LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DEL TSJ DE CATALUNYA DE 22-02-2016


Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DEL TSJ DE CATALUNYA DE 22-02-2016 SOBRE ÁMBITO QUE DEBE SERVIR A LA CALIFICACIÓN DE DESPIDO COLECTIVO EN EMPRESA CON DOS CENTROS DE TRABAJO

RESUMEN

- Empresa con dos centros de trabajo, uno con 20 trabajadores y otro con 164.

- Despidos individuales efectuados en el primer centro que no llegan a 20 en un periodo de 90 días

- Ámbito que debe servir a la calificación de despido colectivo cuando la empleadora lleva a cabo varias extinciones en un determinado periodo de tiempo: si la empresa en su conjunto y/o el centro de trabajo.

- Con base en la doctrina del TJUE debemos estar a la hora del cómputo de los despidos efectuados al centro de trabajos concreto, aún teniendo la empresa otros.

Recurso de suplicación interpuesto por Nexea Gestión Documental, S.A. frente a la Sentencia del Juzgado de lo Social nº 33 de Barcelona de 10-6-2015 y siendo recurrido Gustavo, Ministerio Fiscal y FOGASA.

ANTECEDENTES DE HECHO

El Juzgado de lo Social dictó sentencia el 10-6-2015 que contenía el siguiente Fallo:

"Estimando íntegramente la demanda interpuesta en materia de impugnación de extinción por circunstancias objetivas por Gustavo contra Nexea Gestión Documental,SA y FOGASA, declaro la nulidad de la extinción notificada en fecha 20.12.12, con efectos del mismo día, y condeno a la sociedad demandada a la inmediata readmisión del demandante y al abono de los salarios de tramitación devengados desde tal fecha hasta que se produzca la readmisión."

Contra dicha sentencia se anunció recurso de suplicación.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

La sentencia ahora recurrida ha estimado la demanda del trabajador y ha declarado la nulidad del despido por considerar que la empresa no siguió el procedimiento previsto para el despido colectivo cuando debía haberlo hecho por serle aplicable el art. 51.1 del ET.

Contra tal fallo recurre en suplicación la empresa demandada formulando un solo motivo que ampara procesalmente en el apartado c) del art. 193 de la LRJS.

Denuncia la infracción del art. 51.1 del ET en relación con el art. 1.1.a) de la Directiva 98/59 CE del Consejo, de 20 de junio de 1998, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros que se refieren a los despidos colectivos, atendiendo a la interpretación realizada por la sentencia del TJUE de 13-5-2015.

El punto objeto de controversia en este pleito se centra en la determinación de cuál ha de ser el ámbito que debe servir a la calificación de despido colectivo cuando la empresa lleva a cabo varias extinciones en un determinado periodo de tiempo: si la empresa en su conjunto o/y el centro de trabajo.

Se trata, así, de la aplicación a los hechos enjuiciados del art. 51.1 del ET poniéndolo en relación con la Directiva 98/59 del Consejo, de 20-6-1998, dado que dichas normas definen el concepto mismo del despido colectivo. Los términos o forma en que se apliquen tales preceptos determinarán si la empresa recurrente debía o no haber seguido el procedimiento previsto para este tipo de despido y, por tanto y dado que no lo hizo, si el despido del actor ha de tenerse por nulo.

El TJUE argumenta en estos términos:

"La sustitución del término «centro de trabajo» por el de «empresa» sólo puede considerarse favorable a los trabajadores si dicho elemento supone una añadidura y no implica el abandono o la reducción de la protección conferida a los trabajadores en aquellos casos en los que, si se aplicase el concepto de centro de trabajo, se alcanzaría el número de despidos requerido por el artículo 1, apartado 1, párrafo primero, letra a), de la Directiva 98/59 para aplicar la calificación de «despido colectivo».

Artículo 1 de la Directiva 98/59

1. A efectos de la aplicación de la presente Directiva:

a) se entenderá por «despidos colectivos» los despidos efectuados por un empresario, por uno o varios motivos no inherentes a la persona de los trabajadores, cuando el número de despidos producidos sea, según la elección efectuada por los Estados miembros:

i) para un período de 30 días:

- al menos igual a 10 en los centros de trabajo que empleen habitualmente más de 20 y menos de 100 trabajadores,

- al menos el 10 % del número de los trabajadores, en los centros de trabajo que empleen habitualmente como mínimo 100 y menos de 300 trabajadores,

- al menos igual a 30 en los centros de trabajo que empleen habitualmente 300 trabajadores, como mínimo;

ii) o bien, para un período de 90 días, al menos igual a 20, sea cual fuere el número de los trabajadores habitualmente empleados en los centros de trabajo.

