LA PIRENAICA DIGITAL

NOTICIAS LABORALES Y DE SEGURIDAD SOCIAL


SENTENCIA DE LA AN DE 14-12-2020


SUBCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE LA PIRENAICA, ENVIANDO TU DIRECCIÓN DE CORREO -->

Seguir a @PIRENAICADIGITA


UN TRIBUNAL AMPARA A FIJOS DISCONTINUOS QUE QUEDARON EN EL LIMBO POR LA COVID (SENTENCIA DE LA AN DE 14-12-2020)

V. Malagón - ultimahora.es

Falta de actividad. Estos trabajadores tenían que comenzar a trabajar en aeropuertos durante la Semana Santa del año pasado. Sin embargo, no se produjo su incorporación por el estallido de la pandemia. La empresa se acogió a un ERTE que afectó al 90 por ciento de la plantilla.

Una sentencia de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional avala a un grupo de fijos discontinuos que habían quedado en un limbo legal: fuera de la protección especial que se pactó en pleno estado de alarma y sin la cobertura de sus empresas. La resolución, que sigue la línea de otras de tribunales superiores de justicia, ampara a aquellos que habían sido llamados a incorporarse antes de que estallara la pandemia y cuyas empresas revocaron esa incorporación.

La resolución judicial da la razón a un grupo de sindicatos de una compañía aérea que representaban en este procedimiento a más de 230 trabajadores. Todos ellos recibieron correos electrónicos en los meses de enero y febrero del año pasado que les indicaban que debían reincorporarse a sus puestos de trabajo en abril y mayo. Justo en medio de este plazo estalló el primer estado de alarma. La empresa reculó y en una nueva comunicación les informó que no se incorporarían ante la drástica reducción en la carga de trabajo que había detonado a su vez un ERTE que afectaba al 90 por ciento de la plantilla de la empresa.

De esta forma, los trabajadores se quedaban fuera del ERTE y su situación tampoco encaja con la normativa que prolongaba los subsidios de desempleo para los fijos discontinuos que no habían sido llamados a trabajar y que se aprobó la pasada primavera y más tarde en septiembre.

La sentencia declara el derecho de estos trabajadores afectados a la efectiva incorporación en la empresa en la fecha en la que se les había comunicado que se debían incorporar. El tribunal señala que existía «un deber del empresario de incorporar a los trabajadores afectados en una fecha determinada» y añade:

«Si dicha incorporación no pudo llevarse a cabo por la existencia de una fuerza mayor que obliga a suspender la prestación efectiva del servicio, lo correcto hubiera sido actuar con una reducción o suspensión por causas objetivas. No habiendo obrado la empresa de tal manera y habiéndose desentendido de la obligación de darles ocupación efectiva en una fecha determinada, persiste su derecho a la incorporación».

Causa mayor

El argumento de la empresa aludía a que en ningún momento había decidido extinguir la relación laboral con estos trabajadores y que revocó el llamamiento ante una situación de causa mayor que impedía el llamamiento de estos trabajadores.

La consecuencia de la resolución, que todavía puede ser recurrida en apelación, se limita al reconocimiento de la incorporación laboral. Los sindicatos que habían interpuesto la demanda renunciaron al resto de peticiones, aunque se reservan acciones posteriores.

El Real Decreto de septiembre ampliaba las medidas de protección a los fijos discontinuos ante reducción de jornadas o la no existencia de llamamiento por la interrupción de la actividad. La sentencia señala que en esas situaciones «no se encuentra el colectivo afectado por el presente conflicto, esto es, trabajadores con efectivo llamamiento cuya posterior incorporación es rehusada por la empresa».

Un grupo fuera de otros supuestos

El caso ha correspondido a la Audiencia Nacional porque afecta a trabajadores de centros de varias provincias. El tribunal considera que este grupo ha quedado fuera de los supuestos que prevé el real decreto de septiembre que ampliaba la cobertura por desempleo a los trabajadores fijos discontinuos.

FUENTE: https://www.ultimahora.es/noticias/local/2021/01/18/1230697/fijos-discontinuos-limbo-por-covid.html

======================================================

FALLO DE LA SENTENCIA

Estimando la demanda interpuesta declaramos el derecho de los trabajadores con contrato indefinido fijo discontinuo que recibieron el llamamiento para el periodo de actividad de la campaña de verano del año 2020, a la efectiva incorporación en la empresa en fecha de inicio de actividad.

