LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DEL TS DE 27-10-2016


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->

Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DEL TS DE 27-10-2016 SOBRE SUSPENSIÓN DEL CÓMPUTO DE LA CADUCIDAD EN CASO DE DEMANDA DE DESPIDO

Cómputo del plazo del art. 59.3 ET. Suspensión del plazo por la presentación de la papeleta de conciliación y reanudación del mismo tras la celebración dicho acto o transcurridos 15 días sin que este se hubiera celebrado.

Recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por Controlvig Seguridad SL, contra la sentencia de 15-10-2014 del TSJ de Andalucía en el recurso de suplicación que resolvió el formulado contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 6 de Sevilla, de 19-3-2013, recaída en autos seguidos a instancia de D. Pelayo, contra ControlVig, SL, sobre Despido.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Con fecha 19-3-2013 el Juzgado de lo Social nº 6 de Sevilla dictó sentencia, en la que se declararon probados los siguientes hechos:

- D. Pelayo ha venido prestando servicios en "Controlvig, SL", con antigüedad de 2-1-2009, categoría de vigilante de seguridad, a tiempo parcial. La relación laboral es de carácter temporal, por obra o servicio determinado y se rige por el CºCº nacional del Sector de las Empresas de Seguridad.

- El administrador de la empresa "Controlvig, SL" ha comunicado verbalmente, en una reunión mantenida semanas antes del cese en el Hotel Center de Sevilla, a 4 de los 5 trabajadores que se encontraban prestando sus servicios en el centro de trabajo citado, y entre los que se encontraba el actor, que a fecha de 30-6-2013 se rescindiría su contrato con la empresa principal - "Atención Social en Emergencias Grupo 5, SL"-, por lo que habrían de ser subrogados por la empresa entrante en el servicio, desconocida a esa fecha para el administrador pues la notificación de la rescisión no hacía mención a ésta.

- El 15-6-2012 "Controlvig, SL" remite fax a la empresa entrante en el servicio, la codemandada "Grupo Hispano de Vigilancia y Protección, SL", conteniendo los contratos de los 5 trabajadores y otra documentación consistente en horarios.

El 25-6-2012, se remite la documentación a la que alude el artículo 14 del CºCº a la empresa entrante por medio de mensajería urgente.

El actor, sin embargo, no ha sido contratado por la empresa entrante al igual que su compañero Baldomero, aunque si lo han sido los restantes compañeros. Causó baja en la empresa saliente el 30-6-2012.

- Se presenta por la parte actora papeleta de conciliación el 4-7-2012 y el 14-8-2012 tiene lugar, sin efecto, el preceptivo acto conciliatorio.

Sin embargo, no es hasta el 23-8-2012 cuando se presenta la demanda por despido que dio origen a las presentes actuaciones.

En dicha sentencia aparece la siguiente parte dispositiva:

«Desestimando la demanda formulada por D. Pelayo contra las entidades "Controlvig, SL", "Grupo Hispano De Vigilancia y Protección SL", en reclamación de despido, debiendo absolver a las mismas de todos los pedimentos que contra ellas se venían deduciendo».

SEGUNDO.- La citada sentencia fue recurrida en suplicación por D. Pelayo ante el TSJ de Andalucía, que dictó sentencia el 15-10-2014, en la que consta la siguiente parte dispositiva:

«Debemos estimar el recurso de suplicación interpuesto por D. Pelayo contra la sentencia del Juzgado Social nº 6 de Sevilla de 19-3-2013, recaída en los autos promovidos por el mismo, por Despido, debiendo revocar dicha resolución, con devolución de las actuaciones al Juzgado de referencia, para que conociendo de la reclamación efectuada, se pronuncie sobre el fondo de lo discutido».

TERCERO.- Controlvig Seguridad, SL formalizó el presente recurso de casación para la unificación de doctrina que tuvo entrada en el TSJ de Andalucía el 14-10-2015. Se aporta como sentencia contradictoria con la recurrida la del TSJ de Madrid de 24-2-2013.

CUARTO.- El 12-5-2016 se admitió a trámite el presente recurso y no habiéndose personado la parte recurrida, se pasaron las actuaciones al Ministerio Fiscal para informe, el cual fue emitido en el sentido de estimar procedente el recurso.

