LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


SENTENCIA DEL TSJ DEL PAÍS VASCO DE 10-02-2015


Seguir a @PIRENAICADIGITA


SENTENCIA DEL TSJ DEL PAÍS VASCO DE 10-02-2015 SOBRE DETERMINACIÓN DE CONTINGENCIA DE INCAPACIDAD TEMPORAL

RESUMEN

Recurso de suplicación interpuesto por Telefónica de España, S.A.U. contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 10 de Bilbao, de 28-7-2014, dictada en proceso sobre determinación de contingencia de Incapacidad Temporal (I.T.) y entablado por Telefónica de España , S.A.U. frente a D Teodoro, el INSS y la TGSS.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- En la sentencia de instancia la relación de hechos probados es la siguiente:

D. Teodoro, nacido en 1.950 afiliado al Régimen General de la Seguridad Social, ha venido prestando servicios para la empresa Telefónica de España SAU, siendo su profesión habitual la de operador auxiliar de planta.

El Sr Teodoro tenía jornada el día 17-4-2013 de 7,30 a 15,00 horas.

El demandante sobre las 9,00 horas en su puesto de trabajo, comenzó con una clínica de adormecimiento del hemicuerpo izquierdo y disartria, por lo que ingresó en el servicio de urgencias del Hospital de Cruces.

La empresa es autoaseguradora de la I.T. tanto de contingencia común como profesional.

El demandante ha estado en situación de I.T. desde el 18-4-2013 hasta el 28-6-2013.

El demandante intereso la valoración de la contingencia del proceso de I.T.. Iniciadas actuaciones para la declaración de I.T. derivada de accidente de trabajo, por resolución de 2-9-2012 se declaró la contingencia del proceso de I.T. derivado de accidente de trabajo.

Interpuesta reclamación previa por la empresa, por resolución de 15-10-2013 se desestimó la misma

SEGUNDO.- La parte dispositiva de la Sentencia de instancia dice:

"Desestimando la demanda formulada por la Telefónica de España SAU frente al INSS, TGSS y D. Teodoro, absuelvo a los demandados de cuanto se reclama en la misma confirmando lo resuelto en la vía administrativa."

TERCERO.- Telefónica de España, S.A.U., formalizó recurso de suplicación contra tal resolución, recurso que fue impugnado, también en tiempo y forma, tanto por el señor Teodoro como por el INSS.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Telefónica de España, S.A.U. plantea recurso de suplicación contra la sentencia que ha desestimado la demanda que planteó impugnando la contingencia de accidente de trabajo que declaró el INSS en relación al proceso de I.T. que sufrió D. Teodoro entre el 18-4 y el 28-6-2013, demanda que planteó dicha empresa en cuanto que es autoaseguradora de tal situación.

En el escrito de formalización del recurso (como en la demanda) dicha recurrente considera que la contingencia determinante de aquella baja es la de enfermedad común y por ello, insta que se revoque tal sentencia y que se estime su demanda, fijando tal contingencia común.

Tal escrito contiene dos motivos de impugnación, respectivamente enfocados por la vía del apartado b y del c del artículo 193 de la LRJS.

Si en el primero pretende la reforma parcial de algún hecho probado de la sentencia y el añadido de otro, en el segundo aduce la infracción, por indebida aplicación al caso, del artículo 115, números 1 y 3 de la LGSS.

Dicho recurso es impugnado por los demandados señor Teodoro y el INSS. En ambos casos se muestra disconformidad con ambos motivos de impugnación y se pide que se desestime el recurso y se confirme la sentencia recurrida, a lo que el señor Teodoro añade la petición expresa de condena en costas del recurso a la recurrente.

SEGUNDO.- Primer motivo de impugnación.

Son varias las modificaciones que se pretenden a los Hechos Probados.

TERCERO.- Segundo motivo de impugnación.

A.- En torno a la presunción de laboralidad del artículo 115, número 3 de la LGSS, sintetizando doctrina jurisprudencial previa, la sentencia del TS de 18-12-2013 explica:

"1) La presunción del artículo 115.3 de la vigente LGSS se refiere no sólo a los accidentes en sentido estricto o lesiones producidas por la acción súbita y violenta de un agente exterior, sino también a las enfermedades o alteraciones de los procesos vitales que pueden surgir en el trabajo .

2) Para la destrucción de la presunción de laboralidad de la enfermedad surgida en el tiempo y lugar de prestación de servicios, la jurisprudencia exige que la falta de relación entre la lesión padecida y el trabajo realizado se acredite de manera suficiente, bien porque se trate de enfermedad que por su propia naturaleza descarta o excluye la acción del trabajo como factor determinante o desencadenante, bien porque se aduzcan hechos que desvirtúen dicho nexo causal.

