LA PIRENAICA DIGITAL

NOTICIAS LABORALES Y DE SEGURIDAD SOCIAL


CASI 1 DE CADA 4 EMPLEADAS DEL HOGAR SIGUE SIN COBRAR EL SUBSIDIO


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->

Seguir a @PIRENAICADIGITA


CASI UNA DE CADA CUATRO EMPLEADAS DEL HOGAR SIGUE SIN COBRAR EL SUBSIDIO

Lucía Palacios - eldiariomontanes.es

El Gobierno admite problemas en la tramitación de esta nueva ayuda que ya se ha reconocido a cerca de 23.500 trabajadoras y se ha denegado a 1.600

Seis meses y medio después de que estallara la pandemia, en torno a 7.500 empleadas del hogar que se quedaron sin trabajo por culpa del virus siguen a la espera de que el SEPE tramite y pague su prestación, lo que supone que casi una de cada cuatro que lo solicitó ni siquiera ha obtenido respuesta. Así lo reconoció este viernes el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, durante la rueda de prensa de presentación de paro y afiliación de septiembre.

Rey explicó que este subsidio tiene «tintes particulares» al haber estado fuera de la protección por desempleo. Cabe resaltar que es la primera vez en la historia que este colectivo (que no tiene derecho a paro) cuenta con una ayuda estatal. «Ha habido que establecer toda una serie de mecanismos particulares que ha dificultado las gestiones del SEPE», se escudó el número dos de Empleo.

El Gobierno ha aprobado ya 23.473 solicitudes del subsidio extraordinario de desempleo para las empleadas de hogar puesto en marcha ante la pandemia, mientras que ha denegado 1.606 peticiones. La negativa a darles esta prestación, que es del 70% de su base reguladora (igual que sucede con el paro y la prestación por ERTE), es por haber presentado esta solicitud fuera de plazo (el límite para presentar el escrito terminó el pasado 21 de julio), estar duplicadas o no cumplir alguno de los requisitos, como que el despido o la reducción fuera tras el 14 de marzo o que sus ingresos por la actividad laboral no superen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Las empleadas de hogar dadas de alta en la Seguridad Social, y que no contaban hasta esta crisis con derecho a desempleo, pudieron empezar a pedir en mayo este subsidio por despidos o reducción de horas de trabajo relacionados con la covid-19. Sin embargo, la ayuda ha llegado a muy pocas: apenas un 6,2% del colectivo, uno de los más vulnerables. Quienes han cobrado esta ayuda son mayoritariamente mujeres que fueron despedidas durante el estado de alarma, mientras que las que continuaron dadas de alta aunque con reducción de jornada están teniendo más trabas, según ha podido constatar este periódico.

Este sector ha sufrido en mayor medida el impacto de esta pandemia, puesto que ha perdido más de 21.300 empleos desde que estalló esta crisis. Así, el sistema apenas tiene ahora 374.000 afiliadas en el régimen del hogar (en femenino porque ellas son la inmensa mayoría), frente a las más de 394.000 que había en febrero.

El subsidio, con una cuantía que supone el 70 % de la base reguladora de la empleada, es compatible con otras actividades siempre que no se supere el SMI, establecido en 950 euros mensuales.

https://www.eldiariomontanes.es/economia/trabajo/cuatro-empleadas-hogar-20201002123722-ntrc.html