QUINTO.- Se declararon conclusos los autos, señalándose para votación y fallo el día 27-10-2016.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Es objeto del presente recurso de casación para la unificación de la doctrina la sentencia del TSJ de Andalucía de 15-10-2014, recaída en el recurso de suplicación que estimó el de tal clase formulado por D. Pelayo contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 6 de Sevilla de 19-3-2013. Esta sentencia de instancia había desestimado la demanda de despido por considerar que la acción estaba caducada puesto que la demanda se había presentado transcurrido en exceso el plazo de 20 días hábiles. Sin embargo, la sentencia aquí recurrida revocó la de instancia tras considerar que la acción no estaba caducada.

Los hechos y circunstancias relevantes sobre los que se pronunció la sentencia recurrida fueron los siguientes:

1) El actor, tras una sucesión de contratas, no fue contratado ni asumido por la nueva adjudicataria (la mercantil hoy recurrente), siendo dado de baja a todos los efectos el 30-6-2012

2) La papeleta de conciliación para la impugnación del despido se presentó el 4-7-2012

3) El acto de conciliación tuvo lugar, sin efecto, el 14-8-2012

4) La demanda por despido se presentó el 23-8-2012.

La sentencia recurrida, revocando la de instancia, consideró que la acción no estaba caducada y, de una confusa argumentación, se desprende que para la indicada resolución judicial la papeleta de conciliación se presentó al tercer día y la demanda al séptimo desde la celebración del acto conciliatorio, con lo que la acción no estaba caducada, debiendo interpretarse las normas sobre la incidencia del intento de conciliación y de la reclamación previa con criterios de razonabilidad y proporcionalidad. Aunque la sentencia no lo explicita, de los cálculos que realiza se desprende, sin dudas, que la sentencia no aplica la reanudación del plazo de caducidad después de los 15 días hábiles de haberse presentado la papeleta de conciliación tal como dispone el artículo 65.1 LRJS.

Disconforme con la decisión de la Sala sevillana, Controlvig Seguridad SL interpuso recurso de casación para la unificación de la doctrina para lo que aportó como sentencia de contraste la de la Comunidad Valenciana de 1-10-2013.

En dicha sentencia se produjeron los siguientes hechos relevantes:

1) El trabajador fue despedido el 22-8-2012

2) Presentó la papeleta de conciliación el 18-9-2012, cuando ya habían transcurrido 18 días hábiles.

3) Se celebró el acto de conciliación el 24-10-2012 que finalizó sin avenencia

4) La demanda se presentó el día 25-10-2012.

La sentencia referencial entiende que la acción estaba caducada, puesto que, en el momento de la presentación de la papeleta habían transcurrido 18 días hábiles, por lo que le restaban 2; el cómputo de estos 2 se reanudó 15 días hábiles después de la presentación de la papeleta por lo que se reanudó el 11-10-2012 y concluyó el 15-10. Cuando se celebró el acto conciliatorio, la acción estaba ya caducada.

Lo expuesto evidencia claramente la existencia de contradicción en los términos que exige el artículo 219 LRJS puesto que la sentencia de contraste, ante unos hechos muy similares, tiene en cuenta para el cómputo del plazo de caducidad del artículo 59.3 ET que la suspensión producida por la presentación de la papeleta de conciliación termina el día siguiente de intentada sin éxito la conciliación o transcurridos 15 días hábiles desde la presentación de aquella sin que se hubiera celebrado. Por el contrario, esta circunstancia no se tiene en cuenta por la sentencia recurrida que prescinde de la finalización de la suspensión a los 15 días de presentada la demanda y realiza el cómputo del plazo de caducidad sin tener en cuenta la aludida reanudación del plazo prevista en el artículo 65.1 LRJS.

ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES

Artículo 59. Prescripción y caducidad.

3. El ejercicio de la acción contra el despido o resolución de contratos temporales caducará a los 20 días siguientes de aquel en que se hubiera producido. Los días serán hábiles y el plazo de caducidad a todos los efectos.

El plazo de caducidad quedará interrumpido por la presentación de la solicitud de conciliación ante el órgano público de mediación, arbitraje y conciliación competente.

 

LEY REGULADORA DE LA JURISDICCIÓN SOCIAL

Artículo 65. Efectos de la solicitud de conciliación o de mediación previa. Los laudos arbitrales.

1. La presentación de la solicitud de conciliación o de mediación suspenderá los plazos de caducidad e interrumpirá los de prescripción. El cómputo de la caducidad se reanudará al día siguiente de intentada la conciliación o mediación o transcurridos 15 días hábiles, excluyendo del cómputo los sábados, desde su presentación sin que se haya celebrado.

SEGUNDO.- La mercantil recurrente formula un único motivo de recurso en el que denuncia infracción de lo dispuesto en el artículo 65.1 LRJS en relación con los artículos 59.3 ET y 103.1 LRJS dado que no reanuda el plazo de caducidad dela acción por despido transcurrido 15 días hábiles desde la presentación de la papeleta de conciliación.