Infringe el artículo 1, apartado 1, de la Directiva 98/59 una normativa nacional que introduce como única unidad de referencia la empresa y no el centro de trabajo, cuando la aplicación de dicho criterio conlleva obstaculizar el procedimiento de información y consulta establecido en los artículos 2 a 4 de la Directiva, siendo así que, si se utilizase como unidad de referencia el centro de trabajo, los despidos de que se trata deberían calificarse de «despido colectivo» a la luz de la definición que figura en el artículo 1, apartado 1, párrafo primero, letra a), de dicha Directiva.

El artículo 1, apartado 1, párrafo primero, letra a), de la Directiva 98/59 debe interpretarse en el sentido de que se opone a una normativa nacional que introduce, como única unidad de referencia, la empresa y no el centro de trabajo, cuando la aplicación de dicho criterio conlleva obstaculizar el procedimiento de información y consulta establecido en los artículos 2 a 4 de laa Directiva, siendo así que, si se utilizase como unidad de referencia el centro de trabajo, los despidos de que se trata deberían calificarse de «despido colectivo» a la luz de la definición que figura en el artículo 1, apartado 1,

Es decir que por lo que respecta a nuestra normativa nacional, aunque esta toma en consideración exclusivamente la empresa como ámbito de consideración, se entenderá que es contraria a la Directiva si ello supone obstaculizar el procedimiento de información y consulta establecido en sus artículos 2 a 4, siendo así cuando si se utilizase como unidad de referencia el centro de trabajo, los despidos considerados deberían calificarse de «despido colectivo» según el artículo 1, apartado 1, párrafo primero, letra a), de dicha Directiva.

Tomar como referencia el centro de trabajo (parámetro de la Directiva), de menos de 20 trabajadores (parámetro del art. 51.1.ET ) para dejar comprendidos un número de despidos en los números y en los valores temporales (90 días) previstos en el art. 51.1 del ET , es una operación que responde al "espigueo normativo" que reiteradamente ha rechazado nuestro TS, en tanto que toma un concreto extremo de la norma más favorable y rechaza los puntos que no resultan beneficiosos, para integrarlos con los de otra normativa.

El fallo de la resolución recurrida debía haber sido desestimatorio de la pretensión del actor, pretensión dirigida a que se declarase la nulidad de su despido por no haberse seguido el procedimiento previsto para los despidos colectivos, y, por tanto, ahora, ha de estimarse íntegramente el recurso planteado por la empresa demandada contra dicha resolución.

En consecuencia, se ha de acordar la devolución del depósito constituido para recurrir (art. 203 de la LRJS ) y que se dejen sin efecto los aseguramientos de la condena, una vez sea firme la sentencia. Sin costas (art. 235 LRJS).

CONCLUSION

No puede ensancharse el concepto de empresa a que se refiere el artículo 51.1 del ET hasta abarcar otro (centro de trabajo) no incluido expresamente en tal norma, fundándose en el propósito del legislador de incrementar la protección de los trabajadores con arreglo al artículo 5 de la Directiva 98/59/CE, ya que se contemplaría parcialmente los fines de esta obviando el de la equiparación de las cargas que tal norma de protección del trabajador supone para las empresas de la Unión.

En el supuesto analizado, la sentencia de instancia sigue unos criterios propios de lege ferenda y supone una actuación más propia del legislador que de la actuación judicial –de lege data–, ya que toma como referencia el centro de trabajo (parámetro del art. 1 de la Directiva) de menos de 20 trabajadores (parámetro del art. 51.1 del ET) para dejar comprendidos un número de despidos en los números y en los valores temporales (90 días) previstos en el artículo 51.1 del ET, operación que responde al espigueo normativo, en tanto que toma un concreto extremo de la norma más favorable y rechaza los puntos que no resultan beneficiosos, para integrarlos con los de otra normativa.

FALLO

Estimando el recurso de suplicación interpuesto Nexea Gestión Documental, S.A. contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social nº 33 de Barcelona de 10-6-2015, recaída en el procedimiento seguido en virtud de demanda formulada por Gustavo contra Nexea Gestión Documental, S.A. y FOGASA, revocamos dicha resolución y, desestimando la demanda, absolvemos a la empresa demandada frente a todos sus pedimentos.

La presente resolución no es firme y contra la misma cabe Recurso de Casación para la Unificación de Doctrina para ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo. El recurso se preparará en esta Sala dentro de los 10 días siguientes a la notificación mediante escrito con la firma de Letrado debiendo reunir los requisitos establecidos en el Artículo 221 de la LRJS.

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=AN&reference=7634395&links=%225499%2F2015%22&optimize=20160406&publicinterface=true

VER OTRAS SENTENCIAS DE TEMAS LABORALES

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASLAB.html