LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DEL TSJ DE MADRID DE 22-06-2015


Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DEL TSJ DE MADRID DE 22-06-2015 SOBRE IMPOSICIÓN DE SANCIÓN POR FALTA MUY GRAVE

RESUMEN

Poder disciplinario del empresario

Apreciación por el juez de instancia que la falta cometida por el trabajador no estaba adecuadamente calificada, por lo que procede a la revocación total de la sanción, entendiendo la empresa que la LRJS impone, en ese caso, la revocación parcial con autorización a la empresa para la imposición de una sanción correspondiente a falta grave.

Recurso de Suplicación formalizado por Renfe Viajeros SA, contra la sentencia de 28-02-2014 dictada por el Juzgado de lo Social nº 15 de Madrid en Procedimiento de impugnación de sanciones (art.114 y ss LPL) seguido a instancia de Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios frente a Renfe Operadora, sucedida por Renfe Viajeros, en reclamación por Sanción a trabajador.

ANTECEDENTES DE HECHO

En la sentencia recurrida en suplicación se consignaron los siguientes hechos probados:

- El trabajador D. Hugo presta servicios para la empresa demandada desde el 15-7-1982, con categoría profesional de Maquinista Jefe de Tren.

- El 23-4-2013 la empresa comunica al trabajador la imposición de sanción según acta 8/13 de fecha 16-4-13 por la que se le imputa una falta muy grave (tipificada en el apartado C 620 del Apéndice de Faltas y Sanciones) y sanción de 5 días de suspensión empleo y sueldo a cumplimentar a partir del día 28-4-2013, siendo los hechos, en síntesis, que el día 31 de enero efectuó rebase indebido de la señal de salida S2/2 de la estación de P. Pío, en indicación de parada.

- El trabajador citado, el día 31-1-2013, ejerciendo las funciones propias de su cargo realizó rebase indebido de la señal de salida S2/2 de la estación P. Pío, en indicación de parada. En la estación referida la señal de salida no es visible desde la estación por lo que existe una baliza previa de la señal de salida, que en el momento de los hechos se encontraba en indicación de parada y que aunque el trabajador percibió y aplicó el sistema de freno fue rebasada. La señal avanzada estaba en vía libre, la señal de entrada en anuncio de parada y la señal de salida en parada. El trabajador conocía la línea y el tren.

- La señal indicadora de salida está definida en la Consigna C núm.29 de Adif. Además de la señal que aparece en la Figura A, que es la existente en la estación P. Pío, la nueva señala indicadora de salida puede tener el aspecto de la Figura B. Hasta que se sustituyan las actuales señales indicadoras de salida pueden coexistir ambas instalaciones (f. 200).

Según el Manual de Circulación 9 las balizas previas, conectadas con las señales avanzadas, con las de entrada y con las intermedias, están situadas a unos 300 m. antes de cada señal. En este caso de baliza previa de señal de salida está a 100 m.

- En el momento de rebasar la señal la velocidad era entre 30 y 35Km/h. No se superaba la velocidad máxima permitida.

El funcionamiento de los sistemas de control, mando y señalización, así como infraestructura, comunicaciones, y equipos de seguridad eran correctos.

- Como consecuencia del incidente se producen retrasos en trenes de cercanías y la supresión del tren implicado en la estación de Pozuelo.

- El actor no ha sido objeto de ninguna sanción con anterioridad.

En dicha sentencia recurrida en suplicación se emitió el siguiente fallo:

Estimo la demanda formulada por El Sindicato de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios en representación de D. Hugo contra la empresa Renfe Operadora, ahora sucedida por Renfe Viajeros, revocando y dejando sin efecto la sanción impuesta al citado trabajador el 18-4-2013 consistente en suspensión de empleo y sueldo por 5 días, con las consecuencias legales inherentes, condenando a la demandada a estar y pasar por dicha declaración y efectos.

Frente a dicha sentencia se anunció recurso de suplicación por la parte Renfe Viajeros SA.