3º) La presunción no se excluye porque se haya acreditado que el trabajador padeciera la enfermedad con anterioridad o porque se hubieran presentado síntomas antes de iniciarse el trabajo, porque lo que se valora a estos efectos no es, desde luego, la acción del trabajo como causa de la lesión cardiaca, lo que no sería apreciable en principio dada la etiología común de este tipo de lesiones. Lo que se valora es la acción del trabajo en el marco del artículo 115.2.f) LGSS como factor desencadenante de una crisis, que es la que lleva a la situación de necesidad protegida; y esta posible acción del trabajo se beneficia de la presunción legal del art. 115.3 y no puede quedar excluida solo por la prueba de que la enfermedad se padecía ya antes; pues, aunque así fuera, es la crisis y no la dolencia previa la que hay que tener en cuenta a efectos de protección."

Al igual que en ese caso, en las posteriores sentencias de dicha Sala de 10-12-2014 y 29-4-2014 no se considera relevante el que haya antecedentes patológicos de la enfermedad si el episodio patológico se produce en el lugar y tiempo de trabajo.

B.- En nuestro caso, partimos de que el demandante, que no tenía ningún antecedente previo de patología cerebro vascular, el día 17-4-2013 tenía jornada laboral prevista entre las 7,30 y 15 horas y sobre las 9 horas, estando en su puesto de trabajo, sufrió una clínica de adormecimiento del hemicuerpo izquierdo, habiendo permanecido ingresado en tal hospital 4 días y siendo dado de baja entre el 18-4-2013 y el 28-6-2013.

C.- Partiendo de lo anterior, nos parece bien correcta la sentencia recurrida, pues no compartimos los argumentos de la recurrente.

Y así, en base a que ni en la prueba Doppler, TAC y RMN se objetiva patología cerebro-vascular, la recurrente considera que no hay evidencia de aquel accidente de trabajo.

Pues bien, aparte de que no se discuta la corrección de la baja laboral dada el día 18-4-2013 o su duración hasta el 28-6-2013, por lo que se ha de partir de que se dan las condiciones que para la misma indica el artículo 128 de la LGSS, hemos de significar que en los hechos probados se declara claramente una clínica patológica acaecida en tiempo y lugar de trabajo, clínica constatada por la médico especialista que trató al señor Teodoro cuando llegó al hospital y así se refleja en el propio informe que maneja la recurrente para pretender la reforma fáctica constando en el mismo cuatro días de ingreso hospitalario.

Por tanto, no nos parece de recibo que, cuando se discute solo la contingencia de la baja, se pretenda obviar que existía una clara sintomatología que ha impuesto aquel ingreso, aquellas pruebas objetivas y también la baja laboral cuya etiología se discute, que no su procedencia.

El hecho de que se hable de lesiones residuales y que la recurrente pretenda equiparar las mismas a lesiones antiguas, no lleva a que haya previos antecedentes patológicos de la enfermedad, por lo menos conocidos.

Es decir, que lo que está claro es que, la clínica descrita se produjo en tiempo y lugar de trabajo y ese fue el primer momento en que dicho cortejo o florilegio sintomático apareció.

Además, ya se ha dicho que, incluso si existiesen previas patologías de la misma especie, ello por sí mismo no impediría la operatividad de la presunción, que solo cede si la enfermedad o episodio patológico no puede tener lugar por causa laboral o se prueba que en ese caso no tuvo relación el trabajo con su irrupción, como se ha pretendido explicar al citar aquella jurisprudencia.

Por otra parte, el hecho de que el demandante tenga dos factores que pueden predisponer a patología cerebro-vascular no es relevante. En tal sentido, la sentencia del TS que cita la entidad gestora impugnante de 23-7-2009. Además, ya se ha dicho que, incluso con la patología constatada y ante un nuevo episodio en tiempo y lugar de trabajo, trabajando, la presunción solo cede en esos dos casos.

Pues bien y entrando a examinar si se da uno u otro de los dos supuestos en que la jurisprudencia considera que no cabe hablar de accidente de trabajo, se ha de decir que en el tipo de actividad profesional que tratamos, operador auxiliar de planta, por su propio contenido no puede descartarse que pueda generar o coadyuvar a generar este tipo de crisis.

En consecuencia, desestimamos el recurso.

FALLO

Desestimamos el recurso de suplicación formulado por Telefónica de España, S.A.U. contra la sentencia de 28-7-2014, dictada por el Juzgado de lo Social nº 10 de Bilbao en los autos seguidos ante el mismo y en los que también son partes D. Teodoro, el INSS y la TGSS. En su consecuencia, confirmamos la misma.

Condenamos a las costas del recurso a la parte recurrente, que deberá abonar 1.000 euros en concepto de honorarios de letrado de las dos partes impugnantes de su recurso, cantidad que se distribuirá a razón de 500 euros para cada uno de los dos letrados. Acordamos la pérdida y destino legal del depósito necesario realizado para recurrir.

Contra esta sentencia cabe recurso de casación para la unificación de doctrina ante el TS, que deberá prepararse dentro de los 10 días hábiles siguientes al de su notificación.

VER SENTENCIA

http://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=AN&reference=7343113&links=%2264%2F2015%22&optimize=20150407&publicinterface=true

VER OTRAS SENTENCIAS SOBRE TELEFÓNICA

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIASTEL.html