LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DEL TSJ DE CATALUNYA DE 12-06-2014



Seguir a @PIRENAICADIGITA

SENTENCIA DEL TSJ DE CATALUNYA DE 12-06-2014 SOBRE DERECHO A PENSIÓN DE VIUDEDAD

Divorcio. Reconciliación sin comunicación al juzgado. Requisito de convivencia superior a cinco años en el momento del fallecimiento.

Recurso de suplicación interpuesto por Rocío frente a la Sentencia del Juzgado Social nº7 de Barcelona de 13-9-2013, siendo recurrido el INSS.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- El Juzgado Social dictó sentencia el 13-9-2013 que contenía el siguiente Fallo:

"Que desestimando la demanda planteada por Rocío, debo absolver al INSS de la pretensión deducida en su contra."

SEGUNDO.- En dicha sentencia, como hechos probados, se declaran los siguientes:

1º.- Rocío solicitó pensión de viudedad en fecha 13-8-2012 por el fallecimiento de Edmundo, ocurrido el 15-6-2011, con quien contrajo matrimonio el 8-10-1994 y de cuya unión nació un hijo, nacido en1998.

2º.- Por Sentencia de 4-6-2010 del Juzgado de Primera Instancia nº 18 de Barcelona se declaró disuelto el matrimonio, con aprobación del Convenio regulador, suscrito el 30-3-2010, en el que acuerdan, entre otros extremos, no pactar pensión compensatoria.

3º.- Los cónyuges en la fecha de la Sentencia había reanudado la convivencia marital que mantuvieron hasta el fallecimiento.

4º.- La entidad gestora denegó la pensión de viudedad por no reunir los requisitos para su reconocimiento. Interpuesta reclamación previa por considerar la actora que tiene derecho a la pensión dado que a los pocos meses de la separación se reanudó la convivencia marital, resolución de 20-9-2012 la desestimó.

TERCERO.- Contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte demandante.

RAZONAMIENTOS JURÍDICOS

PRIMERO.- Se articula el recurso por la representación de Rocío, sobre la base de un único motivo, al amparo de la letra c) del artículo 193 de la Ley 36/2011, de 10-10, Reguladora de la Jurisdicción Social, y se alega infracción del artículo 174 de la Ley General de la Seguridad Social, en relación con el 234.1 del Codi Civil de Catalunya.

El tema en debate consiste en analizar si tiene derecho a la pensión de viudedad la demandante, quien contrajo matrimonio con su difunto esposo el 8-10-1994 (SERÍA CUANDO NO ESTABA AÚN DIFUNTO), y con quien procreó (¡QUE PALABRA!) un hijo.

El 4-6-2010 recayó sentencia en divorcio de mutuo acuerdo dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 18 de Barcelona, y en el convenio regulador que acompañaban a la demanda, y que la sentencia convalida, se acuerda no establecer pensión compensatoria alguna.

En la fecha la que recae sentencia los cónyuges ya se habían reconciliado y habían reanudado la convivencia marital, que mantuvieron hasta que el esposo falleció el 15-6-2011.

Tras la sentencia de divorcio no han vuelto a contraer matrimonio.

La recurrente solicitó la correspondiente pensión de viudedad que la Entidad Gestora deniega por cuanto ni existe matrimonio ni se reúnen los requisitos para acceder a la misma por la vía de la pareja de hecho al no acreditar 5 años de convivencia en tal situación.

El recurso cita como infringido el artículo 234.1 del Codi Civil de Catalunya, que bajo el título de "pareja estable" establece que

"Dos personas que conviven en una comunidad de vida análoga a la matrimonial (???) se consideran pareja estable en cualquiera de los siguientes casos:

a) Si la convivencia dura más de 2 años ininterrumpidos.

b) Si durante la convivencia, tienen un hijo común.

c) Si formalizan la relación en escritura pública".

Pues bien se da la circunstancia de que desde el momento en que se interpone recurso, el 15-11-2013, hasta la fecha de dictarse esta sentencia, ha recaído sentencia del TC de fecha 11-3-2014 que declara que

"el párrafo 5º del art. 174.3 del texto refundido de la Ley General de Seguridad Social es inconstitucional y nulo" y que sus efectos con los efectos serán de eficacia "pro futuro, esto es, en relación con nuevos supuestos o con los procedimientos administrativos y procesos judiciales donde aún no haya recaído una resolución firme".

Es evidente que -por tanto- afecta a la resolución que vamos a dictar para poner fin al debate, y que por tanto a la vista de cuanto regulaba la norma ahora expulsada del ordenamiento jurídico

"en las CC.AA. con Derecho Civil propio, cumpliéndose al requisito de la convivencia a que se refiere el párrafo anterior, la consideración de pareja de hecho y su acreditación se llevará a cabo conforme a lo que establezca su regulación específica"

No podemos por tanto considerar infringido -a los efectos del asunto en debate- el artículo denunciado del código civil catalán, pues en ningún caso es de aplicación al presente supuesto, a virtud de la sentencia del TC.

