LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


EL SUPREMO FALLA CONTRA UGT-A


Seguir a @PIRENAICADIGITA


EL SUPREMO FALLA CONTRA UGT-A POR EL ERTE A 57 TRABAJADORES

Sevilla

Los magistrados subrayan las "dudas sobre la fiabilidad" de la documentación aportada

El fallo subraya que UGT-A, que lo justificó con causas económicas, no actuó de buena fe (QUÉ VERGÜENZA)

El sindicato (QUIERE DECIR LA EMPRESA) tendría que pagar casi un millón de euros a los trabajadores afectados.

El Tribunal Supremo acaba de confirmar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que declaró nulo el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que la federación andaluza de UGT aplicó a 57 trabajadores de su plantilla.

El cumplimiento de esta sentencia le podría costar a UGT casi un millón de euros, según ha explicado el abogado de los trabajadores, Alberto de los Santos Díaz Matador, ya que el sindicato tendrá que abonar los salarios dejados de percibir por los empleados afectados y las correspondientes cotizaciones a la Seguridad Social.

El fallo del Tribunal Supremo llega, además, en un momento complicado para el sindicato, ya que la Junta de Andalucía le está reclamando la devolución de 15,3 millones de euros en subvenciones que no ha justificado correctamente, tras la investigación iniciada por la Administración por el escándalo de las facturas falsas destapado por este diario.

La nulidad del ERTE se basa en el incumplimiento del "deber de buena fe" exigido a UGT-A en el periodo de consultas, explica el fallo.

Los magistrados subrayan que se han puesto de "relieve" las "dudas" sobre la "fiabilidad" de los informes aportados por UGT-A para justificar el ERTE. "Pese a haberse facilitado la documentación exigible, la misma resulta poco fidedigna", dice el fallo. La federación andaluza de UGT justificó el ERTE en causas económicas por la reducción de subvenciones y los impagos de la Junta.

"Una cosa es que los documentos aportados sean los que se exige reglamentariamente para la tramitación de la suspensión de contratos de trabajo, y otra distinta es que, pese a ello, tales documentos no contengan información completa y plenamente fiable sobre los datos imprescindibles para la negociación", destaca el Supremo en su sentencia, donde considera que UGT-A «infringió su deber de actuar de buena fe» (LAMENTABLE).

Este ERTE afectaba a 57 trabajadores en Andalucía, 6 pertenecen al centro de UGT-A, esto es, la sede regional, y el resto, la mayoría, proceden de las provincias.