LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


EL SUPREMO VIRA A LA DERECHA Y CAMINA HACIA LA RATIFICACIÓN DE LA REFORMA LABORAL


Seguir a @PIRENAICADIGITA


EL SUPREMO VIRA A LA DERECHA Y CAMINA HACIA LA RATIFICACIÓN DE LA REFORMA LABORAL

Esperanza Balaguer - bez.es

La sentencia que avaló el ERE de Bankia, punto de inflexión

El Supremo avaló la ultractividad de los convenios y anuló los ERE de Coca-Cola y Telemadrid, entre otros fallos contra la reforma laboral

Los tres últimos nombramientos de magistrados han inclinado la balanza hacia el sector conservador, lo que ha dado lugar a la sentencia de Bankia

La primera señal del cambio conservador llegó con la ratificación del ERE de Bankia en marzo

Hasta ahora, el alto tribunal había dado la razón a los trabajadores ante la reforma laboral

Los últimos tres nombramientos de jueces han inclinado la balanza en favor del sector conservador

La mano del presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, sobre la Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha comenzado a dar sus frutos. Los últimos nombramientos de magistrados han alterado el equilibrio existente hasta ahora en favor del sector conservador. Muchos temen que este viraje se traduzca en sentencias que avalen la reforma laboral. El primer fallo en ese sentido, tras años de impugnaciones, llegó hace un mes.

El 15 de marzo, el Pleno de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo dictaminó que Bankia había actuado correctamente al echar a 4.500 trabajadores en su Expediente de Regulación de Empleo (ERE) sin comunicarles de forma individual en sus cartas de despido las razones por la que debían de abandonar la empresa.

Ver sentencia -> http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIATS150320162.html

Este fallo, que contó con 4 votos particulares en contra de los 15 magistrados del tribunal, se interpretó como un triunfo del sector conservador en favor de la reforma laboral y como un punto de inflexión respecto a la opinión del Alto Tribunal sobre la reforma laboral.

"La primera acción evidente de los cambios de posición en la sala se han traducido en esta sentencia", explican a bez.es fuentes de Jueces para la Democracia. Desde que el Gobierno de Mariano Rajoy aprobara la reforma laboral en febrero de 2012, todos los fallos del Tribunal Supremo sobre su articulado habían dado la razón a los trabajadores tumbando los cambios de la nueva ley laboral. Unas decisiones que las empresas y los grandes bufetes no pasaron por alto.

La sentencia más importante llegó el 22-12-2014. Ver sentencia: ->

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/SENTENCIATS22122014.html

El Pleno de la Sala Social del Tribunal Supremo, por mayoría de sus miembros, mantuvo los derechos laborales pactados en un convenio colectivo a pesar de caducar su vigencia al considerarlos derechos individuales del trabajador. La llamada "ultractividad" de los convenios.

Ocho meses antes, el alto tribunal había declarado improcedente el ERE de Telemadrid y en abril de 2015 anuló el ERE de Coca-Cola porque la empresa vulneró el derecho de huelga. Este último falló afectó al despacho Sagardoy Abogados, asesor de la empresa y del Gobierno en la elaboración del texto de la reforma laboral.

"Estas decisiones hicieron que los grandes despachos y las empresas montaran en cólera", declaran las mismas fuentes. El Gobierno pasó a la acción y en junio del año pasado introdujo una enmienda en el Senado para suprimir la figura de los jueces eméritos, con posibilidad de trabajar hasta los 75 años. La renovación de los magistrados se puso en marcha.

Dos nuevos magistrados en menos de un año

La enmienda del Gobierno puso en la línea de salida a 6 de los 13 magistrados que componen la Sala de lo Social del Supremo. Unas retiradas que se producirán en los próximos tres años cuando los magistrados empiecen a cumplir 72 años. Dos jueces ya han sido sustituidos.

En julio de 2015, el CGPJ nombró a Ángel Blasco Pellicer, catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Valencia y presidente de la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos. Un "gran jurista", "netamente conservador" y vinculado al despacho Cuatrecasas, explican otras fuentes conocedoras de la situación.

En noviembre, Lesmes nombró a Sebastián Moralo, que ocupó la plaza vacante por la jubilación de Jordi Agustí Juliá. Moral, de perfil "neutro" y exportavoz de la asociación de jueces Francisco de Victoria, formaba parte hasta entonces de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

En abril de 2014, ya se había incorporado a la Sala de lo Social del alto tribunal en sustitución por jubilación de Aurelio Desdentado, Antonio Sempere, catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y desde 2010 coordinador del área laboral de Gómez-Acebo & Pombo. Otro de los grandes despacho españoles, que, entre otros, planificó el ERE de Intereconomía, previo a la reforma laboral.

Estos movimientos se han interpretado desde la judicatura como "una maniobra de Lesmes para que la sala cuente con jueces afines", señalan las mismas fuentes. Hasta la enmienda presentada por el PP, los cargos en el Supremo eran casi vitalicios. Con estos cambios, la división en dos sectores se ha inclinado en favor de los conservadores, lo que se ha puesto de relieve en la sentencia sobre Bankia dictada hace menos de un mes.

Este fallo fue secundado por 9 magistrados con el voto en 4 de cuatro. Estos últimos fueron el núcleo duro del ala progresista de La Sala. Sus nombres: Fernando Salinas, María Luisa Segoviano, Rosa Virolés -ponente de la sentencia de la ultractividad- y Jordi Agustí, que ya no está.

Todos ellos concluyeron en el texto de la sentencia que la decisión secundada por sus compañeros constituía "otro paso más en el muy importante retroceso en las facultades del control judicial del despido".

¿Qué puede pasar ahora con la falta de Gobierno? "No se esperan mejoras", concluye el magistrado de Jueces para la Democracia.