A la vista de los anteriores antecedentes de hecho, se formulan por esta Sección de Sala los siguientes

FUNDAMENTOS DE DERECHO

ÚNICO.- Frente a la sentencia de instancia que estima la demanda formulada por sanción revocando y dejando sin efecto la misma se alza en suplicación la representación letrada de Renfe Viajeros solicitando, en un único motivo, al amparo del art.193 apartado a) de la LRJS, la nulidad de las actuaciones desde el momento anterior a dictarse la sentencia, por entender que el fallo que se combate infringe el art. 115 de la LRJS en relación con los arts. 115.1 b) y 97.2 del citado cuerpo legal.

Alega la que recurre que, en el escrito de demanda el actor solicitaba en el suplico de la misma, que estimándola se anule, revoque o rebaje la sanción impuesta, pues en el hecho quinto del escrito de demanda, se alegaba la incorrecta calificación de los hechos efectuada por la empresa, pues mientras que la empresa los calificó como muy graves a tenor del art. 459.27, supuesto C-620, la parte demandante entendía que en todo caso debería calificarse como falta grave a tenor del art 458.38 supuesto C-610 del convenio colectivo.

La sentencia acoge en el fundamento de derecho quinto la tesis defendida por la demandante, es decir que la infracción cometida es la de no observar las señales a la entrada salida o paseo por la estación, entendiendo en consecuencia que se trata de una falta grave art 458.38 supuesto C-610 del convenio colectivo.

Pero a pesar de apreciar que la falta no ha sido adecuadamente calificada por la empresa y acoger la tesis del demandante, la recurrente entiende que no aplica el art. 115.1.C) de la LRJS que impone un pronunciamiento que conlleva necesariamente la revocación en parte de la sanción, y nunca la revocación total prevista en el art. 115.1.b) de la LRJS, con lo que la sentencia está infringiendo una norma procesal que determina el pronunciamiento que debe contener la sentencia a la vista de los hechos probados y los fundamentos de derecho de la misma. En consonancia con lo anterior, existe una incongruencia de la sentencia.

Así mismo alega la infracción del art-17.2 in fine LRJS entendiendo que la sentencia no está suficientemente fundamentada.

Debemos recordar que el artículo 115.3 de la LRJS no permite recurso alguno contra las sentencias dictadas en procedimiento de sanciones, salvo en los casos de sanciones por faltas muy graves, apreciadas judicialmente, que obviamente no es el caso. Luego el recurso, como ha resuelto la Sección 1ª de esta Sala, no se debió admitir.

En resumen, podemos decir que plantea la recurrente en primer lugar que la sentencia no debió revocar totalmente la sanción sino revocarla parcialmente, autorizando a la empresa la imposición de una sanción correspondiente a falta grave.

El artículo 115 de la LRJS señala:

Artículo 115. Contenido de la sentencia.

1. La sentencia contendrá alguno de los pronunciamientos siguientes:

a) Confirmar la sanción, cuando se haya acreditado el cumplimiento de las exigencias de forma y la realidad del incumplimiento imputado al trabajador, así como su entidad, valorada según la graduación de faltas y sanciones prevista en las disposiciones legales o en el convenio colectivo aplicable.

b) Revocarla totalmente, cuando no haya sido probada la realidad de los hechos imputados al trabajador o éstos no sean constitutivos de falta, condenando al empresario al pago de los salarios que hubieran dejando de abonarse en cumplimiento de la sanción.

c) Revocarla en parte, con análogo pronunciamiento de condena económica por el período de exceso en su caso, cuando la falta cometida no haya sido adecuadamente calificada, pero los hechos constituyan infracción de menor entidad según las normas alegadas por las partes, de no haber prescrito la falta de menor gravedad antes de la imposición de la sanción más grave. En este caso, el juez podrá autorizar la imposición, en el plazo de caducidad de los 10 días siguientes a notificación de sentencia firme, de una sanción adecuada a la gravedad de la falta, y la decisión empresarial será revisable a instancia del trabajador, en el plazo igualmente de caducidad de los 20 días siguientes a su notificación, por medio del incidente de ejecución de dicha sentencia previsto en el art. 238.

d) Declararla nula, si hubiese sido impuesta sin observar los requisitos formales establecidos legal, convencional o contractualmente, o cuando éstos presenten defectos de tal gravedad que no permitan alcanzar la finalidad para la que fueron requeridos, así como cuando tenga como móvil alguna de las causas de discriminación prevista en la Constitución y en la Ley, o se produzca con violación de derechos fundamentales y libertades públicas del trabajador, incluidos, en su caso, los demás supuestos que comportan la declaración de nulidad del despido en el apartado 2 del art. 108.

