LA PIRENAICA DIGITAL

PAGINA DE LA CLASE OBRERA


LA RECUPERACIÓN NO LLEGA A LOS CONVENIOS


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->

Seguir a @PIRENAICADIGITA


LA RECUPERACIÓN NO LLEGA A LOS CONVENIOS: CASI UN MILLAR QUEDARON EN SUSPENSO EN 2018

Vicente Clavero - Público

- 4 años después del fin de la crisis, siguen inaplicándose las condiciones (sobre todo salariales) más favorables a los trabajadores.

La facultad de las empresas de dejar en suspenso mejoras clave de la negociación colectiva fue potenciada por la reforma laboral del febrero de 2012 so pretexto facilitar su supervivencia en pleno apogeo de la crisis económica.

Sin embargo, 4 años después del inicio de la recuperación, muchas de ellas siguen ejerciendo esa facultad, que les exime de aplicar lo pactado en materias como los salarios o la distribución del tiempo de trabajo, entre otras.

Por supuesto, no lo pueden hacer unilateralmente, sino mediante acuerdo con los representantes de los trabajadores; pero la capacidad de iniciativa es suya y también la obligación de demostrar que se reúnen los requisitos exigidos para ello. En caso de discrepancia, tienen la posibilidad de apelar a la correspondiente comisión consultiva regional de convenios colectivos o a la nacional, si se trata de empresas con centros de trabajo en más de una comunidad autónoma.

Las causas por las que se puede plantear la inaplicación de un convenio colectivo son de 4 tipos:

- económicas

- técnicas

- organizativas

- productivas

Las económicas, que son las más frecuentes, se entiende que concurren cuando la empresa presenta pérdidas, previsión de pérdidas o una “disminución persistente” de su volumen de ingresos (2 trimestres consecutivos), según la vigente redacción del artículo 82.3 del Estatuto de los Trabajadores.

Estatuto de los Trabajadores

Naturaleza y efectos de los convenios

Artículo 82. Concepto y eficacia.

3. Los convenios colectivos regulados por esta ley obligan a todos los empresarios y trabajadores incluidos dentro de su ámbito de aplicación y durante todo el tiempo de su vigencia.

Sin perjuicio de lo anterior, cuando concurran causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, por acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores legitimados para negociar un convenio colectivo conforme a lo previsto en el artículo 87.1, se podrá proceder, previo desarrollo de un periodo de consultas en los términos del artículo 41.4, a inaplicar en la empresa las condiciones de trabajo previstas en el convenio colectivo aplicable, sea este de sector o de empresa, que afecten a las siguientes materias:

a) Jornada de trabajo.

b) Horario y distribución del tiempo de trabajo.

c) Régimen de trabajo a turnos.

d) Sistema de remuneración y cuantía salarial.

e) Sistema de trabajo y rendimiento.

f) Funciones, cuando excedan de los límites que para la movilidad funcional prevé el artículo 39.

g) Mejoras voluntarias de la acción protectora de la Seguridad Social.

Se entiende que concurren causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos ordinarios o ventas. En todo caso, se entenderá que la disminución es persistente si durante dos trimestres consecutivos el nivel de ingresos ordinarios o ventas de cada trimestre es inferior al registrado en el mismo trimestre del año anterior.

Se entiende que concurren causas técnicas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los medios o instrumentos de producción; causas organizativas cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal o en el modo de organizar la producción, y causas productivas cuando se produzcan cambios, entre otros, en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado.

La intervención como interlocutores ante la dirección de la empresa en el procedimiento de consultas corresponderá a los sujetos indicados en el artículo 41.4, en el orden y condiciones señalados en el mismo.

