LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


LA SEGURIDAD SOCIAL DEBÍA CASI 7.000 MILLONES AL SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO A CIERRE DE 2015


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->

Seguir a @PIRENAICADIGITA


LA SEGURIDAD SOCIAL DEBÍA CASI 7.000 MILLONES AL SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO A CIERRE DE 2015

Madrid (Europa Press)

La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) adeudaba al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) unos 6.940 millones de euros a cierre de 2015, según consta en las cuentas anuales del SEPE correspondientes a dicho ejercicio y a las que ha tenido acceso Europa Press.

Es la primera vez desde el inicio de la crisis en que la Seguridad Social debe dinero al SEPE, ya que en los años previos la situación era a la inversa. En concreto, el Servicio Público de Empleo figuró como deudor de la Seguridad Social desde 2008 a 2014, coincidiendo con la desfavorable coyuntura económica.

En cambio, en momentos de bonanza, esta situación se invierte y la Seguridad Social pasa a deberle dinero al SEPE, según fuentes de Empleo consultadas por Europa Press. Así ocurrió desde 2003 hasta el estallido de la crisis y volvió a suceder en 2015.

La Seguridad Social recauda las cotizaciones por desempleo y formación profesional y paga las prestaciones por desempleo a cuenta del SEPE. Éste, por su parte, debe abonar a la Seguridad Social las bonificaciones a la contratación y por formación profesional.

Según las fuentes consultadas, todos los meses la Seguridad Social remite información al SEPE sobre las cantidades recaudadas y dejadas de ingresar por estos conceptos.

En esta relación se incluye sólo lo recaudado, de manera que un aplazamiento en el pago de cotizaciones concedido por la Seguridad Social a una empresa en 2015 se reconoce contablemente en ese año, pero se cobra en 2016 y ejercicios siguientes, por lo que aparecerá recogido en la cuenta de relación entre la Seguridad Social y el SEPE del año 2016 y siguientes.

Al final de cada ejercicio, esta cuenta de relación arroja un saldo que unas veces es favorable al SEPE y otras a la Seguridad Social. Entre los años 2012-2014, en los que el Servicio Público de Empleo debía dinero a la Seguridad Social, el SEPE realizaba ingresos mensuales de efectivo para reducir su deuda.

La Tesorería General de la Seguridad Social, por su parte, puede efectuar ingresos en efectivo al SEPE o esperar a que los gastos por prestaciones y bonificaciones sean superiores a la recaudación por cotizaciones para recortar su deuda de manera paulatina.

En las cuentas del SEPE de 2015, la Seguridad Social figuraba como deudora por importe de 6.940 millones de euros, aunque la Seguridad Social, en sus cuentas, situaba esta cifra en 6.941 millones. Esa diferencia de un millón de euros se ha ido conciliando a lo largo de 2016.