También será nula la sanción cuando consista en alguna de las legalmente prohibidas o no estuviera tipificada en las disposiciones legales o en el convenio colectivo aplicable.

2. A los efectos de lo previsto en el apartado anterior serán nulas las sanciones impuestas a los representantes legales de los trabajadores o a los delegados sindicales por faltas graves o muy graves, sin la previa audiencia de los restantes integrantes de la representación a que el trabajador perteneciera así como a los trabajadores afiliados a un sindicato, sin dar audiencia a los delegados sindicales.

3. Contra las sentencias dictadas en estos procesos no cabrá recurso alguno, salvo en los casos de sanciones por faltas muy graves, apreciadas judicialmente.

El apartado 1.c de este artículo no impone al juez que autorice la imposición de una sanción adecuada a la gravedad de la falta, sino que es una potestad del juzgador

"El juez podrá autorizar la imposición, en el plazo de caducidad de los 10 días siguientes a notificación de sentencia firme, de una sanción adecuada a la gravedad de la falta"

Sin que ello pueda suponer incongruencia alguna, ya que no ha otorgado ni más, menos o cosa distinta a lo pedido en el suplico de la demanda.

La autorización para imponer una sanción inferior, no puede ser automática, debe constar que se han cumplido las formalidades legales en su imposición o que no haya prescrito, pero eso requiere una actividad de la parte demandada, del empresario que deberá alegar y probar que se puede imponer una sanción menor, por darse todos los requisitos necesarios, sin que el juzgador pueda suplir su inactividad, que es lo que ocurre en este caso, en que la demandada se limita a defender la procedencia de la sanción por falta muy grave, sin que aporte elementos de que se puede imponer una inferior.

Debemos recordar que el vicio de incongruencia se produce cuando existe un desajuste entre el fallo judicial y las pretensiones de las partes, concediendo más (ultra petita), menos (citra petita) o cosa diferente a lo pedido (ultra petita), ninguna de eso ocurre en la sentencia que se recurre, al estimar íntegramente la demanda revocando totalmente la sanción como petición principal de la demanda.

La segunda cuestión que plantea el recurso, es entender que se vulnera el artículo 97.2 de la LRJS, tachando a la sentencia de no fundamentar suficientemente la misma, entendemos que la sentencia está suficientemente razonada, y recordamos que el juez a quo no viene obligado a autorizar la imposición de una sanción inferior, como pretende la recurrente, sino que el juez podrá autorizar la imposición, en el plazo de caducidad de los 10 días siguientes a notificación de sentencia firme, de una sanción adecuada a la gravedad de la falta.

Por supuesto no existe indefensión alguna de la demandada, que ni siquiera razona mínimamente en su recurso.

Lo expuesto nos lleva con desestimación del recurso a confirmar la sentencia de instancia con imposición de costas a la recurrente incluidos los honorarios del letrado impugnante que la Sala fija el 400 €.

FALLO

Desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por la representación letrada de Renfe Viajeros contra la sentencia de 29-2-2014, del Juzgado de lo Social nº 15 de Madrid, en virtud de demanda formulada por el Sindicato de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios contra la recurrente, y confirmamos la sentencia de instancia con imposición de costas a la recurrente incluidos los honorarios del letrado impugnante que la Sala fija en 400 euros.

MODO DE IMPUGNACIÓN

Se hace saber a las partes que contra esta sentencia cabe interponer recurso de casación para la unificación de doctrina que ha de prepararse mediante escrito presentado ante esta Sala de lo Social dentro del improrrogable plazo de 10 días hábiles inmediatos siguientes a la fecha de notificación de esta sentencia.

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=AN&reference=7454669&links=%22945%2F2014%22&optimize=20150826&publicinterface=true

VER OTRAS SENTENCIAS DE TEMAS LABORALES

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASLAB.html