Cuando el periodo de consultas finalice con acuerdo se presumirá que concurren las causas justificativas a que alude el párrafo segundo, y solo podrá ser impugnado ante la jurisdicción social por la existencia de fraude, dolo, coacción o abuso de derecho en su conclusión. El acuerdo deberá determinar con exactitud las nuevas condiciones de trabajo aplicables en la empresa y su duración, que no podrá prolongarse más allá del momento en que resulte aplicable un nuevo convenio en dicha empresa. El acuerdo de inaplicación no podrá dar lugar al incumplimiento de las obligaciones establecidas en convenio relativas a la eliminación de las discriminaciones por razones de género o de las que estuvieran previstas, en su caso, en el plan de igualdad aplicable en la empresa. Asimismo, el acuerdo deberá ser notificado a la comisión paritaria del convenio colectivo.

En caso de desacuerdo durante el periodo de consultas cualquiera de las partes podrá someter la discrepancia a la comisión del convenio, que dispondrá de un plazo máximo de siete días para pronunciarse, a contar desde que la discrepancia le fuera planteada. Cuando no se hubiera solicitado la intervención de la comisión o esta no hubiera alcanzado un acuerdo, las partes deberán recurrir a los procedimientos que se hayan establecido en los acuerdos interprofesionales de ámbito estatal o autonómico, previstos en el artículo 83, para solventar de manera efectiva las discrepancias surgidas en la negociación de los acuerdos a que se refiere este apartado, incluido el compromiso previo de someter las discrepancias a un arbitraje vinculante, en cuyo caso el laudo arbitral tendrá la misma eficacia que los acuerdos en periodo de consultas y solo será recurrible conforme al procedimiento y en base a los motivos establecidos en el artículo 91.

Cuando el periodo de consultas finalice sin acuerdo y no fueran aplicables los procedimientos a los que se refiere el párrafo anterior o estos no hubieran solucionado la discrepancia, cualquiera de las partes podrá someter la solución de la misma a la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos cuando la inaplicación de las condiciones de trabajo afectase a centros de trabajo de la empresa situados en el territorio de más de una comunidad autónoma, o a los órganos correspondientes de las comunidades autónomas en los demás casos. La decisión de estos órganos, que podrá ser adoptada en su propio seno o por un árbitro designado al efecto por ellos mismos con las debidas garantías para asegurar su imparcialidad, habrá de dictarse en plazo no superior a veinticinco días a contar desde la fecha del sometimiento del conflicto ante dichos órganos. Tal decisión tendrá la eficacia de los acuerdos alcanzados en periodo de consultas y solo será recurrible conforme al procedimiento y en base a los motivos establecidos en el artículo 91.

El resultado de los procedimientos a que se refieren los párrafos anteriores que haya finalizado con la inaplicación de condiciones de trabajo deberá ser comunicado a la autoridad laboral a los solos efectos de depósito.

Desde marzo de 2012 se han inaplicado 10.159 convenios, siendo 2013 el año con una incidencia mayor (2.512). A partir de entonces, la cifra ha ido bajando paulatinamente, como muestran las estadísticas sobre la negociación colectiva que cada mes publica el Ministerio de Trabajo. En 2018, pese a vivir España una etapa de crecimiento sostenido, aún hubo 987 convenios de los que quedó en suspenso alguna mejora fundamental, sobre todo las relacionados con los salarios.

Las empresas que más recurrieron a este procedimiento fueron las del sector servicios, donde se registraron 729 inaplicaciones (un 74% del total), seguido a mucha distancia de la construcción, con 115, y la industria, con 105.

Por tamaño, fueron las pequeñas (de 1 a 49 trabajadores) las más propensas a descolgarse de los convenios (820), aunque hubo 18 de las grandes (más de 250 trabajadores) que también lo hicieron.

Las inaplicaciones no sólo afectan a los convenios de empresa, sino sobre todo a los de ámbito superior (sectoriales o territoriales), que suelen ser los que mejores condiciones contemplan para los trabajadores, debido a la mayor capacidad de negociación de sus representantes sindicales en esos niveles. En concreto, el año pasado sólo 14 de los 987 no aplicados pertenecían al ámbito de la empresa.

https://www.publico.es/economia/negociacion-colectiva-recuperacion-no-llega-convenios-millar-quedaron-suspenso-2018.html