=========================================================

Artículo 25.6 del Real Decreto-Ley 11/2020 en la redacción dada Real Decreto-Ley 30/2020 de 29-9) aplicables hasta el 31-12-2020)

Artículo 25. Medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo

6. La aplicación de las medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo a las trabajadoras y los trabajadores fijos-discontinuos y a los que realizan trabajos fijos y periódicos que se repiten en fechas ciertas, se realizará en los siguientes términos:

a) En el supuesto de que la empresa en la que prestan servicios haya adoptado la decisión de suspender el contrato o reducir la jornada como resultado de los procedimientos regulados en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17-3, las personas trabajadoras afectadas podrán beneficiarse de las medidas establecidas en el apartado 1 de este artículo.

Los trabajadores fijos discontinuos y aquellos que realizan trabajos fijos y periódicos que se repitan en fechas ciertas, que se encuentren en periodo de inactividad productiva, y, por ende, a la espera de la llegada de la fecha en la que procedería su llamamiento y reincorporación efectiva de no mediar la crisis del COVID-19, podrán beneficiarse también de las medidas dispuestas en el apartado 1 de este artículo.

b) Las personas trabajadoras que, sin estar en la situación del apartado anterior, vean interrumpida su prestación de servicios como consecuencia del impacto del COVID-19 durante periodos que, en caso de no haber concurrido dicha circunstancia extraordinaria, hubieran sido de actividad, y como consecuencia de ello pasen a ser beneficiarios de la prestación por desempleo, podrán volver a percibirla, con un límite máximo de 90 días, cuando vuelvan a encontrarse en situación legal de desempleo. Para determinar el periodo que, de no haber concurrido esta circunstancia, hubiera sido de actividad laboral, se estará al efectivamente trabajado por la persona trabajadora durante el año natural anterior en base al mismo contrato de trabajo. En caso de ser el primer año, se estará a los periodos de actividad de otras personas trabajadoras comparables en la empresa. Esta medida se aplicará al mismo derecho consumido, y se reconocerá de oficio por la entidad gestora cuando el interesado solicite su reanudación.

c) Las personas trabajadoras que acrediten que, como consecuencia del impacto del COVID-19, no han podido reincorporarse a su actividad en la fecha que estaba prevista y fueran beneficiarios de prestaciones en aquel momento, no verán suspendido el derecho a la prestación o al subsidio que vinieran percibiendo.

Si en la fecha en la que hubieran debido reincorporarse a la actividad no estuviesen percibiendo prestaciones por desempleo por haberlas agotado, pero acreditasen el período cotizado necesario para obtener una nueva prestación contributiva, la certificación empresarial de la imposibilidad de reincorporación constituirá situación legal de desempleo para el reconocimiento del derecho a dicha prestación.

A las personas trabajadoras a las que se refiere este párrafo les será de aplicación la reposición del derecho a la prestación prevista en la letra b) de este apartado.

d) Los trabajadores que hayan visto interrumpida su actividad y los que no hubieran podido reincorporarse a la misma como consecuencia del COVID-19 y careciesen del período de ocupación cotizado necesario para obtener la prestación por desempleo, tendrán derecho a una nueva prestación contributiva, que podrá percibirse hasta la fecha en que tenga lugar la incorporación a su puesto de trabajo, con un límite máximo de 90 días. La cuantía mensual de la nueva prestación será igual a la de la última mensualidad de la prestación contributiva percibida, o, en su caso, a la cuantía mínima de la prestación contributiva. El mismo derecho tendrán quienes durante la situación de crisis derivada del COVID-19 agoten sus prestaciones por desempleo antes de la fecha en que tenga lugar la incorporación a su puesto de trabajo y carezcan de cotizaciones suficientes para el reconocimiento de un nuevo derecho, en cuyo caso, la certificación empresarial de imposibilidad de reincorporación constituirá nueva situación legal de desempleo. En este supuesto, no les resultará de aplicación lo previsto en la letra b) de este apartado cuando acrediten una nueva situación legal de desempleo.

==================================================