Tal como hemos reseñado en sentencias anteriores:

«la conciliación previa ante los servicios que están encargados de tramitar ese requisito previo al proceso no es realmente un procedimiento administrativo incrustado en el laboral, o una especie de reclamación planteada ante un órgano administrativo, de perfiles y características típicamente administrativas en el sentido previsto en aquélla norma, la Ley 30/1992, y desde luego tampoco es algo en cierto modo independiente, como hemos dicho, del proceso laboral, sino que realmente se trata de una actuación exigible para acceder a la jurisdicción, un trámite profundamente impregnado de principios y valores procesales de características propias.

De hecho, el Órgano de conciliación que lleva a cabo esos actos de evitación del proceso, no actúa en ellos de manera típica o característica de las Administraciones Públicas, puesto que no puede producir resoluciones autónomas o tomar decisiones propias distintas de las que se derivan de su función, regulada y encaminada a la evitación del proceso laboral, o en caso de no avenencia, abrir la puesta al proceso una vez cumplido el trámite.

Partiendo entonces las premisas anteriores podemos afirmar, como acertadamente hace la sentencia de contraste, que el plazo de caducidad previsto en el artículo 59.3 ET para el ejercicio de la acción de despido queda gráficamente "congelado" durante la sustanciación de la conciliación, esto es, desde el día en que se interpone la papeleta de conciliación....».

Ocurre, sin embargo, que por ministerio de la ley la suspensión del cómputo de la caducidad tiene una duración limitada en el tiempo, sometida a 2 diferentes parámetros, de tal manera que se tomará como referencia el que primero acontezca de los dos. Así, de acuerdo con el art. 65.1 LRJS el cómputo de la caducidad se reanuda:

- bien al día siguiente de intentada la conciliación. Es un plazo indeterminado, en la medida en que no es posible conocer a priori el día en que la conciliación será intentada

- bien transcurridos 15 días hábiles -concretamente, al día siguiente hábil de esos 15 días hábiles- desde la presentación de la solicitud de conciliación si ésta no se hubiera intentado con anterioridad. Es un plazo absoluto e inamovible, pues este plazo de 15 días no se ampliará ni siquiera en el caso de que la solicitud de conciliación requiera de subsanación, para lo que se le habrá concedido un plazo al solicitante que, de esta manera, se solapa con el de la suspensión de la caducidad de la acción.

En ambos casos, no habrá de computarse en el plazo el mismo día de la presentación de la demanda. Este plazo de 15 días hábiles desde la presentación de la papeleta de conciliación, sin que ésta se haya celebrado, implica que el cómputo de la caducidad se reanuda a partir del siguiente día sin esperar a que se celebre el acto conciliatorio y sin que una celebración posterior de éste implique la suspensión retroactiva del plazo que ya se reanudó.

En consecuencia, la aplicación de la anterior doctrina al supuesto examinado debe determinar la estimación del motivo por cuanto que la doctrina correcta se encuentra en la sentencia de contraste.

Así, producido el despido el 30-6-2012, hasta la presentación de la papeleta de conciliación el 4-7-2012 habían transcurrido 2 días hábiles.

El plazo de 15 días hábiles previsto en el artículo 65.1 LRJS finalizó el 25-7-2012, por lo que al día hábil siguiente (el 26-7-2012) se reanudó el plazo de caducidad en los 18 días restantes que concluyó el 21-8-2012, por lo que, cuando se presentó la demanda el día 23-8-2012 de agosto, la acción estaba ya caducada.

Todo ello determina la estimación del recurso con los efectos que se señalan en la parte dispositiva.

FALLO: Esta sala ha decidido

1) Estimar el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por Controlvig Seguridad SL,

2) Casar y anular la sentencia dictada el 15-10-2014 por el TSJ de Andalucía.

3) Resolver el debate planteado en suplicación desestimando el de tal clase, declarando la firmeza de la sentencia del Juzgado de lo Social nº 6 de Sevilla de 19-3-2013 recaída en autos seguidos a instancia de D. Pelayo, contra ControlVig, SL, sobre Despido.

4) Ordenar la devolución de los depósitos y consignaciones efectuados para recurrir, sin hacer imposición de costas-

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/contenidos.action?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=7874861&links=%223754%2F2015%22&optimize=20161125&publicinterface=true

VER OTRAS SENTENCIAS DE TEMAS LABORALES

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASLAB.html