LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


TIEMPO DE JUICIOS


Seguir a @PIRENAICADIGITA


TIEMPO DE JUICIOS

Artículo de Ermengol Gassiot - Secretario General de CGT Cataluña

El martes 30 de junio dos compañeros sentarán en el banquillo ante un juez o una jueza. En el complejo que llaman la Ciudad de la Justicia, en L'Hospitalet de Llobregat. En uno de ellos, Roger, lo acusan de haber bajado dos persianas un día de huelga general. Con cinismo, dicen delito contra la "libertad de los trabajadores". Y de resistirse cuando un par de guardias urbanos se le abalanzaron encima para detenerlo. Por todo ello puede ir seis años en prisión. El otro es el Merca. Le piden dos años de cárcel por el simple hecho de recriminar a los guardias el trato que le estaban dando al Roger mientras la inmovilizaban. De hecho, si lo denunciaron es porque le conocían de la ya lejana pero todavía referencial, anda por "Dos días". Había tenido un papel activo.

Me temo que el juicio del 30 será noticia pero poco. Hablaremos en los espacios militantes. Quizás menos que si no hubiera existido la actual fiebre institucionalista o institucionalizador, pero hablarán. A nivel de los grandes medios ya sabemos que el juicio no generará ruido, a no ser que el Ayuntamiento de Barcelona, la principal acusación del caso, retire la denuncia que en su momento hizo.

En todo caso, a las puertas del verano la repercusión del juicio será mucho menor a la que debería tener. Pretenden encarcelar un militante referencial de la izquierda independentista de un barrio de Barcelona e implicado en luchas de su barrio. Y un sindicalista que, entre otros, fue una de las caras públicas de la gran lucha de los conductores de autobuses del curso 2008-2009: el Merca que, además, ahora mismo es secretario de acción sindical de la CGT, uno de los sindicatos más importantes de nuestro país.

Su juicio quedará sumergido en una larga lista de otras situaciones similares que hace que este episodio deje de ser excepcional, en el sentido de que no es una situación única. Hace pocos días el Tribunal Supremo confirmó la condena del Alfon, el joven de Vallecas solidario y militante en las luchas de los trabajadores. Y el mismo día lo detuvieron y ahora está en prisión.

Como Roger y el Merca, había participado también en una huelga general. Y pocos días más tarde, asistiremos también a una vista judicial en Tarragona. Será el 9 de julio y se sentarán en el banquillo 4 antiguas trabajadoras de la fábrica Experto, del Arboç, y dos sindicalistas de la CGT actualmente jubilados.

Ahora los pueden condenar a entre 3 y 4 años de prisión por luchar contra el cierre de su fábrica, hace casi 11 años. Y la lista podría continuar en otoño, cuando continuarán los juicios hacia decenas de imputados / as en las últimas huelgas generales.

Junto a muchos otros, habrá también las actuales secretaria general y de organización de la CGT de Barcelona. Y muchos otros militantes de la izquierda anticapitalista. Los que ponen el cuerpo y su día a día, más allá de grandes titulares y figuras mediáticas.

El día 30 de junio juzgarán a los dos compañeros para defender las condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras, del conjunto de la población. Pasados los años, se han hecho patentes los efectos de la reforma laboral de febrero de 2012, la que había motivado la huelga general.

Los salarios nominales, y aún más los reales, han bajado y ahora hay trabajadores/as en activo que son pobres. Las horas extras, y con ellas las jornadas laborales, han crecido. El miedo a perder el trabajo, a sufrir cambios en la jornada laboral, a una reducción del salario, a tener que trabajar por encima de tu contrato, ...., Toda este miedo y otras son mucho más frecuentes hoy que a inicios del 2012. Se juzgará, pues, la solidaridad. La no resignación a ser una pieza más en la reordenación del Capitalismo que estamos sufriendo los últimos años.

Los acusan dos instituciones, Ayuntamiento de Barcelona y Generalitat, que dicen representarnos. No hace falta decir demasiado más. No nos sentaremos a esperar que alguien corrija esta situación. De estas instituciones no espera soluciones.

Nosotros estos días saldremos a la calle y alzaremos nuestra voz. Por el juicio de Roger y del Merca, pero también por los compañeros del caso Experto. Por la prisión de Alfonso y para el otoño que nos vendrá. Lo haremos hablando de represión.

Pero, sobre todo, lo haremos construyendo día a día la alternativa a las situaciones que denunciamos. Desde los barrios y pueblos hasta los centros de trabajo. Esta será nuestra verdadera respuesta a la represión. Y haciéndolo haremos sentir que estamos al lado de nuestros compañeros represaliados. A su altura ya la de su compromiso de que, en definitiva, es con la Humanidad.