sobre la interpretación de convenios colectivos, mantiene esta Sala, porque, al tratarse éstos de contratos con eficacia normativa, el primer elemento para su correcta comprensión ha de ser «el sentido propio de sus palabras» (art. 3.1 CC) o el «sentido literal de sus cláusulas» (art. 1281 CC), que constituyen «la principal norma hermenéutica -palabras e intención de los contratantes-», de forma que cuando los términos de un contrato son claros, debe estarse al sentido literal de sus cláusulas, sin necesidad de acudir a ninguna otra regla de interpretación, y ello con independencia de la también reiterada doctrina de esta Sala en el sentido de entender que la interpretación de los contratos y de los Convenios Colectivos corresponde hacerla al Juzgador de instancia que es el que presenció los juicios y oyó directamente las alegaciones de las partes, procediendo su modificación por vía casacional únicamente cuando sea manifiestamente desacertada o contraria a las reglas legales de interpretación.

FALLO

Desestimamos el recurso de casación interpuesto en nombre y representación de los sindicatos UGT y CC.OO. contra la sentencia de la AN, en procedimiento seguido a instancias de los ahora recurrentes contra Nokia Siemens Network, S.L., sobre conflicto colectivo. Confirmamos la sentencia recurrida en todos sus pronunciamientos. Sin costas.

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=7546750&links=%22117%2F2014%22&optimize=20151204&publicinterface=true

VER OTRAS SENTENCIAS DE TEMAS LABORALES

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASLAB.html