No obstante también entendemos que una vez planteado el recurso, la mayor o menor exactitud en la fijación de la norma citada por la parte recurrente, no puede impedir que entremos a conocer del fondo de la cuestión.

Y aquí la ratio decidendi ("razón para decidir" o "razón suficiente") no deja de ser si se cumple con los requisitos que establece el artículo 174 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social en sus diversos apartados.

SEGUNDO.- El tema se reduce a analizar si se acredita o no una "convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante y con una duración ininterrumpida no inferior a 5 años", tal como establece el párrafo cuarto del artículo 174.3, y que resulta ser la razón de denegar la prestación.

A la vista de que el único requisito que se dice faltar es el que la convivencia superior a 5 años en el momento del fallecimiento, necesariamente se ha de entender que dicha convivencia no viene referida exclusivamente al período de "pareja de hecho", sino a la totalidad de su vida, y si se tienen en cuenta los períodos anteriores a la sentencia de divorcio se reúne con exceso el período de convivencia superior a 5 años, pues tan sólo consta una hipotética solución de continuidad entre los cónyuges desde la fecha en que suscriben el convenio separación de fecha 30-3-2010, en el que señalan que "han decidido presentar demanda de divorcio y poner fin a la convivencia en común" y señalan que desde ese día quedan dispensados de la vida en común) hasta la que se dicta sentencia el 4-6-2010, momento en que ya conviven nuevamente (hecho declarado probado tercero de la sentencia; por otra parte no consta fehacientemente que hayan dejado de convivir), solución de continuidad en la convivencia que no consta en el proceso.

Es más que relevante que, consta certificado de empadronamiento del Ayuntamiento de Barcelona en el que queda acreditado que la recurrente ha convivido con su esposo e hijo en el mismo domicilio desde el 12-8-1998 hasta el 15-6-2011, en que se indica la "defunción" como causa de cese de la convivencia.

El artículo 174.3 LGSS establece que

"Se considerará pareja de hecho la constituida, con análoga relación de afectividad a la conyugal, por quienes, no hallándose impedidos para contraer matrimonio, no tengan vínculo matrimonial con otra persona y acrediten, mediante el correspondiente certificado de empadronamiento, una convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante y con una duración ininterrumpida no inferior a 5 años"

En el presente caso hay certificación empadronamiento acreditando convivencia estable y notoria superior a 5 años; no existía impedimento para contraer matrimonio con terceras personas, y aún así no se había contraído; y la convivencia es inmediatamente anterior al fallecimiento.

Existe un vacío legal que necesariamente ha de ser resuelto con la aplicación de la analogía; y en el presente caso se considera que el no haber comunicado al Juzgado la reanudación de su convivencia previa a la sentencia, o el no haber contraído nuevo matrimonio entre ellos, así como la voluntad de mantener el vínculo en la pareja, fuere matrimonial o por la vía de hecho, no puede tener como consecuencia la denegación de la pensión de viudedad.

El recurso ha de ser estimado, por cuanto el único requisito que se opone para lucrar la prestación solicitada desde la situación de pareja de hecho, es decir, la concurrencia del requisito previsto en el art. 174.3 párrafo tercero de que la pareja "no tengan vínculo matrimonial con otra persona", concurre en el presente caso.

De la dicción literal del precepto no puede sino concluirse que viene referido a ambos componentes de la pareja al expresarse en plural ("no tengan..."), y la expresión "otra persona", se refiere obviamente a un tercero ajeno a ambos, por lo cual, nada impide la existencia de vínculo matrimonial entre ambos, que a los fines pretendidos no puede constituir un obstáculo -sino al contrario- para lucrar la pensión de viudedad.

Consideramos dicha doctrina perfectamente aplicable al presente caso, "mutatis mutandis" (‘cambiando lo que se deba cambiar’) y en base a ello procede el reconocimiento de la pensión de viudedad, si bien no desde la fecha del fallecimiento del causante, sino tan sólo desde el 13-5-2012.

FALLO

Se estima el recurso interpuesto por Rocío contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 7 de Barcelona, de 13-9-2013, recaída en autos seguidos a instancia de Rocío contra el INSS, y en consecuencia se revoca dicha sentencia y, estimando la demanda, se declara que la demandante tiene derecho a que se reconozca la pensión de viudedad causada por el fallecimiento de Edmundo con efectos de 13-5-2012.

La presente resolución no es firme y contra la misma puede interponerse Recurso de Casación para la Unificación de Doctrina, que deberá prepararse dentro de los diez días siguientes a la notificación.

VER SENTENCIA

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIATSJCATALUNYA12062014.pdf

VER OTRAS SENTENCIAS SOBRE SEGURIDAD SOCIAL

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASSS.html